Los empleos en EU regresarán… en 2012

La escasez de crédito y la falta de confianza en la economía podrían frenar la recontratación en EU; los trabajadores del sector automotriz, construcción y financiero podrían no recuperar sus empleos.
calendario  (Foto: Jupiter Images)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

La economía estadounidense está creciendo nuevamente, así que, ¿cuándo podrá reflejarse ese crecimiento en los empleos?

Desafortunadamente, no muy pronto.

La predicción general es que la pérdida de empleos continuará hasta finales de este año, y varios economistas no esperan que el desempleo decaiga sino hasta el próximo verano. Eso se sumará a los 7.2 millones de empleos que ya se perdieron durante la crisis.

Incluso con los informes de que la economía creció a una tasa anual de 3.5% durante el tercer trimestre, la continua pérdida de empleos no es ninguna sorpresa.

Los empleos son lo que se conoce como un indicador de rezago, lo que significa que pueden cambiar en respuesta a eventos económicos más allá de predecir los cambios como lo hace un indicador guía, como el mercado de acciones. Eso se debe a que incluso después de que termina una recesión, los empleadores se toman con calma el proceso de contratación hasta que están seguros de que ha regresado la demanda.

El temor real es que a la recesión más severa y larga desde la Gran Depresión le seguirá una recuperación sin empleos, justo como ocurrió después de la recesión de 1990-1991 y 2001.

Tomó casi dos años después de que terminara la recesión de 2001 para que la economía comenzara a sumar empleos consistentemente, y no fue sino hasta febrero de 2005 que el mercado laboral regresó a los niveles de empleo que había cuatro años antes.

Algunos economistas alegan que la pérdida de empleos en esta recesión hará que los empleadores comiencen a recontratar velozmente después de la economía comience a mejorar.

"La gente hace recortes de forma tan rápida que a veces hace esos recortes donde no debería; no sólo elimina la grasa sino también músculo y hueso", dijo Robert Brusca, del departamento de economía de la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación (FAO).

Otros economistas ya veían venir un mercado laboral fuerte al menos para el próximo año.

Según un sondeo realizado por la Asociación Nacional de Economía de Negocios, la predicción en consenso de 44 economistas de alto nivel es un aumento de sólo 12,000 empleos al mes a partir del primer trimestre del próximo año.

Los economistas encuestados también indicaron que no esperan que las ganancias mensuales superen el nivel de 150,000 dólares, lo básico para mantener el paso del crecimiento de la población, hasta finales de 2010.

La señal más perturbadora es que más de la mitad de los economistas encuestados dijo que no esperan una recuperación a los niveles anteriores a la recesión en el mercado laboral sino hasta 2012, mientras que un tercio dijo que no creen que ocurra una recuperación laboral completa sino hasta 2013 o después. Existen varias razones para tal pesimismo.

El dinero para contratar es escaso

Los pequeños negocios son comúnmente el motor del crecimiento laboral, pero su acceso al crédito sigue siendo severamente limitado, lo que significa que incluso si confían en sus futuros candidatos, varios empleadores pequeños no serán capaces de costear más empleados.

"Las recesiones que conllevan una crisis financiera tardan más tiempo en experimentar una recuperación en los empleos", dijo Heidi Shierholz, economista laboral del Instituto de Políticas Económicas, un comité liberal de expertos. "La crisis crediticia no está empeorando, pero se está limitando".

Incluso los negocios grandes no están experimentando el tipo de crecimiento que podría impulsarlos a comenzar a hacer contrataciones.

El analista de ingresos, Thomson Reuters, estima que las ganancias generales de todas las compañías de Standard & Poor's 500 caerán cerca de 10% durante el tercer trimestre en comparación con las cifras de hace un año, y los ingresos caerán 18%.  

Aunque se espera que las ganancias del cuatro trimestre tripliquen las cifras de hace un año, eso se deberá en gran medida a los bajos costos. Se espera que los ingresos sólo aumenten 6%.

"Normalmente se requiere un par de trimestres para que la recuperación de los ingresos ocasione una recuperación en los empleos", dijo Keith Hembre, economista en jefe de First American Funds. "Eso nos lleva al menos al segundo trimestre del próximo año".

Horas más cortas, recuperación más larga

Los empleadores no sólo han recortado empleos durante la recesión, sino también han reducido las horas de trabajo de los empleados que conservaron para poner freno a los sueldos. La semana laboral es de 33 horas en promedio, un récord bajo.

Un récord de 9.2 millones de personas empleadas trabajan medio tiempo porque se redujeron sus horas de trabajo o no pueden encontrar un empleo de tiempo completo. Eso es más del doble desde que comenzó la recesión.

Los expertos dijeron que antes que los empleadores pasan por períodos de contrataciones masivas, es más probable que antes reestablezcan las horas recortadas a los empleados de medio tiempo. Esto puede ser bueno para esos trabajadores, pero no para aquellos que buscan empleo.

"Esperamos ver un aumento en las horas de trabajo antes de que comencemos a ver mejorías en las contrataciones", dijo Shierholz. "Eso es un indicador base. Lo que asusta es que sigue bajando".

Cambios permanentes

Durante todas las recesiones, los empleadores naturalmente se limitan como respuesta a las condiciones económicas negativas. Esta recesión no ha sido distinta; cada recesión también tiende a traer consigo cambios permanentes en el mercado laboral para algunos sectores de la economía. 

Pero los cambios estructurales durante esta crisis han sido más severos y extensos que una recesión típica.

La industria automotriz, la construcción y los sectores financieros eran motores de empleo antes de la recesión, y eran responsables de uno de cada 11 empleos en el país, y ahora todos sufrieron cambios significativos.

En conjunto, esas tres industrias se han deshecho del 18% de su fuerza de trabajo desde que comenzó la recesión. En comparación, los sectores restantes en la economía han perdido sólo 4% de sus empleados.

La recuperación de varios empleos en esos sectores será difícil, si no es que imposible. En algunos casos, los empleos perdidos habían aparecido debido a burbujas que probablemente no volverán a inflarse pronto.

Por ejemplo, la reestructuración drástica de las fábricas de autos en Estados Unidos en respuesta a la caída de las ventas no es nada bueno para las concesionarias de autos. Los vendedores, quienes emplean a más gente que las plantas manufactureras, han perdido 16% de sus empleos durante esta recesión. En realidad, las concesionarias ganaron empleos durante la última crisis. 

Los prestamistas no bancarios, un grupo que incluye a varios prestamistas subprime que ayudaron a que se diera el boom en las viviendas, han perdido uno de cada seis empleos durante la recesión. Es muy probable que esos empleos no regresen. Asimismo, la industria de la construcción recortó 20% de su fuerza de trabajo mientas que en bienes raíces se recortaron 7% de los empleos.

 "Tal vez podremos ver recuperación en la construcción cuando se recupere el sector vivienda, pero creo que será débil por algunos años", dijo Hembre. Agregó que lo mismo podría ocurrir al sector de servicios financieros. 

Eso significa que varios desempleados, desde trabajadores de la industria automotriz hasta corredores hipotecarios o miembros de la industria de la construcción podrán encontrar una baja demanda de sus habilidades en los próximos años.

Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×