Hacienda justifica cambios en el ISR

Agustín Carstens dijo que busca que los corporativos paguen los impuestos que corresponden; Hacienda señala que las grandes empresas eluden impuestos con un “ejército de despachos”.
carstens-hacienda-2-RT.jpg  (Foto: CNN)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Los reclamos de la iniciativa privada por la miscelánea fiscal calaron en el Gobierno.

El secretario de Hacienda, Agustín Carstens, dijo el jueves que los cambios en el régimen de consolidación fiscal se propusieron ya que las grandes empresas, en realidad, pagaban una tasa de 26.7% del Impuesto Sobre la Renta (ISR), desde el actual 28%, con acciones de elusión agresivas con el apoyo de un "ejército de despachos contables".

De ahí que las autoridades se comprometieron a aumentar la eficiencia en la fiscalización a estas empresas, principalmente grandes corporativos, medidas que se han reflejado en un aumento cercano en cerca de 70,000 millones de pesos en ingresos para la federación en este año y previstos en poco más de 40,000 millones para el 2010.

"Estamos llevando a cabo nuestras funciones y estamos respondiendo a la estrategia fiscal de los corporativos (que cuentan) con un gran apoyo de un ejército de despachos contables, que lo único que están viendo es cómo lograr un menor pago de impuestos", dijo Carstens en un evento organizado por la agencia Bloomberg.

El Senado mexicano podría aprobar este jueves la propuesta de Felipe Calderón, de modificar el régimen de consolidación fiscal que permite a un grupo de empresas tributar como una sola entidad económica.

Dicho régimen permite a las empresas diferir el pago del ISR a lo largo del tiempo, por el resultado de la disminución de pérdidas fiscales obtenidas por una o varias empresas del grupo, contra las utilidades fiscales obtenidas por otras dentro del mismo grupo.

Sin embargo, la propuesta prevé acotar el tiempo diferido a cinco años, con un pago dividido en 25% el primer y segundo año, a partir de 2010.

Según la Secretaría de Hacienda, los 'hoyos' que tienen las leyes fiscales que han impulsado la elusión en el pago de impuestos, provocan que las grandes empresas en México sólo pagan en promedio una tasa efectiva del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 1.78% respecto a sus ingresos acumulables.

Carstens dijo que la legislación actual permite que estos grupos, alrededor de 422, difieran el ISR por un periodo de tiempo no definido por la actual legislación, situación por la cual los grandes corporativos se "aprovechan" para aplazar el pago y provocar variaciones en los ingresos del Gobierno.

"Y si al ver cómo pasan las empresas de ingresos al resultado fiscal sobre el cual se debe de gravar, se ve que hacen unas estrategias sumamente agresivas, acciones de elusión que van más allá del espíritu de la legislación y por lo tanto se tienen que modificar", dijo.

Los líderes empresariales, como el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Armando Paredes, han criticado esta medida ya que afectaría el flujo de efectivo que ha sido afectado por la actual recesión económica.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En la búsqueda por tapar un boquete en los ingresos presupuestarios previsto para el siguiente año, el Gobierno mexicano incluyó esta propuesta junto con otros cambios fiscales, como alzas en la tasa de varios gravámenes como el ISR e IVA, lo que le dará a la Federación ingresos adicionales equivalentes al 1% del Producto Interno Bruto.

El Senado mexicano sesionará este día para aprobar en su totalidad la Ley de Ingresos, donde viene incluida esta modificación al régimen de consolidación fiscal.

Ahora ve
Estatuas de la Confederación, los símbolos de la discordia
No te pierdas
×