China y la UE, en disputa ante la OMC

El Gobierno de Pekín pide investigación por aranceles impuestos en la compra de tornillos de acero; se queja de que el bloque europeo impone tarifas ilegales en la importación del producto.
GINEBRA (AP) -

China pedirá a la Organización Mundial de Comercio que investigue si los aranceles que impone la Unión Europa por la compra de tornillos de acero chinos cumplen con la normativa internacional, anunció el lunes el país. Pekín se queja de que la UE impone aranceles ilegales a las importaciones de tornillos para artículos que van desde muebles hasta automóviles. La maniobra sanciona injustamente los intereses comerciales de más de 1,700 productores de tornillos chinos, asegura el Gobierno del país asiático.

Por otro lado, la UE acusa a los productores chinos de violar las normas comerciales vendiendo tornillos a precios que son un 30 a un 50% menores que los precios europeos. Los exportadores chinos afirman que sus tornillos son más débiles y baratos que los fabricados en Europa.

La disputa entre ambos poderes comerciales resulta altamente controversial. Beijing señaló que las negociaciones con la UE el mes pasado en Ginebra no resolvieron el problema.

China pedirá que se establezca una junta investigadora cuando la OMC se reúna la semana que viene, anunció el país en un comunicado.

"El Gobierno chino se opone firmemente a cualquier promoción de proteccionismo comercial", indicó el texto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La UE dijo que las acusaciones de actuar incorrectamente son "infundadas" y que los aranceles fueron impuestos "con base en pruebas claras de que hubo competencia desleal de productos chinos y que esta competencia desleal está dañando a la en otras circunstancias competente industria de la UE".

En enero el bloque europeo castigó a los exportadores chinos con aranceles que oscilaban entre un 26.5% y un 85% durante un periodo de cinco años, argumentando que vender a precios por debajo de su valor en el mercado evitaba que los fabricantes europeos obtuvieran ganancias adicionales en momentos en que las ventas se disparaban.

Ahora ve
Asics prueba una nueva forma de hacer calzado deportivo con el microondas
No te pierdas
×