Greenspan y Trichet defienden al dólar

El ex presidente de la Fed dijo no estar preocupado por la caída reciente de la divisa de EU; por su parte, el jefe del BCE descartó que el euro sustituya al dólar como moneda de reserva global.
Alan Greenspan  (Foto: Archivo AP)
NUEVA YORK/ FRANCFORT (CNN) -

El ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan dijo el jueves que no estaba demasiado preocupado por la reciente ola de ventas de dólares que llevaron a la moneda estadounidense a tocar un mínimo en 14 meses.

"No estoy excesivamente preocupado", sostuvo Greenspan en un encuentro del Consejo de Relaciones Exteriores.

No obstante, señaló que en el largo plazo, los déficit fiscales serían incluso mayores que las actuales proyecciones récord.

Agregó que los enormes déficit de Estados Unidos seguirían poniendo presión bajista sobre el dólar y una presión alcista en los costos de endeudamiento.

"Comenzarán a afectar el rendimiento de las tasas de interés de largo plazo", dijo en referencia al déficit.

Al ser consultado sobre el problema de las firmas financieras que son consideradas demasiado grandes como para dejarlas caer, Greenspan respondió: "Si son demasiado grandes como para caer, son demasiado grandes".

Trichet descarta promover al euro

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, dijo el jueves que el euro no fue creado para ser una moneda de reserva global y que el BCE no tiene planes de promoverlo como tal.

Trichet aseguró que la excesiva volatilidad del dólar es una enemiga y que es muy importante lo señalado por las autoridades estadounidenses de que seguirán políticas para mantener un dólar fuerte.

Por otro lado, Trichet sostuvo además que no deberían existir preocupaciones sobre la capacidad del BCE de salir de las medidas no tradicionales adoptadas para enfrentar la crisis financiera.

También instó a los gobiernos a pensar en sus estrategias de salida del gasto en estímulos, mientras los niveles de deuda alcanzan niveles preocupantes.

El BCE ha provisto a los bancos de ilimitadas inyecciones de liquidez desde que se originó la crisis y se ha embarcado también en un programa de compra de 60,000 millones de euros en bonos cubiertos.

"Cuando la situación se normalice, las medidas no tradicionales necesitan ser retiradas gradualmente, y las políticas sustanciales de estímulo deben ser retiradas", dijo Trichet en un discurso en un evento.

"Cuando llegue el momento adecuado, no debería haber preocupación sobre la capacidad del BCE de salir", añadió.

Ahora ve
Rebecca Burger, una estrella de Instagram, murió preparando crema chantilly
No te pierdas
ç
×