A Bernanke le espera un jueves difícil

El presidente de la Fed testificará ante una comisión del Senado en busca de su confirmación; se espera un cuestionamiento agresivo para Bernanke tras una devastadora crisis financiera.
WASHNGTON (CNN) -

El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, prometió antes de asumir el cargo mantener la senda de su predecesor, Alan Greenspan, pero probablemente se distanciará del pasado mientras busca un segundo período.

Tras una devastadora crisis financiera y una profunda recesión que eliminó 7.3 millones de empleos en Estados Unidos y le costó a los contribuyentes cientos de miles de millones de dólares para rescatar a los bancos y a las firmas financieras, los amigos políticos de la Fed parecen ser pocos y lejanos.

Aunque su confirmación no parece estar en duda, ese descontento popular probablemente se traduzca en un cuestionamiento agresivo, inclusive hostil, el jueves cuando Bernanke testifique ante la Comisión Bancaria del Senado, en un esfuerzo para lograr la confirmación para un nuevo período de cuatro años en el principal cargo de la Fed.

El panel debe aprobar su nominación antes de enviarla al Senado para que sea votada. Su período expira el 31 de enero.

No está claro cuándo el panel verá su nominación.

"Mi opinión es que será confirmado, pero recibirá muchas críticas", dijo Allan Meltzer, profesor de economía de la Escuela de Negocios Tupper de Carnegie Mellon en Pittsburgh, y un experto en historia de la Fed. "Estamos en un mal período y el público está muy descontento. Por lo que eso se da en el Congreso".

El tono del cuestionamiento reflejará el resentimiento popular por la generosa ayuda del Gobierno a algunas de las más rentables firmas del país en un momento en que millones de ciudadanos comunes se veían enfrentados a la pérdida de empleos y a los remates de sus casas.

El Congreso está considerando medidas que podrían reducir dramáticamente las responsabilidades de la Fed y que la someterían a una supervisión inédita de parte del Parlamento, medida a la que el banco central se opone fieramente porque permitiría auditar las decisiones de tasa de interés.

Muchos críticos de la entidad dicen que ésta no logró contener las riesgosas prácticas de crédito que llevaron a la formación de una burbuja inmobiliaria en el país. Con la Fed marcando bajos índice de aprobación en confianza, azotar a la institución podría venirle bien a los votantes de ambos partidos políticos.

Ahora ve
Una mexicana y un estadounidense se casan en el muro fronterizo
No te pierdas
×