Paquete fiscal impulsará el crecimiento

El Secretario de Hacienda asegura que hay las condiciones para estimular la inversión de empresas; Agustín Carstens pronostica que la economía crecerá a una tasa de 5% a partir de 2012.
carstens  (Foto: AP)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El crecimiento económico de México tendrá como sustento las modificaciones fiscales que aún discute el Congreso y las reformas que ha realizado el Gobierno en varios sectores en los últimos dos años y medio, dijo el jueves el secretario de Hacienda Agustín Carstens.

El funcionario precisó que la próxima aprobación de la Ley de Ingresos para 2010 ajustará las caídas en los ingresos tributarios y petroleros del siguiente año, calculados en poco más de 300,000 millones de pesos, adecuaciones fiscales y económicas que incluso estimularán a las inversiones locales y extranjeras.

"Eso va a dar certidumbre, eso consolida las finanzas públicas, mantiene limitada la presencia del Gobierno en el mercado financiero, nos permitirá mantener tasas de interés bajas, tipos de cambios estables, creo que con esto México está en capacidad de estimular la inversión al generar menores expectativas, por lo menos del marco macroeconómico y una mayor inversión extranjera directa", dijo Carstens.

El Gobierno mexicano espera un decrecimiento de 7% en el Producto Interno Bruto (PIB) para este año, por las afectaciones de la recesión económica, iniciada en Estados Unidos, el principal socio comercial del país del cual dependen más del 80% de sus exportaciones.

Sin embargo, este jueves el Presidente Felipe Calderón confirmó que México pudo haber salido de la recesión, ya que se espera que la economía haya presentado un crecimiento de 2.7% en el tercer trimestre de este año, luego de tres trimestres previos de caídas profundas.

Calderón precisó, en un evento económico organizado por la agencia Bloomberg, que las reformas pasadas en el sector energético, judicial y de transparencia fortalecieron al país para mejorar su competitividad.

A su vez, se espera que este jueves el Senado mexicano apruebe la Ley de Ingresos de 2010, donde se prevé un aumento en las tasas de varios gravámenes como el Impuesto Sobre la Renta de 28 a 30%, el Impuesto al Valor Agregado de 15 a 16%, el Impuesto a los Depósitos en Efectivo y el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.

Estos cambios fiscales darán alrededor de 136,000 millones de pesos (mdp) al Gobierno, mientras que la extinción de la paraestatal Luz y Fuerza del Centro agregará unos 36,000 mdp, aunado a un techo de endeudamiento cercano a los 60,000 mdp y recortes al gasto público de poco más de 200,000 mdp.

Los legisladores aprobarán un estimado de la mezcla mexicana del petróleo de 59 dólares el barril, ingresos que ocupan más cerca de 35% de la recaudación total de México.

"Este paquete junto, con las otras reformas, se espera que México pueda entrar en una tendencia de crecimiento ascendente y sostenible", dijo Carstens al destacar que para el 2012 el crecimiento del PIB alcanzará una tasa de 5%.

El Gobierno ha sido criticado por mantener esta dependencia en los ingresos petroleros, y deficiencias en el sistema tributario, problemas que podrían ocasionar una baja en la calificación soberana del país.

Las calificadoras esperan la aprobación de todo el paquete económico, Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos de la Federación, para emitir una opinión sobre la nota del país.

Sin embargo, expertos esperan una degradación de la nota soberana, lo que ocasionaría un mayor costo financiero para el Gobierno y las empresas.

 

Ahora ve
México tuvo en octubre pasado el mes más violento en dos décadas
No te pierdas
×