Plan fiscal, en dirección deseable: OCDE

La organización dijo que la propuesta va con las tendencias seguidas por la mayoría de los países; consideró que el paquete económico para 2010 va en dirección de cumplir con una reforma deseable.
monedas-oro-economia-dinero-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Las propuestas incluidas en el paquete económico para 2010 "van en la dirección" de cumplir con los principios de una reforma fiscal deseable, opinó el director interino del Centro de la OCDE en México para América Latina, José Antonio Ardavín.

Consideró que las modificaciones fiscales incluidas en el paquete de 2010 cumplen con algunos de los principios y tendencias que han seguido la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Los principios de una reforma fiscal deseable son: Que sea mucho más simple y justa; que mejore la eficiencia tributaria; que permita ir quitando la dependencia del petróleo; y que promueva la distribución de las responsabilidades fiscales entre entidades de gobierno de una forma más adecuada.

A la pregunta de si la propuesta de paquete económico de México para 2010 cumple con estos principios, el funcionario de la OCDE dijo: "Creo que va en esa dirección, pero no sólo el paquete, sino muchas de las propuestas que han hecho los distintos actores políticos".

El funcionario se reservó opinar sobre la propuesta de Contribución para el Combate a la Pobreza que de aprobarse gravaría con 2.0 por ciento la venta de todos los bienes y servicios en México, ya que no es papel de la OCDE juzgar algún tema en particular.

"Cada país sabe qué es lo mejor para su propia economía, entonces cada país tiene distintas alternativas de acuerdo con su sistema", subrayó el director interino del Centro de la OCDE en México para América Latina.

Aclaró que a la OCDE no le corresponde entrar a la discusión política sobre el mejor mecanismo fiscal que deben tener los países, pero sí puede poner sobre la mesa cuáles son algunas de las tendencias y mejores prácticas a nivel internacional en la materia.

Por ello, el Centro de la OCDE en México ha puesto a disposición del gobierno, legisladores y sociedad en general, en su página de Internet, una serie de cuadros comparativos en materia fiscal sobre la estructura tributaria mexicana y en el resto de los países miembros de la organización internacional.

De acuerdo con estas tendencias, casi todos los países de la OCDE tienen una mezcla de impuesto al ingreso, al consumo y a algunos bienes y servicios, como el tabaco y alcohol, que por ser nocivos para la salud han sido tasados con un impuesto mayor.

"Se ha visto una tendencia importante en que los impuestos al consumo tengan un mayor porcentaje de lo que venían siendo de la recaudación total, porque son impuestos sumamente generalizados", expuso Ardavín.

Así, enumeró, los principios generales de una reforma fiscal deseable son: Que sea más simple y justa, es decir que tenga una base tributaria más amplia y permita recaudar con base en todos aquellos que no estaban siendo parte de la recaudación.

Además, que mejore la eficiencia tributaria, porque "hay muchos impuestos en México que, aunque se cobran, no tienen una alta eficiencia y en parte es por los distintos huecos que se le han ido creando".

Asimismo, que permita tener una menor dependencia del petróleo, ya que "las finanzas públicas son extremadamente dependientes de esos ingresos, y eso no puedo continuar así".

El otro principio es una mejor redistribución de responsabilidades entre gobiernos nacionales y gobiernos locales, porque han crecido las responsabilidades de gasto de los segundos, pero las de ingreso no lo han hecho en la misma proporción "y ahí hay un desfase importante".

Ardavín opinó que las modificaciones propuestas en el paquete económico 2010 "van en esa dirección" de una reforma fiscal deseable, pero subrayó que serán los distintos actores en México los que tomen la mejor decisión.

Cuestionado sobre si un aumento de impuestos puede desalentar la incipiente recuperación económica de México, tras los efectos de la crisis global, dijo: "Hay que ser muy prudentes con ese asunto, hoy una prioridad es salir de la crisis".

"Entonces deberá verse que el resultado final permita una salida de la crisis pronta, que no se desaliente la inversión, que haya una salida importante de la crisis, que no se desaliente la contratación y el empleo; eso es fundamental".

Desgraciadamente, continuó, en México las alternativas han bajado cada vez más porque tiene ingresos fiscales sumamente bajos, tanto entre los países de la OCDE como a nivel latinoamericano.

"Entonces cada país tiene sus propias problemáticas y en el caso de México, las alternativas no son precisamente muchas, entonces es una situación difícil; es por eso que los actores políticos deberán balancear todos estos factores", expuso.

En su opinión, "hay que ser prudentes con el tema de la deuda", porque si bien México tiene un cierto margen para ampliar el déficit, también es un país en desarrollo y "los mercados financieros se fijan y cierran el crédito muchas veces si uno empieza a excederse en deuda".

El funcionario de la OCDE estimó que con prudencia hay margen para trabajar en los tres aspectos que contiene el paquete económico para 2010, propuesto por el Ejecutivo mexicano al Congreso federal.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por un lado, en una moderada deuda en la que además se deje muy claro que es temporal, y por otro, ajustes para aumentar los ingresos, que ha sido una de las deficiencias fundamentales del sistema mexicano.

El otro aspecto, añadió Ardavín, es reducir el gasto, como ya se han puesto sobre la mesa algunas alternativas, "es importante, buscarle y encontrarle cuáles son las mejores vías de reducir el gasto".

Ahora ve
Historias de abuso sexual que han sacudido al mundo del entretenimiento
No te pierdas
×