Presupuesto 2010, el ‘estira y afloja’

Diputados del PRI y del PAN negocian reasignaciones por 85,000 mdp de un presupuesto de 3.1 bdp; la Cámara baja deberá aprobar el gasto gubernamental a más tardar el próximo domingo.
Cámara de Diputados  (Foto: Archivo NTX)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El debate de la repartición del pastel casi termina y aún se evalúa el tamaño de cada rebanada. La Cámara de Diputados se enfrasca en estos días y hasta el domingo próximo en afinar el Presupuesto de Egresos de la Federación para el próximo año. La propuesta inicial que envió el presidente Felipe Calderón de 3.1 billones d epesos parece rebasada y las bancadas del PRI y PAN pactaron en la víspera una bolsa de reasignaciones de hasta 85,000 millones de pesos.

Los legisladores proponen recortes al gasto corriente del Gobierno federal, la eliminación de Luz y Fuerza del Centro, un fondo de inversión a los estados de la Secretaría de Hacienda y de las reformas fiscales previstas en la Ley de Ingresos, según la prensa nacional.

Recientemente los diputados redujeron el presupuesto de  varias dependencias reguladoras como la Comisión Federal de Mejora Regulatoria cuyo presupuesto se redujo en -26.4%, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (-6.9%) y la Comisión Federal de Competencia (-10.8%).

Pero otras dependencias tendrán aumentos, como la Comisión Reguladora de Energía (2.5%), la Comisión Federal de Telecomunicaciones (18.3%) y la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de las Instituciones Financieras (18%).

Mientras tanto, el presidente Calderón ha reiterado en varias ocasiones que el Congreso no debe disminuir el monto asignado para los programas de combate a la pobreza, posición que los diputados del PRI y PRD han criticado de populismo.

De hecho más del 90% del pesupuesto está ya asignado, por lo que el margen de nagociación para reasignaciones es limitado.

Bicentenario

A su vez, la Comisión de Cultura de la Cámara baja solicitó ayer miércoles un monto de 1,760 millones de pesos para los festejos del Bicentenario de la Independencia y Centenario de la Revolución Mexicana.

Algunos gobernadores estatales también han desfilado por las oficinas de los diputados para solicitar mayorers recuros. Tal es el caso del Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, quien criticó la política de recortes al presupuesto que ha enfrentado la Ciudad de México que atrasan las obras de infraestructura.

El proyecto de egresos que envió la Secretaría de Hacienda a los diputados el pasado 8 de septiembre propone una reducción total del gasto público programable, respecto del gasto aprobado para 2009, de 218,000 millones de pesos ó el 1.8% del PIB.

Este recorte sería sustentado con la desaparición de varias secretarías de Estado -Turismo, Función Pública y Reforma Agraria-, que al parecer podrían seguir operando  para el siguiente año, ya que los diputados no planean discutir esta propuesta.

A su vez, se tenía planeado la fusión de Lotería Nacional con Pronósticos para la Asistencia Pública; ahorros en gastos administrativos como el congelamiento de nuevas plazas y sueldos de los funcionarios de alto nivel.

El Gobierno de Calderón solicitó en su propuesta una asignación de 132,677 millones de pesos para el gasto corriente del siguiente año, que comprende pago de sueldos y personales, entre otros.

Los analistas han criticado que el mandatario haya proyectado menores recursos para gastos de capital o infraestructura, menores en poco más de 50,000 millones de pesos, con respecto a lo aprobado el año pasado, en momentos en que el país necesita generar más empleos para salir de la crisis económica.

En suma, el paquete económico no da motivos para un crecimiento económico y menos aún con un sistema fiscal que aún conserva sus deficiencias, como una base gravable muy baja, según el director general de Moody's Investors Service México, Alberto Jones.

Aún y con el ahorro que previó del Gobierno, los diputados tuvieron que cubrir un boquete de poco más de 300,000 millones de pesos con los cambios fiscales aprobados en la Ley de Ingresos, misma que contempla alzas en tasas de varios impuestos, un déficit público de 0.75% del PIB y un precio del barril de petróleo para el próximo año de 59 dólares.

La Ley de Ingresos considera entradas para el Gobierno de 3.17 billones de pesos el próximo año.

La Cámara de Diputados tiene hasta el 15 de noviembre para aprobar el Presupuesto de Egresos, mismo que completa el paquete económico del 2010.

 

Ahora ve
El Bitcoin ha aumentado su valor casi 50% en solo una semana
No te pierdas
×