Moody’s reprueba modelo fiscal de México

La calificadora advierte que mientras se recaude a los mismos contribuyentes la nota está en riesgo; la Ley de Ingresos aprobada por los diputados prevé que 116,000 mdp provengan de la misma base.
monedas-economia-recuperacion-dinero-SXC.jpg  (Foto: Cortesía SXC)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Aunque México haya asegurado la nota sobre su calidad crediticia por parte de la calificadora Moody´s, ésta se encuentra en riesgo de bajar algunos escalones de continuar con su modelo recaudatorio insuficiente, dijo el director general de la firma en México, Alberto Jones Tamayo. Moody´s mantuvo la calificación de grado de inversión a Baa1, luego de aprobarse la Ley de Ingresos para 2010 por parte de los diputados y que tendrá que analizarse a su vez por la Cámara de Senadores.

Este proyecto incluye varias modificaciones fiscales como el alza en la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 15 a 16% y del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 28 a 30%, la imposición de un gravamen sobre las telecomunicaciones de 3%, y más carga para productos como tabaco, bebidas alcohólicas y juegos y sorteos, depósitos bancarios, entre otros.

"El sistema recaudatorio mexicano es muy insuficiente y la recaudación no es ni amplia ni profunda, estos cambios que se proponen no atienden a una recaudación más amplia y mucho menos más profunda", dijo en entrevista Jones Tamayo.

Con las modificaciones aprobadas por los diputados dentro del paquete fiscal se espera generar unos 116,000 millones de pesos adicionales para los ingresos del Gobierno, desde los 175,000 millones que preveía la iniciativa que envió Felipe Calderón, presidente de México.

La Ley de Ingresos para 2010 prevé recaudar tan sólo por concepto de impuestos un billón 310,661.5 millones de pesos, desde los 3.17 billones de pesos que se requieren para el próximo año.

Esta recaudación se recargará casi en su totalidad de los poco más de 24 millones de contribuyentes activos que tiene registrados el Servicio de Administración Tributaria (SAT), brazo fiscal de la Secretaría de Hacienda.

El mismo SAT había dicho en semanas recientes que las modificaciones que se prevén realizar en el Código Fiscal Federal, podrían incrementar sólo en 4 millones de contribuyentes con las nuevas herramientas fiscalizadoras que tendrá.

"En ausencia de un modelo fiscal que grave de mayor manera la actividad económica es poco probable que se puedan realizar las inversiones que podrían en su caso acelerar la tasa de crecimiento económico.

"Y en ese sentido eventualmente eso naturalmente que puede tener un impacto en la calificación (soberana) de México", dijo Jones Tamayo.

Las otras dos grandes calificadoras de riesgo crediticio, Fitch Ratings y Standard & Poor´s, mantienen en revisión con implicaciones negativas a la nota de deuda soberana de México, también en grado de inversión, debido a que observan la capacidad del gobierno y de los políticos para aumentar los ingresos públicos y mantener la disciplina fiscal.

Ambas firmas esperaban la aprobación de la Ley de Ingresos para emitir su nueva perspectiva sobre la calificación soberana del país; aunque Standard & Poor's adelantó el miércoles que los diputados tuvieron desaciertos como recargar el paquete fiscal en los mismos contribuyentes activos y "desaprovechar" la oportunidad de incrementar la base gravable con el impuesto a las ventas con una tasa del 2%.

Los diputados realizaron un aumento moderado en el déficit fiscal para el siguiente año a 0.75% del Producto Interno Bruto (PIB), desde la opción de 0.5% que propuso el Ejecutivo federal. A su vez, modificaron al alza la expectativa sobre el precio del barril de petróleo a 59 dólares por barril, desde la propuesta inicial de 53.9 dólares.

Lo anterior, para conseguir recursos adicionales luego de la eliminación del impuesto general a las ventas, propuesto con una tasa del 2%.

Ayer mismo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) reiteró que el paquete fiscal aprobado sólo resuelve la caída de ingresos del 2010, pero todavía no se aprueba la reforma tributaria que requiere el país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Las autoridades esperan una caída en los ingresos presupuestarios de 374,000 millones de pesos para el 2010, boquete que también se tratará de rellenar con la eliminación de tres secretarias de Estado (Turismo, Función Pública y Reforma Agraria) y varios recortes "agresivos" en el gasto público.

Durante este año la Secretaría de Hacienda realizó dos recortes en gasto corriente que sumaron 85,000 millones de pesos, ante la caída de los ingresos presupuestarios de 6.7% en los primeros ocho meses del 2009, especialmente por menores ingresos petroleros y no petroleros (tributarios).

Ahora ve
A excepción de Rusia e Israel, la desconfianza en Trump crece a nivel mundial
No te pierdas
ç
×