El ingreso de los asalariados cae 4.1%

Banxico señaló que la masa salarial del sector formal se contrajo al cierre del primer semestre; indicó que los rubros de transformación, construcción y servicios tuvieron más pérdidas de empleos.
punto-de-venta-prodducto-comprar-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Verónica Galán
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La masa salarial del sector formal de la economía en México se contrajo 4.1%, en términos reales, al cierre del primer semestre de 2009, cifra que se compara desfavorablemente contra los incrementos de 5.7% y 2.2% observados en 2007 y 2008, respectivamente, detalló el miércoles el Banco de México (Banxico).

El índice de masa salarial representa los pagos en salarios, sueldos y prestaciones sociales que efectúan los patrones para retribuir el trabajo de obreros y empleados.

"En el primer semestre de 2009 (...) la disminución que registró la actividad económica se vio reflejada en una reducción significativa de la demanda de trabajo y en aumentos en las tasas de desocupación y subocupación", advirtió el banco central en su Informe de Política Monetaria.

La crisis económica que atraviesa el país ha provocado ya la pérdida de más de 596,000 empleos formales, en los últimos 12 meses, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

La pérdida de plazas es resultado directo de la contracción económica que el Gobierno federal espera será de 6.8% en 2009, aunque el Banxico y expertos económicos estiman que llegaría hasta 7.5%.

El sector industrial fue el que registró mayor pérdida de empleo formal, sobre todo en los rubros de transformación y construcción, con bajas de 11 y 9.5%, respectivamente; mientras que el sector servicios sufrió una baja de 0.7%, detalló el banco central en su informe.

El consenso de los analistas pronostica que el empleo se recuperará a los niveles previos a la crisis --unos 14.4 millones de asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)-- en dos años, después de que en éste se espera la pérdida de 619,000 plazas de trabajo.

Mientras la masa salarial de los trabajadores se contrajo, el gasto corriente gubernamental subió 13.5% a julio pasado, frente al mismo mes del año previo.

El gasto corriente incluye los salarios de los funcionarios y servidores públicos, así como los gastos de operación, compra de bienes como telefonía y combustibles, que permiten la realización de las funciones.

Pocas esperanzas para 2010

La difícil coyuntura económica que enfrentará México para 2010, aunado a que cerca del 40% de los ingresos del Gobierno federal provienen de la venta de petróleo, que disminuirá el próximo año, obligará a quienes aún tienen trabajo a apretarse más el cinturón.

El paquete económico propuesto por la administración de Felipe Calderón para el próximo año prevé modificaciones y alzas de tasas en los Impuestos Sobre la Renta (ISR), Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) y a los Depósitos en Efectivo (IDE), entre otros puntos.

Adicionalmente, prevé la creación de una contribución para el combate a la pobreza, con una tasa de 2% sobre todas las ventas de productos y servicios.

Los nuevos tributos, de aprobarse, recaerán en gran parte sobre los contribuyentes cautivos, que según expertos fiscales verán mermado su poder adquisitivo.

"La propuesta del Gobierno no incluye incentivos a la inversión, el ahorro y creación de empleos. No permite modificaciones que fortalezcan las fuentes de ingreso a largo plazo", indicó recientemente el socio líder de Impuestos de PricewaterhouseCoopers, Carlos Frías.

Sin embargo, la Secretaría de Hacienda afirma que el costo de no aprobar estos cambios es peor.

"El costo de no hacerlo -incrementar por la vía tributaria los recursos gubernamentales- sería mucho mayor puesto que el deterioro de las finanzas públicas definitivamente ahuyentaría el capital, frenando la inversión, el crecimiento económico y perjudicando aún más el empleo", aseguró la dependencia en un informe semanal.

Con las modificaciones que plantea el Ejecutivo federal se podrían recaudar unos 175,700 millones de pesos para el 2010, de los cuales 20,400 millones se compondrían por eficiencias que lograrán en la administración tributaria.

Aunque el Servicio de Administración Tributaria (SAT) prevé que las medidas planteadas ayuden a atraer a unos 4 millones de contribuyentes, los expertos han criticado que el fisco pretende recaudar de los mismos 24 millones de contribuyentes cautivos

 

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×