El peso, a un año de la debacle

La moneda mexicana se ha depreciado 14% desde que inició el periodo de mayor volatilidad; para el cierre del año se estima que el tipo de cambio alcance los 13.37 pesos.
Peso-moneda  (Foto: Archivo)
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Hace precisamente un año la volatilidad de los mercados financieros presentaba su cara más dura contra las monedas del mundo y las compañías mexicanas contribuyeron  a la mayor depreciación del peso tras develarse multimillonarias pérdidas por su exposición a instrumentos derivados. El 6 de octubre de 2008, la moneda mexicana sufrió la peor caída en una jornada diaria desde marzo de 1995, el peso se desplomó un 6.43%, para ubicarse en niveles de 11.98 pesos por dólar a la venta, en medio de la turbulencia financiera global.

Tras la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers, los multimillonarios apoyos gubernamentales de países desarrollados a bancos privados y un rescate financiero estadounidense la moneda mexicana no logró esquivar los golpes de lo que se venía para grandes corporativos mexicanos.

Desde el gigante Cemex, pasando por Vitro y Gruma, hasta la ahora escandalosa Controladora Comercial Mexicana registraron pérdidas por unos 3,000 millones de dólares (mdd), de un instrumento que en el mejor tiempo del peso les trajo fuertes beneficios.

El público inversionista poco sabía de la exposición de estas empresas a los instrumentos que en lugar de ser un seguro les representaron meses de negociaciones, docenas de abogados, una ola de desprestigio e investigaciones por presuntas violaciones a la Ley del Mercado de Valores que aún no se dan a conocer por la ausencia de una sentencia en firme.

La debacle del peso obligó a la Secretaría de Hacienda y al Banco de México a intervenir en el mercado con más de 30,000 millones de dólares desde ese lunes negro, hasta el 30 de septiembre pasado, cuando se suspendió la subasta diaria de dólares y se mantiene una subasta de 250 mdd cuando la moneda se deprecia 2%.

El tipo de cambio alcanzó un máximo de 15.49 pesos por dólar en marzo pasado, desde entonces inició un proceso de estabilidad no exento de volatilidad, para ubicarse en 13.62 pesos al cierre de ayer lunes, una depreciación de 14% en los últimos 12 meses.

"Consideramos que la volatilidad en el tipo de cambio se mantendrá en las próximas semanas", dijo en un reporte Santander.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el corto plazo los movimientos del tipo de cambio dependerán de la información que deje ver la velocidad de la recuperación de la economía estadounidense y de la discusión del Congreso sobre el controvertido paquete fiscal para 2010 que deberá ser aprobado por a más tardar el 31 de octubre.

El consenso de los analistas encuestados por Banco de México espera que el tipo de cambio cierre el año en 13.37 pesos, pero dependerá de la capacidad de la economía para competir en atractivo de inversión con países como Brasil, de mejorar su perfil de deuda o evitar una baja en su calificación crediticia.

Ahora ve
“Todos chipotudos o todos parejos”, dice Guajardo en renegociación del TLCAN
No te pierdas
×