La OMC ve poco avance en Ronda de Doha

El director general del organismo dijo que los países deben trabajar para cerrar el acuerdo en 2010; las negociaciones iniciaron en 2001 con el fin de reducir aranceles industriales y agrícolas.
GINEBRA (CNN) -

Los miembros de la Organización Mundial del Comercio aún tienen mucho trabajo por delante si pretenden cumplir la meta de alcanzar un acuerdo para la liberalización del comercio mundial en el 2010, dijo el martes el director general de la OMC, Pascal Lamy.

Los líderes políticos establecieron como plazo el próximo año para finalizar las negociaciones de la Ronda de Doha, iniciadas en el 2001 con miras a impulsar el desarrollo mediante la reducción de aranceles industriales y agrícolas.

Pero las conversaciones se encuentran estancadas debido a diferencias entre los países importadores y exportadores y las naciones ricas y pobres después de ocho años de negociaciones y plazos incumplidos.

"Si queremos concluir esta ronda en el 2010 como ustedes se han comprometido, necesitaremos revisar el estado de las negociaciones a comienzos del próximo año y definir un camino que nos conduzca a un resultado exitoso", dijo Lamy al consejo general de la OMC.

El funcionario señaló que durante el último año había visto pocos avances en todas las áreas en discusión.

Este retraso es más grande en los aspectos relacionados con la facilitación del comercio, que consiste en ayudar a que los países en desarrollo incrementen su comercio mediante la reducción de la burocracia, de los sobornos y la corrupción, junto con una mejora de la infraestructura.

El Banco Mundial ha estimado que la reducción de los costos en un 50% para incrementar la eficiencia en puertos y aeropuertos podría traducirse en un incremento en el comercio global de manufacturas por un total de 377,000 millones de dólares al año.

Además, la medida triplicaría los beneficios para los consumidores de la reducción de aranceles.

Pero en otras áreas, los avances de las negociaciones han sido técnicos y no hay progresos sustanciales. Según Lamy, en un área vital y controversial, los avances sólo han sido "subliminales".

Se trata de una propuesta para acabar con los aranceles en algunos sectores industriales, más allá de cualquier reducción en los impuestos comerciales a nivel general, algo que Estados Unidos apoya férreamente, al tiempo que las grandes economías emergentes, como China, se oponen.

Lamy expresó su desconcierto por la falta de interés de los miembros para la elaboración de nuevas normas que regulen los acuerdos comerciales regionales, cuya importancia es cada vez mayor en el comercio mundial.

Lamy resaltó que una conferencia de ministros de Comercio de tres días en la OMC que comienza el 30 de noviembre no será una sesión para negociar la Ronda de Doha, sino que será una oportunidad para evaluar todas las actividades de la entidad, desde la lucha contra el proteccionismo hasta la resolución de disputas comerciales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, los ministros de Comercio seguramente abordarán las negociaciones de Doha, el principal esfuerzo de la OMC para potenciar el sistema de comercio global.

La conferencia debería proporcionar una plataforma de lanzamiento para la intensificación de las conversaciones con el objetivo de cerrar un acuerdo base en el primer trimestre del nuevo año, dijo Lamy.

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×