El BCE ajusta su ayuda financiera

El banco central realizará su última operación de refinanciamiento semestral el 31 de marzo próximo; la entidad dejó en 1% sus tasas de interés.
Jean-Claude Trichet  (Foto: CNN)
FRANCFORT (CNN) -

El Banco Central Europeo anunció el jueves sus primeras medidas para retirar algunas de las medidas extraordinarias de liquidez que adoptó para reactivar a la economía de la zona euro durante la crisis global.

Luego de que el BCE mantuviera las tasas en un mínimo histórico del 1 por ciento, como se esperaba, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, esbozó una serie de decisiones para terminar o hacer más estrictas las medidas que ha adoptado para apoyar a la liquidez en el sector bancario.

Mientras los mercados aún tratan de volver a la normalidad, los 80 economistas encuestados por Reuters apostaban a que el banco dejaría estables las tasas.

Pero las medidas del banco sobre la liquidez provocaron un retroceso del euro y de los bonos de la zona de la moneda única. Las acciones recortaron sus avances.

Trichet dijo que el BCE había decidido realizar su última operación de refinanciamiento a seis meses el 31 de marzo y confirmó que haría este mes la última oferta de 12 meses.

En esta oportunidad, la tasa de interés sobre los préstamos a un año, que hasta ahora se había ofrecido a sólo un 1%, estaría vinculada a los cambios en las tasas de más corto plazo.

"Las mejores condiciones de los mercados financieros han indicado que no todas nuestras medidas son necesarias en la misma extensión, como en el pasado", comentó Trichet.

Agregó que el equipo técnico del Banco Central Europeo elevó sus previsiones de crecimiento para la zona euro del próximo año, luego de que la región de la moneda única saliera de la recesión en el tercer trimestre.

Al mismo tiempo, el BCE mantuvo el punto medio de su rango de pronósticos para la inflación del 2011 debajo del techo del rango meta del banco del 2%.

Estrategia de salida

Las medidas de retiro de la liquidez vienen a poner fin a más de un año de intenso alivio monetario por parte del BCE y anuncian un cambio de dirección.

Pero probablemente, los miembros del BCE querrán evitar una salida rápida en esta etapa, en que países como España todavía están en recesión, en que se espera que el desempleo crezca aún más y la fortaleza del euro amenace la naciente recuperación.

Algunos bancos centrales como los de Australia y Noruega ya comenzaron a subir las tasas. Pero la Reserva Federal estadounidense ha ratificado su compromiso de mantener las tasas bajas, mientras toma pequeñas medidas para ir retirando su apoyo de emergencia.

En el piso de la escala, el Banco de Japón ofreció esta semana más fondos a lo bancos para rebajar las tasas de más largo plazo.

Trichet dijo el jueves que el equipo técnico del BCE prevé una inflación en el rango del 0.8 al 2% en el 2011, el año crucial para la política monetaria de hoy dado el extenso rezago y una cifra que implica la poca necesidad de una pronta alza de las tasas de interés.

El equipo técnico revisó al alza sus predicciones de crecimiento en el 2010 a entre un 0.1 y un 1.5%, desde entre -0.5 y +0.9% de sus estimaciones de septiembre.

También mejoró sus proyecciones para este año, al afirmar que espera una contracción del 3.9 al 4.1% en el 2009, levemente mejor que el rango de entre 3.8 y 4.4% de septiembre.

"Algunos de los factores que apoyan la recuperación actualmente son de naturaleza temporal", comentó el presidente del BCE.

"El Consejo de Gobierno espera que la economía de la zona euro crecerá a un ritmo moderado en el 2010, reconociendo que el proceso de recuperación será probablemente irregular y el panorama se mantiene sujeto a una alta incertidumbre", añadió.

La inflación se mantiene acotada tras meses de caída en los precios y no se espera que el banco comience a elevar las tasas antes de fines del próximo año.

Las proyecciones inflacionarias del equipo técnico subieron levemente, pero la inflación del próximo año se ve bajo el piso del rango objetivo del BCE, que apunta a que el alza de precios sea cercana pero inferior al 2%.

Las proyecciones sitúan la inflación del 2010 entre un 0.9 y un 1.7%, desde un 0.8 a un 1.6% en septiembre.

Ahora ve
El primer robot de videojuegos del mundo tiene forma de araña
No te pierdas
×