El favorito de EU ¿China o México?

Las nuevas relaciones que busca Barack Obama en Asia podrían afectar las exportaciones mexicanas; esto podría recrudecer la caída de los envíos que reflejaron su debilidad con la crisis económica.
exportaciones  (Foto: Archivo)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El fortalecimiento de los lazos comerciales entre Estados Unidos (EU) y las naciones asiáticas, que busca el presidente Barack Obama, podrían ser la "estocada" a la caída que las exportaciones mexicanas han experimentado a raíz de la crisis económica, coincidieron expertos.

Más del 80% de los productos que México vende al exterior se destinan a sus principales socios comerciales, EU y Canadá.

De gira por aquella región del mundo, el mandatario estadounidense ha reiterado que su país generará una relación más pragmática con el gigante asiático, ya que el crecimiento acelerado chino "puede ser una fortaleza para la comunidad de naciones".

Sin embargo, en la carrera comercial China ha desplazado en los últimos años a México en varios sectores que habían ganado terreno en la economía más grande del mundo, Estados Unidos, a pesar de la cercanía geográfica y los bajos costos operativos.

Estos sectores son aparatos eléctricos, electrodomésticos, pieles, equipos de generación de energía y muebles que han perdido participación en el mercado de EU.

"Si proyectamos que EU y China pueden todavía fortalecer los lazos comerciales, entonces el futuro de las exportaciones mexicanas va a ser bastante malo, y no es un problema que se pueda remediar en el corto plazo", dijo en entrevista el analista de Monex, Eduardo Ávila.

En los primeros nueve meses del año, las exportaciones mexicanas, donde casi el 80% va a EU, cayeron un 28.7%, a 162,497 millones de dólares (mdd), según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

"El tema ha sido una lucha mal enfocada e inclinada en cómo evitar que China nos coma el mercado cuando esto se ha dado inevitablemente.

"Más que verlo como una amenaza seria de largo plazo, se debería ver como una oportunidad para reconvertir nuestro aparato productivo hacia un sistema más competitivo y flexible", dijo por su parte el economista senior de Ixe, Luis Flores.

Para poder establecer esta nueva relación (China-EU) ambos países tendrán que resolver varias disputas comerciales en las que se han envuelto en los últimos años, en productos como los neumáticos, algunos químicos, tubería, rejillas y alambre de acero, entre otros.

A su vez, México debe resolver problemas en la facilitación del comercio para defender su terreno ganado en EU y ganar más espacio ante otras economías. Según el Foro Económico Mundial, México ocupa la posición 74 de 121 economías en el ranking del Índice de Facilitación del Comercio.

En los últimos años Estados Unidos ha estado presionado a China y otros países de la región, a flexibilizar más sus monedas ante los desbalances en la economía mundial y evitar políticas de apoyo a sus divisas.

Estos desbalances han provocado que el peso mexicano se debilite ante el dólar y se vea como una oportunidad para las exportaciones hacia Estados Unidos, de manera momentánea.

El miércoles el dólar mostró cierta debilidad en los mercados y cerró la sesión en los 13 pesos, sin embargo la divisa estadounidense ha tocado varios máximos históricos en lo que va del año, llegando a los 15.48 pesos el pasado 9 de marzo.

Estos cambios han hecho que México, desde 2008, haya desplazado a China como nación más barata para producir ciertas manufacturas, tomando en cuenta los precios en Estados Unidos.

Según la consultoría AlixPartner, los costos de producción en México son 22% más baratos que los de EU, mientras que los de China son 7% menor, India un 20% y Brasil 13%.

Los números son respaldados por la devaluación del peso mexicano y una reducción arancelaria que ha aplicado en los últimos años.

Los resultados de la consultoría serían un detonante para la atracción de mayores inversiones extranjeras para México, que en este año espera una disminución de cerca de 17% de estos flujos por los efectos de la crisis financiera global, mientras que en 2008 el país recibió unos 21,949.5 millones de dólares.

A lo largo del tiempo México ha sido el destino ideal de estas inversiones, que han colocado al país como uno de los principales centro de manufactura y maquila, sin embargo, la recesión económica develó la alta dependencia hacia Estados Unidos y su debilidad ante los ciclos recesivos.

Sin embargo, sectores como el automotriz han mostrado recientemente signos de que han tocado fondo, desde su caída en producción y exportaciones, y empiezan a recuperar el tiempo perdido por la baja demanda tanto local como extranjera.

Ahora ve
Google rinde homenaje a Selena con un Doodle
No te pierdas
×