S&P analiza calificación de México

La agencia estudia una baja de la nota soberana del país con base en el perfil fiscal y su deuda; informó que revisa el presupuesto aprobado este martes para decidir cambios a la calificación.
Grafica-perdida-deficit  (Foto: Jupiter Images)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La calificadora Standard & Poor's (S&P) dijo el martes que analiza ya el rostro fiscal de México y cómo gastará el Gobierno federal en 2010, para determinar si modifica la nota soberana del país.

"Actualmente, estamos revisando los puntos finales asociados al presupuesto, sin embargo, nuestro análisis central sigue enfocándose en el perfil fiscal y de deuda de México en el mediano plazo, no en un nivel específico de su déficit fiscal para 2010", aseguró la calificadora en un comunicado.

Tanto S&P como Fitch Ratings mantienen en perspectiva negativa la nota soberana del país, actualmente en BBB+, por la alta dependencia de México hacia los ingresos petroleros y las deficiencias en el sistema fiscal, mientras que Moody's ha confirmado su calificación en Baa1.

A la fecha, cerca del 40% de los ingresos del Gobierno federal mexicano provienen de la venta de crudo.

S&P afirmó que para decidir si cambia o no la calificación del país tomará también en cuenta factores como "las perspectivas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), las cuales nos permitirán enfocarnos en las políticas que podrían mejorar la competitividad de México, considerando el contexto económico más amplio y las medidas que ha tomado el Gobierno".

Este martes por la madrugada, los diputados aprobaron el proyecto de egresos para el siguiente año que considera gastos del Gobierno mexicano por 3.176 billones de pesos para el próximo año. Este proyecto, aprobado por una amplia mayoría, tiene planeado recortes en algunos organismos autónomos, pero incrementos en sectores como el campo e infraestructura.

En octubre pasado, el Congreso de la Unión (diputados y senadores) aprobó la Ley de Ingresos para el siguiente año (la otra parte del paquete económico), donde se prevén incrementos en las tasas de algunos impuestos (ISR, IVA y IEPS), un déficit de 60,000 millones de pesos y una estimación del precio de la mezcla mexicana de petróleo en 59 dólares el barril.

Los legisladores buscaron tapar un boquete en las finanzas públicas de 374,000 millones de pesos que se espera para el siguiente año. La Ley de Ingresos estima entradas para el Gobierno federal de 3.17 billones de pesos para el 2010.

La Ley de Ingresos no arregla el problema de contar con una base gravable muy baja ni elimina la dependencia de los ingresos petroleros que representarán el 34.6% de los ingresos para 2010, desde el 36.4% de este año, criticó recientemente en un reporte Santander.

México es uno de los países con menor recaudación impositiva en comparación a naciones de similar desarrollo, lo que lo hace más vulnerable ante sus compromisos.

Las tres grandes calificadoras estadounidenses, Fitch Ratings, Standard & Poor's y Moody´s Investors Service, esperaban la aprobación total del paquete económico del 2010 por parte del Congreso mexicano, que incluye la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, para emitir una opinión sobre el país.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Descender un escalón en la nota soberana del país podría significar una migración de capitales fuera de México, principalmente en la exposición tanto de extranjeros como de inversionistas locales sobre los bonos del Gobierno, según Ixe.

Fitch Ratings y Moody's no estuvieron disponibles para emitir su opinión.

Ahora ve
Te contamos la historia del cereal que desayunas todos los días
No te pierdas
×