Los mercados emergentes se redefinen

Brasil, Hungría, México, Polonia, Sudáfrica y Taiwán son los que han mostrado un mejor desempeño; analistas estiman que algunos de estos países pueden sortear los efectos de la crisis en Dubái.
Dubai  (Foto: CNN)
Mina Kimes
NUEVA YORK -

La noticia de que el Mundo Dubái podría aplazar en el pago de sus préstamos por 60,000 millones de dólares ha despertado una vez más el recelo de los inversionistas ante los mercados emergentes.

Pero los expertos alegan que algunos países de América Latina y el este de Asia han probado que sus economías han mantenido el temple durante esta recesión global y es poco probable que se contagien del mal de Dubái.

Es por eso que los estrategas de Barclays afirman que merecen una nueva etiqueta: "mercados emergentes avanzados".

El Grupo FTSE, el cual crea índices de acciones, ya dio ese título a seis países con altos niveles de ingresos nacionales o infraestructuras de mercado desarrolladas. Estos países son Brasil, Hungría, México, Polonia, Sudáfrica y Taiwán.

Eduardo Levy-Yeyati, estratega de Barclays, agregó que países como India, Corea, Singapur y Chile también pertenecen a esa lista, y no incluyó a Emiratos Árabes Unidos, país que, según él, carece de "un buen registro de profundidad financiera y de seguimiento de políticas". Dice que China está en una clase de activos distinta por la magnitud de su tamaño.

Los asesores financieros normalmente dicen a los inversionistas que deben dedicar una parte minoritaria de su portafolio de acciones en valores internacionales y una fracción de esa cantidad en mercados emergentes. Cerca del 15% del Índice MSCI de Todos los Países del Mundo, el cual da seguimiento a acciones de 45 países, proviene de mercados emergentes.

Levy-Yeyati espera que esta cifra aumente durante los próximos años. "El peso de los puntos de referencia no representa por completo al lado positivo de la economía de los mercados emergentes", dijo.

Algunos inversionistas son aprehensivos ante los mercados emergentes, según Levy-Yeyati, porque temen por las represalias de los episodios catastróficos que ocurrieron durante la década de los 80 y 90, como es el caso de Brasil, quien lucha contra la inflación epidémica.

"Los escépticos solían decir que la siguiente crisis mostraría que los mercados emergentes no eran nada distintos de cómo eran antes", dice. "Pero en esta ocasión mostraron ser diferentes".

Mientras que los mercados accionarios de Brasil y de India cayeron más que el S&P 500 en 2008 (y rebotaron aún más alto), las economías de esos países apenas resultaron afectadas por la recesión global. De hecho, el Fondos Monetario Internacional (FMI) calcula que el crecimiento de su PIB llegará a 3% el próximo año, mientras que el de Estados Unidos espera un crecimiento de apenas 1.5%, aunque las proyecciones del FMI son conservadoras según las estimaciones de la mayoría de los analistas.

En una nota reciente dirigida a los inversionistas, Levy-Yeyati y su equipo se maravillaron por la capacidad de los mercados emergentes avanzados para reducir el riesgo mientras mantenían el crecimiento. Los analistas atribuyen el fenómeno a los cambios estructurales, muchos de los cuales fueron implementados después de las crisis económicas de la década de los 90.

Él señala que los gobiernos locales se han vuelto más estables, pues emplean la liquidez ganada en épocas de bonanza para construir mecanismos de defensa, o reservas. "La consolidación fiscal y la credibilidad monetaria llegaron para quedarse".

Gracias a esos cambios fundamentales, los mercados emergentes avanzados fueron capaces de recortar sus tasas de interés e implementar estímulos gubernamentales desde hace un año sin causar daños a la moneda o escasez de crédito. Aunque en alguna ocasión hubo un efecto contagioso, si un mercado caía, los otros retrocedían; el crédito de los mercados emergentes apenas reaccionó cuando Ecuador falló con sus pagos el año pasado. Dando continuidad al incidente de Dubai, las acciones y los bonos de los mercados emergentes flaquearon ligeramente, pero ya están recuperándose.

"Estos cambios estructurales han dado a varios países con mercados emergentes la capacidad de legislar sobre políticas contracíclicas en épocas de crisis por primera vez desde la creación de la etiqueta de "mercados emergentes", redactó Levy-Yeyati.

Así que, ¿qué es lo que está evitando que los mercados emergentes se vuelvan mercados completamente desarrollados? "Hay tres aspectos en los que están rezagados", dice. "Convertibilidad de la moneda (varios países ya la tienen), distribución de los ingresos y progreso institucional. Por ejemplo, existe una mayor incertidumbre sobre el tamaño y el costo de las inversiones de los procesos burocráticos en estos países".

Levy-Yeyati dice que el segundo factor, la distribución de los ingresos, podría ser el que tome más tiempo, pero ahora que estos mercados han logrado una "estabilidad macroeconómica", dice, están más cerca de lograrlo.

La reciente estabilización de los mercados emergentes no significa que se hayan desacoplado de las economías del G8: los indicadores económicos siguen mostrando una fuerte correlación entre los países en vías de desarrollo y el resto del mundo. Pero esa correlación, según Levy-Yeyati, se ha torcido fuertemente a favor de China, lo que explica por qué varios mercados emergentes avanzados han rebotado.

"Empíricamente es muy simple", dice. "China es cada vez más el factor global más importante".

Dado que China se ha vuelto el primer socio comercial de países de América Latina y el este de Asia (donde se encuentra la mayoría de los mercados emergentes avanzados), el país ahora maneja sus ciclos de negocios, dijo. Europa del este y México siguen siendo excepciones, pues están "casados" con Europa y con Estados Unidos respectivamente.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Con tantas predicciones optimistas por parte de los analistas con respecto a China, no es ninguna sorpresa que Levy-Yeyati espere que los mercados emergentes avanzados superen las expectativas. "De hecho, debido a la naturaleza retrospectiva de los mercados financieros, las mejoras estructurales se han visto parcialmente reflejadas en el precio de los activos", escribió. "El desempeño de un nuevo grupo de mercados emergentes avanzados se verá mucho mejor dentro de cinco años que lo que sugiere la información pasada".

Levy-Yeyati dice que, como resultado, si los inversionistas toman una posición de peso en los mercados emergentes ahora, ya estarán del otro lado.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×