La calificación de México, en riesgo

Expertos ven más probabilidades de que las agencias reduzcan un grado la nota crediticia soberana; los ingresos públicos tendrán una dependencia del 34% en los ingresos petroleros.
monedas-economia-recuperacion-dinero-SXC.jpg  (Foto: Cortesía SXC)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La calificación crediticia de México, actualmente en grado de inversión, podría sufrir un descalabro y bajar un peldaño afectando principalmente al mercado financiero con menores inversiones y un costo más elevado para el financiamiento tanto para el Gobierno como para las empresas, coincidieron expertos.

La Ley de Ingresos aprobada por el Congreso el fin de semana pasado no arregla el problema de contar con una base gravable muy baja ni elimina la dependencia de los ingresos petroleros que representarán el 34.6% de los ingresos para 2010, desde el 36.4% de este año, criticó en un reporte Santander.

"Mantenemos nuestra expectativa de que las calificadoras de riesgo podrían bajar la calificación de la deuda soberana de BBB+ a BBB estable", dijo Santander.

Tanto S&P como Fitch mantienen en perspectiva negativa la nota soberana del país, actualmente en BBB+, por la alta dependencia de México hacia los ingresos petroleros y las deficiencias en el sistema fiscal, mientras que Moody's ha confirmado su calificación en Baa1.

México es uno de los países con menor recaudación impositiva en comparación a naciones de similar desarrollo, lo que lo hace más vulnerable ante sus compromisos.

Con la Ley de Ingresos aprobada, la Federación prevé obtener recursos por 3 billones 179,000 millones de pesos.

Las tres grandes calificadoras estadounidenses, Fitch Ratings, Standard & Poor's y Moody´s Investors Service, esperan la aprobación total del paquete económico del 2010 por parte del Congreso mexicano, que incluye la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos.

El Congreso mexicano aprobó la Ley de Ingresos 2010, que incluyó cambios fiscales como los incrementos en las tasas del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 28 a 30% y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 15 a 16%, entre otras medidas.

"Me parece que un aspecto positivo que algunas calificadoras pudieron estar analizando es el que haya habido un acuerdo (para aprobar la Ley de Ingresos), por lo menos para abrir un nuevo diálogo del sistema fiscal en México", dijo el socio a cargo de la práctica de impuestos de KPMG en México, Agustín Vargas.

El experto recordó que aunque los legisladores desecharon la iniciativa de Felipe Calderón, presidente de México, de introducir un impuesto general al consumo con una tasa del 2%, queda el antecedente para debatir la introducción de más impuestos indirectos y reducir la carga en los gravámenes empresariales como el ISR.

Afectaciones

Descender un escalón en la nota soberana del país podría significar una migración de capitales fuera de México, principalmente en la exposición tanto de extranjeros como de inversionistas locales sobre los bonos del Gobierno, según el analista de Ixe, Luis Flores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

A septiembre de este año los extranjeros mantenían unos 306,309 millones de pesos (mdp) en bonos de Gobierno mexicano, mientras que los inversionistas mexicanos tenían unos 2.5 billones de pesos, según cifras del Banco de México.

Además, "todas las entidades gubernamentales y empresas públicas y privadas que quieran emitir deuda lo primero que tendrían que pagar es una prima de riesgo más elevada, lo que encarecería el otorgamiento de crédito porque no todos estarían con una capacidad de pagar una tasa de interés más alta", dijo Flores.

Ahora ve
Dos ciudades de AL están entre las 10 más peligrosas del mundo para las mujeres
No te pierdas
×