Congreso revisa impuesto de 4% a mineras

El gravamen a la producción minera analizado por los legisladores forma parte de la reforma fiscal; las empresas estiman que el impuesto ahuyentará las inversiones y será una carga para los proyectos.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El Congreso de México se encuentra considerando un impuesto del 4% a la producción minera como parte de una reforma fiscal para impulsar la recaudación en medio de la profunda recesión.

Pero todas las principales firmas mineras en México dicen que la medida ahuyenta las nuevas inversiones y aplica una carga a los proyectos existentes, en momentos en los que los precios de los metales se han desplomado desde máximos históricos.

México tiene una de las recaudaciones fiscales más bajas en Latinoamérica, y el presidente Felipe Calderón intenta que se apruebe una controversial reforma que reduciría la dependencia del país de los ingresos petroleros.

Las mineras pagan actualmente impuestos sobre las concesiones de tierra que van desde los 50 centavos (0.03 dólares) hasta los 101 pesos (7.50 dólares) por hectárea, dijo el senador opositor Francisco Arroyo, quien se encuentra detrás de la propuesta, que no logró el apoyo del partido de Calderón.

México ha sido un destino histórico para la inversión minera, por su riqueza en minerales y por sus accesibles leyes para las empresas.

Las principales mineras del país, incluyendo al gigante productor de cobre Grupo México y Fresnillo, el mayor productor de plata en el mundo -propiedad de Peñoles- dicen sentirse amenazadas por el proyecto de reforma.

"Lo que va a hacer esto es definitivamente frenar el desarrollo de la minería, y como la minería es global, los inversionistas van a ir otros países", dijo Xavier García de Quevedo, presidente de Minera México, filial de Grupo México.

Aunque México seguirá siendo atractivo, la decisión de imponer un impuesto en la producción y no sobre las ventas es contraproducente, dijo Rodrigo Heredia, analista de la casa de bolsa Ixe.

"Se vería más apropiado imponer cargos sobre el volumen de ventas y no sobre la producción, porque de otra forma, el tributo se impone en los niveles de inventario, indispensables en esta industria cíclica", señaló Heredia.

Dinero a pueblos mineros

Arroyo, un senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo estar abierto al debate con las mineras en aspectos técnicos, pero señaló que su prioridad es asegurar que más recursos terminen en los pueblos mineros, a menudo ubicados en zonas pobres y aisladas.

"Tenemos pueblos mineros muy bellos que se están cayendo a pedazos por descuido", dijo Arroyo, originario del estado de Guanajuato, cuyos ricos depósitos de minerales han sido explotados desde la época de la Conquista Española.

"Yo vengo de un municipio en donde he visto pasar la vida con muchos mineros muy ricos y pueblos muy pobres, y así crecimos, mi padre era médico de los mineros en Guanajuato", señaló.

Tras las elecciones legislativas de julio, el PRI se convirtió en la mayor fuerza política del Congreso, desplazando al conservador Partido Acción Nacional (PAN), al que pertenece Calderón.

El PRI ahora es clave para la aprobación del plan fiscal de Calderón, que es analizado por el Congreso en momentos en los que el país trata de evitar un posible recorte en sus calificaciones de deuda soberana.

Las agencias calificadoras han manifestado su preocupación por la dependencia del Gobierno en los ingresos petroleros y la baja recaudación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La mayoría de los senadores del PRI están contra la propuesta de Calderón, que incluye un nuevo impuesto de carácter general de 2%.

 

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×