México sube impuestos a contracorriente

El Gobierno aplica a los mexicanos gravámenes más altos que los de otros países y recauda menos; el aumento aprobado por los diputados se enfila a golpear la confianza de los consumidores.
Pesos  (Foto: Archivo)
Gisela Vázquez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El aumento de impuestos que está aplicando México va en contrasentido de lo que están haciendo otros países.

Varios países de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico) se inclinan a gravar la parte del consumo, pero se equilibra en la parte de ISR.

Por ejemplo, China tiene un 17% generalizado de impuesto al consumo, pero un ISR de 14; en Chile el IVA es de 19% y el ISR de 17% .

"Somos los únicos locos que gravamos en dos sentidos: consumo e ISR", criticó Fernando Samperio, catedrático de la Facultad de Negocios de la Universidad Anáhuac.

"El problema de México es que con todos los países que compite se ha quedado muy atrasado en la profundidad de la reforma fiscal", dijo.

El argumento del gobierno del presidente Felipe Calderón para aumentar los impuestos es que "las finanzas públicas atraviesan por una situación comprometida debido al impacto negativo de un entorno financiero y económico mundial desfavorable".

España ha sido uno de los países más golpeados por la crisis. En septiembre pasado el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero anunció alzas de impuestos y recortes en gastos para empezar a reducir el déficit público acumulado como consecuencia de la crisis financiera.

En el caso de México, la dependencia de la renta petrolera y la pobre recaudación fiscal se han agravado con la crisis.

Sin embargo, no es problema sólo de esta crisis, como en España. De ahí que Samperio vea que en México el aumento de impuestos va en contrasentido mundial.

"Nos comió el agujero fiscal", recalca.

Países con menor grado de desarrollo tienen una estructura de recaudación más alta que la de México, de apenas 12.8%.

Tal es el caso de Honduras, Ecuador, Nicaragua y Bolivia, cuyos ingresos fiscales como proporción del PIB ascienden a 21, 23, 26 y 32% respectivamente. En países con nivel de desarrollo similar a México son más altos: en Colombia representan el 31%, en Argentina el 32% y en Chile el 27%.

Confianza del consumidor para abajo

El aumento de impuestos en un escenario de recesión económica y elevado nivel de desempleo golpeará a los consumidores.

"Un aumento de impuestos desincentiva el consumo. Lejos de reactivar la demanda por bienes la deprimes", advirtió Rocío Moreno, investigadora del Centro de Análisis e Investigación Fundar.

"La confianza del consumidor se vendrá para abajo con el aumento de impuestos. La poca confianza que se había recuperado se perderá", anticipó Rodrigo Centeno, investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo de México (Cidac).

En septiembre pasado, el Índice de Confianza del Consumidor subió a 81.9 puntos, ligeramente arriba de los 81.5 observados en agosto.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La población de ingresos medios (la clase media), que es la que más consume, será la más afectada, reducirá sus patrones de consumo y tomará un actitud más cautelosa que lo llevará a gastar menos, dijo el economista del Cidac.

"No habrá un estrangulamiento de los consumidores, pero la gente se restringirá más", señaló Miguel Ángel Temblador, socio de práctica de impuestos de la consultora KPMG.

Ahora ve
Barack Obama regresa a la arena política para apoyar a los demócratas
No te pierdas
×