¿Ocultan algo los bancos de EU?

Los expertos encuentran difícil descifrar los resultados reales de las entidades financieras; la recuperación se basaría en números que no exhiben las pérdidas ligadas al mercado hipotecario.
azul-dinero-dolar-mano-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Colin Barr
NUEVA YORK -

Los bancos han pasado por algunos baches desde que la economía empeoró, pero hay quienes creen que lo peor aún está por venir.

El ritmo al que los bancos comerciales estadounidenses agregan reservas a sus pérdidas de préstamos bajó este año, mientras que los préstamos siguen empeorando a paso acelerado.

A pesar del optimismo de prestamistas como Wells Fargo, algunos observadores advierten que los bancos no se están haciendo de reservas suficientes para cuando lleguen los días más lluviosos. 

Esta desconexión es particularmente notoria en los bienes raíces comerciales, donde los prestamistas hacen frente a varias fallas en las hipotecas comerciales y en los préstamos a la construcción que se hicieron cuando los precios eran mucho más altos y la demanda del espacio era mucho más fuerte.

Los bancos han reconocido las pérdidas de los bienes raíces lentamente, aunque no se espera que la temporada alta de fallas llegue sino hasta el próximo año.

Ese no es el único problema. Las reglas deficientes o inconsistentemente aplicadas para valuar títulos y manejar modificaciones a los préstamos puede dificultar el decir qué tan sanos son realmente los bancos como Citigroup y Bank of America

El riesgo es que la recuperación de este año pueda ser falsa, lo que podría ocasionar otra decepción en la confianza de los inversionistas, sin mencionar en los programas de jubilación de los estadounidenses.

"La credibilidad del sistema financiero podría sufrir otro retroceso", dijo Paul Miller, analista en FBR Capital Markets. "Todos esperan que ya hayamos visto un aumento en las pérdidas, pero es imposible saberlo con seguridad porque no se puede hacer una comparación usando peras y manzanas".

¿Aumentar?, ¿fingir?

Los bancos han estado nadando en pérdidas desde que el colapso de los mercados crediticios a mediados de 2007 limitara la demanda de todo tipo de bienes y servicios.

Las deudas canceladas como incobrables llegaron a su nivel más alto durante el segundo trimestre, según información gubernamental. Las reservas de pérdidas de préstamos también tuvieron su clímax, desde que el Gobierno comenzó a mantener un registro en 1984, según información del Banco de la Reserva Federal en St. Louis. 

Las pérdidas en los préstamos débiles y en los activos en problemas son perjudiciales para los ingresos, lo que tiende a disminuir los precios de las acciones y los pagos ejecutivos. Las pérdidas también afectan al capital, pues se reducen los fondos disponibles para hacer préstamos y se obliga a los bancos a recaudar dinero nuevo mediante la venta de acciones o de negocios.                                                                                                                            

Asimismo, los bancos se han visto ansiosos por extender sus pérdidas por el mayor período posible: con fracasos de tres dígitos en los bancos, e intentando administrar a cientos de prestamistas en problemas, los reguladores están dispuestos a seguir hasta cierto punto.

En abril, los legisladores dieron a los bancos más libertad de acción en valuar los títulos difíciles de comerciar. Eso ha ocasionado discusiones recientes sobre los bancos y sobre cuándo tendrán que traer activos y pasivos fuera de los balances. 

"Políticamente, este tipo de abstención es el medio menos caro de detener el descarrilamiento del tren", dijo Wayne Landsman, profesor de contabilidad en la Universidad de Carolina del norte. "Los bancos querían que ocurriera ese cambio en abril, y hay que asumir que lo querían por una razón".

Del otro lado

El riesgo, por supuesto, es que diferir los cálculos podría crear un problema mayor después, y hay quienes creen que los bancos están haciendo justo eso.

Los activos sin desempeño y reestructurados crecieron seis veces, tan rápido como las reservas de préstamos durante el último año, según los cálculos de analistas en Keefe Bruyette & Woods, mientras que la construcción de reservas como una proporción de nuevos préstamos en problemas se estrechó después del pico del cuarto trimestre de 2008.

Este patrón sugiere que "los bancos no están del otro lado en cuanto a su atención a los préstamos en problemas", según lo que analistas de KBW informaron a principios de este mes.  

Se aproximan varios problemas: los precios de propiedades departamentales, industriales, oficinas y almacenes cayeron 33% desde hace un año, según el índice de precios de propiedades comerciales de Moody's/REAL.

La empresa de análisis de bienes raíces, Foresight Analytics, dice que los bancos debieron haber registrado pérdidas de cerca de 110,000 millones de dólares en préstamos de construcción y bienes raíces comerciales, pero hasta ahora han tomado su medicina en sólo un tercio de esos casos.

Esto significa que los bancos podrían enfrentar un atraso de 70,000 millones de dólares aproximadamente mientras superamos el ciclo negativo de los bienes raíces comerciales, donde los préstamos de la era de la burbuja deben ser refinanciados entre 2010 y 2012.

Los bancos regionales y comunitarios, a diferencia de las entidades gigantescas que obtuvieron dinero del Programa de Alivio para Activos en Problemas (TARP, por sus siglas en inglés), tendrán que soportar el sufrimiento de tal ataque. Los bancos con entre 100 millones de dólares y 10,000 millones de dólares en activos tienen una exposición de casi 900,000 millones de dólares en bienes raíces comerciales, según Foresight. Eso es tres veces su capital.

"Ahora estamos más cerca del principio del problema que del final", dijo Matthew Anderson, socio en Foresight en Oakland, California.

Peras y manzanas

Incluso una tendencia positiva aparentemente bien establecida luce mal si echamos un vistazo más de cerca a los números. 

Por ejemplo, los informes financieros públicos han mostrado un letargo en el crecimiento de irregularidades tempranas, en las que los prestatarios están uno o dos meses atrasados en sus cuentas. Los inversionistas se apoyan en esta tendencia porque sugiere las peores pérdidas detrás de los bancos.

Pero las solicitudes de regulación por los mismo bancos pintan una tendencia menos drástica, según Miller, de FBR, quien dijo que los niveles de activos sin desempeño eran 17% mas altos en solicitudes de regulación que en declaraciones públicas, según las estimaciones de FBR con base en información del segundo trimestre sobre los 25 bancos más importantes y los ahorros de activos; esto sugiere que algunos bancos grandes subestiman el problema de los préstamos mientras atraviesan el proceso de reestructuración.

Una forma de ver este rompecabezas es la forma en la que los bancos manejan las modificaciones de los préstamos y otros cambios bajo la categoría de reestructuración de deuda tóxica.

La reestructuración de dicha deuda se ha duplicado desde hace un año, según KBW, mientras los bancos extienden la madurez de los préstamos y reducen las tasas de interés o sus balances de los préstamos, sobre todo en préstamos residenciales en problemas.

Pero no todas las instituciones cuentan con préstamos reestructurados de la misma forma, lo que significa que algunos inversionistas bancarios se sorprenderán cuando algunos de los varios préstamos reestructurados caduquen.

"El problema es que ajustar los préstamos no es transparente y hace que la información de las irregularidades luzca mejor a simple vista", escribió Miller en una nota a sus clientes este mes.

La reestructuración de deuda en problemas se ha vuelto un tema tan sensible que el prestamista comercial con base en Chicago, Private Bancorp, se vio obligado a atender el asunto durante su conferencia del tercer trimestre con sus inversionistas el pasado lunes.

"Es importante recordar que la compañía no cuenta con préstamos reestructurados de deuda en problemas en sus balances y no reestructura préstamos en problemas para diferir o atrasar el estado de los problemas de los préstamos", dijo el oficial de riesgo, Kevin Van Solkema.

Pero incluso aclarando esas prácticas dudosas, Private Bancorp tiene suficientes problemas.

Sus acciones perdieron la mitad de su valor en dos días esta semana después de que el banco casi duplicara la estimación de préstamos que no podrá cobrar, sobre todo en los sectores de bienes raíces comerciales y de la construcción. Varios de los malos préstamos se realizaron cuando entró la nueva administración hace dos años, en la denominada "era del plan de crecimiento estratégico".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los analistas de Stifel Nicolaus respondieron al día siguiente con un comentario que podría aplicar a más bancos mientras el proceso de reconocimiento de pérdidas avanza.

"Podemos ver que los préstamos que se hicieron durante la era del plan de crecimiento estratégico no son inmunes al ciclo crediticio", escribieron. "Una consecuencia de esta revelación debería ser un mayor grado de escepticismo de inversión y una valuación menor de las acciones por un período indefinido".

Ahora ve
La nueva función de Whatsapp permite compartir tu ubicación en tiempo real
No te pierdas
×