EU y China, en tensión por el yuan

En su visita a China el presidente Barak Obama discute el comercio con su mayor acreedor; en la gira destacan los temas de Irán y Corea del Norte.
Obama-China  (Foto: CNN)
PEKIN (CNN) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, discutirá el martes sobre comercio y política de divisas con su par chino, Hu Jintao, mientras que las tensiones con Irán y Corea del Norte competían por el foco de atención en el encuentro de líderes de las dos potencias mundiales. Se espera que el futuro de la divisa china, el yuan, esté en la agenda, tras días de molestos intercambios sobre lo que Washington llama una grave desvalorización de la divisa, aumentando los desbalances de la economía global.

Hu ha mostrado ser impaciente ante las críticas a la política de divisas de Pekín, y tanto él como otros funcionarios chinos se volcaron sobre lo que llaman medidas proteccionistas y políticas fiscales laxas de Estados Unidos.

Sin embargo, incluso con toda una mañana para conversar, Obama y Hu tendrán una agenda copada, poniendo de manifiesto la amplitud y complejidad de las relaciones entre ambos países, que representan la primera y tercera economías más grandes del mundo.

Ambos Gobiernos son actores clave en los frustrados esfuerzos para que Corea del Norte termine con su programa de armas nucleares, y Obama además busca mayor apoyo de China para presionar a Irán sobre sus actividades nucleares.

Otros temas que serán tocados en la reunión incluirán los derechos humanos, así como los intentos de forjar un nuevo pacto climático, tras el reconocimiento de que no se podrá lograr un acuerdo legalmente vinculante en las negociaciones de Copenhague el próximo mes.

Ambos Gobiernos han intentado mantener un tono amistoso para evitar que la cumbre se torne en una reunión combativa.

En el centro comercial chino de Shanghái, Obama dijo el lunes a estudiantes que no temía al surgimiento como potencia de la nación asiática, dando inicio a su primera visita a China desde que asumió el cargo a inicios de año, aunque pidió relaciones comerciales más balanceadas entre ambas partes.

"Este comercio podría crear incluso más trabajos en ambos lados del Pacífico además de permitir a nuestros pueblos disfrutar de una mejor calidad de vida, y cuando la demanda sea más balanceada, podría llevar incluso a una prosperidad mayor", declaró el mandatario estadounidense.

Pero cuando los dos presidentes se sienten a hablar en el Gran Salón del Pueblo - el grandioso edificio del Parlamento chino - sus actuales tensiones económicas deberán ser encaradas.

Durante una cumbre de líderes del Asia Pacífico el fin de semana en Singapur, Hu ignoró deliberadamente los llamados internacionales para que Gobierno ayude a aliviar los desequilibrios globales aumentando el valor del yuan, haciendo las exportaciones chinas relativamente más costosas.

Ahora ve
Estos son los héroes de cuatro patas que están salvando vidas en México
No te pierdas
×