China busca equilibrio comercial con EU

El primer ministro chino dijo que su Gobierno no pretende tener un superávit comercial con ese país; Wen Jiabao y Barack Obama evitaron referirse a las diferencias entre políticas cambiarias.
obama-muralla-china-RT.jpg  (Foto: CNN)
PEKÍN (CNN) -

El primer ministro chino, Wen Jiabao, dijo al presidente Barack Obama que su país no busca un superávit comercial con Estados Unidos y desea equilibrar los flujos de intercambio, en una señal conciliatoria, aunque evitó referirse públicamente a las diferencias cambiarias.

Wen hizo los comentarios el miércoles, durante una reunión con el mandatario estadounidense, según un informe del sitio en Internet del Ministerio de Relaciones Exteriores chino (www.mfa.gov.cn).

"China no busca un superávit comercial", afirmó Wen y añadió que su Gobierno desea "alentar un equilibrio estable del comercio bilateral".

"Un fuerte comercio global e inversión ayudarán a superar la crisis financiera internacional y acelerarán la recuperación económica mundial", dijo Wen, al tiempo que instó a ambos países a "oponerse conjuntamente al proteccionismo en el comercio y la inversión".

Es poco probable que las declaraciones de Wen aplaquen a los gremios industriales y los políticos de Estados Unidos, que dicen que al mantener tan baja su moneda contra el dólar, Pekín está avivando el déficit comercial estadounidense con China y empeorando los desequilibrios económicos globales.

Pero las palabras tranquilizadoras de Wen, así como los elogios para Obama de los medios estatales chinos, dejan un sabor cautelosamente optimista al terminar una visita de cuatro días que expuso las divergencias sobre la política comercial y cambiaria.

"La percepción occidental de China ha estado cambiando gradualmente", dijo un comentario emitido por la agencia de noticias oficial Xinhua.

"Y ha ocurrido un giro positivo, luego de que Obama dijera más de una vez durante su gira por Asia que Estados Unidos no busca contener el avance de China, sino que recibe con beneplácito que China sea un jugador sólido y próspero en la comunidad de naciones", agregó.

Las palabras de Obama "representaron un buen punto de partida para las relaciones futuras de China y Estados Unidos", acotó.

Después de dialogar con Wen, Obama visitó la Gran Muralla, un símbolo del orgullo histórico chino.

Silencio sobre el yuan

Pero la ausencia de alguna referencia sobre el yuan en los comentarios de Wen fue un recordatorio de que las divergencias se mantienen, mientras Obama se alistaba a visitar Corea del Sur en la tarde del miércoles.

El informe dijo que Obama elogió las reformas de las políticas cambiarias de China.

En una reunión del martes, Obama fue claro con el presidente chino, Hu Jintao, en cuanto a que deseaba un cambio en la política cambiaria de China. Hu también evitó mencionar al tema monetario en sus comentarios a la prensa.

China tiene un enorme superávit comercial con Estados Unidos y es el mayor tenedor de bonos estadounidenses en el extranjero.

El déficit comercial de Estados Unidos con China se amplió un 9.2% en septiembre, a 22,100 millones de dólares, su mayor nivel desde noviembre del 2008, según datos publicados en Estados Unidos la semana pasada.

"Una relación de China y Estados Unidos estable, cooperativa, que mire hacia el futuro, beneficiará a nuestros dos países y a todo el mundo", dijo Wen a Obama.

Pese a la destacada retórica, funcionarios y expertos de ambas partes han señalado que la visita de Obama no traerá cambios inmediatos de políticas ni terminará con la fricción sobre el yuan, las medidas antidumping de Estados Unidos, las críticas de Washington sobre los derechos humanos en China y sus políticas en el Tíbet.

Estas cumbres buscan fijar prioridades para futuros acercamientos, no para realizar cambios políticos inmediatos, comentó Jin Canrong, experto en relaciones China-Estados Unidos de la Universidad de Renmin en Pekín.

El tema cambiario ha provocado cruces polémicos en los últimos días entre funcionarios chinos y estadounidenses.

El ministro de Comercio de China rechazó el lunes pedidos por una apreciación del yuan, dando señales de la resistencia a un cambio en la controversial política cambiaria.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La presión externa ha crecido sobre Pekín para que deje que el yuan se aprecie tras más de un año de estar casi congelado contra el dólar, y la última apelación en ese sentido la formuló el lunes el jefe del Fondo Monetario Internacional.

Pero funcionarios chinos han rechazado especular sobre cualquier movimiento importante en el corto plazo, y el Gobierno parece encaminado a mantener la divisa fuertemente controlada hasta mediados del 2010 para consolidar la recuperación económica del país.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×