Merrill Lynch ve bien impuesto de 2%

Bank of America Securities-Merrill Lynch indicó que de aprobarse mejorará la recaudación; consideró que sería el paso inicial para dirigirse hacia un impuesto generalizado al consumo.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

De aprobarse, la Contribución para el Combate a la Pobreza propuesta en el paquete económico para 2010 representará el paso más importante para mejorar la estructura de recaudación del sector público de México, afirmó Bank of America Securities-Merrill Lynch (BAS-ML). La institución financiera consideró que esta propuesta, que gravaría con una tasa de 2% las ventas de todos los bienes y servicios, sería "el paso inicial para dirigirse hacia un impuesto generalizado al consumo".

De lo contrario, mayores ingresos y los impuestos a la producción implicarán una carga fiscal adicional a los contribuyentes cautivos, que afectan directamente los ingresos disponibles, advirtió en un análisis sobre el plan fiscal de México.

Desde la perspectiva de recaudación, señaló, la propuesta de gobierno no se dirige a la conveniencia de un reajuste en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), pero tampoco se enfoca a eliminar los privilegios fiscales.

Para aumentar la recaudación en 1.4%, la propuesta se enfoca en ingresos no petroleros, sobre todo en el Impuesto sobre la Renta (ISR) tanto para individuos como para empresas, llegando a 30% desde el 28% previo, y en un gran conglomerado de impuestos a la producción (IEPS).

Señaló que la fragilidad estructural de la recaudación del sector público ha probado ser una seria limitación para implementar medidas contracíclicas efectivas en el ámbito de política fiscal.

De acuerdo a lo reportado por la institución, el Producto Interno Bruto (PIB) de México mostrará la contracción más fuerte de América Latina en 2009, de 6.8% anualizado, a nivel global, muchos países tendrán que recurrir al déficit fiscal debido a un incremento en el gasto como manera de atemperar los efectos de la fuerte desaceleración global.

Sin embargo, precisó, el déficit proyectado para México en 2010 provendrá de recaudaciones fluctuantes -debido a razones estructurales y cíclicas- y de una fuerte inercia de gasto (particularmente de estados y municipios).

El Gobierno mexicano ejercerá la cláusula de excepción, contenida en la ley de responsabilidad fiscal, por primera vez desde su adopción en 2006.

El Gobierno presentó un plan para adquirir un déficit de 2.5%del PIB (299,800 millones de pesos) en 2010, con la intención de regresar al equilibrio en 2010.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La firma estimó que la propuesta fiscal del Ejecutivo para 2010 busca dirigirse tanto a la recaudación como al gasto y, al parecer, evitar depender de la deuda aún más.

La propuesta del Ejecutivo debe ser considerada sólo como un punto de partida en el debate que tendrá lugar en el Congreso durante los siguientes meses, en donde se proyectará la mejora en la reforma de México (y la calificación crediticia) en el panorama económico a mediano y largo plazos, concluyó.

Ahora ve
Alemania tiene el reloj cucú más grande de todo el mundo
No te pierdas
×