La informalidad baja en microempresas

La ilegalidad en las microempresas pasó de 73 a 66% en la última década según Economía; las microempresas requieren apoyos y financiamientos gubernamentales para ser formales.
Tania Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La informalidad en las microempresas mexicanas bajó de 73 a 66% en los últimos 10 años como una respuesta a la necesidad del sector por apoyos y financiamientos gubernamentales, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía (SE).

Las microempresas ocupan a  18.1 millones de personas, lo que representa la quinta parte de la población activa del país y de la economía mexicana, dijo la coordinadora general del Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (Pronafim), María del Carmen Díaz Amador.

Este sector tiene una tasa de crecimiento anual de 2.9%, mientras que la media es de 1.7%, lo que pone de manifiesto la importancia de generar apoyos que permiten aumentar la generación de empleos bajo este esquema, señaló Díaz Amador.

Las microempresas integran hasta a seis individuos quienes luego de un despido se auto emplean, o bien, son profesionistas con actividad independiente como abogados o doctores.

El Pronafin espera colocar un millón de apoyos al finalizar 2009, por un monto total de 1,162 millones de pesos a través de los dos fideicomisos que maneja.

Los financiamientos otorgados a los microempresarios son de 5,000 pesos, y se recuperan en el 96% de los casos, "lo que demuestra el compromiso de los emprendedores".

El 85% de los micronegocios existentes en México están en manos de mujeres.

"Cada peso del que disponemos nos rinde tres pesos a lo largo del año, no damos préstamos a fondo perdido ya que nuestro nivel de recuperación es casi total", señaló Díaz Amador.

En cuanto al impacto de la aprobación de la Ley de Ingresos 2010, la coordinadora del organismo destacó que espera que éste sea significativo para el sector, ya que aseguró que una de las características de las microempresas es la flexibilidad y la adaptación a las necesidades del mercado.

El impacto, aseguró, vendrá para los microempresarios como consumidores a raíz del aumento del IVA a 16%, pero no tendrá mayores repercusiones.

En cuanto al pago de impuestos, la coordinadora agregó que dos terceras partes de las microempresas no tienen un registro contable, lo que podría significar que no aportan al fisco.

"Debemos concentrarnos en dar mayores capacitaciones y más apoyos, pues no debemos olvidar que las microempresas son semilleros que permiten la creación de Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), que son la base económica del país", expresó Díaz Amador.

Ahora ve
Nueva tecnología permite que las fotografías cobren vida
No te pierdas
×