Obama alista plan para impulsar empleo

El presidente estadounidense anunciará el martes sus planes para combatir la desocupación; aumentará la ayuda a los estados e incentivará los préstamos a las pequeñas empresas.
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, establecerá estrategias en un discurso el martes para combatir un desempleo que se empina en los dos dígitos, al abordar un problema que se ha transformado en una sangría política en su joven Gobierno.

Obama entregará planes que incluyen el incremento en la ayuda a los estados, empujar a los bancos a entregar más créditos a las pequeñas empresas, gasto en infraestructura, incentivos a los propietarios para hacer sus casas energéticamente más eficientes y la posibilidad de recortes en impuestos a compañías que sumen más empleados, dijo un funcionario.

La Casa Blanca no ha entregado oficialmente ningún plan, pero remarcó que la creación de puestos de trabajo es una prioridad máxima.

Pese a señales de que la economía está saliendo de dos años de recesión, la tasa de desempleo en Estados Unidos permanece tercamente por sobre el 10 por ciento y a Obama y sus compañeros demócratas les gustaría hacerla bajar antes de las elecciones parlamentarias de noviembre del 2010.

"No hay un tema que el presidente traiga más al Salón Oval que poner de vuelta al trabajo a los estadounidenses", dijo el lunes Dan Pfeiffer, director de Comunicaciones de la Casa Blanca, en el blog de la residencia presidencial.

El discurso, que será en Washington, está planeado para el martes a las 1625 GMT.

Las propuestas de Obama deben ganar apoyo político en Washington, pero también deben evitar agrandar el enorme déficit presupuestario, que asciende a 1,4 billones de dólares en el año fiscal 2009. Es probable que haya una brecha similar en el actual año fiscal que finaliza el 30 de septiembre del 2010.

Fondos del TARP

La Casa Blanca dijo que era probable que Obama discuta el utilizar dinero del Programa de Alivio de Activos en Problemas (TARP, por sus siglas en inglés), que se reservaron para rescatar a las instituciones financieras en problemas, en la construcción de carreteras, préstamos para pequeñas empresas y otras medidas.

El Gobierno ha dicho anteriormente que puede orientar dinero del TARP a bancos de la comunidad para tratar de impulsar préstamos a pequeñas compañías, además de utilizar algunos de los fondos para pagar deuda.

También se insiste que Obama no tiene en mente otro programa de estímulo económico similar al de 787,000 millones de dólares que firmó en febrero.

Los republicanos se burlan de los esfuerzos de Obama para la creación de empleos.

El líder de los republicanos de la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo que los intentos demócratas de reformar la salud, reducir las emisiones de carbono y facilitar la organización de sindicatos harían más difícil la contratación para las empresas.

Pfeiffer, en tanto, dijo que el Gobierno está interesado en escuchar otras ideas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"No creemos que haya una bala de plata, un plan, un discurso o una pieza singular de la legislación que por sí sola vaya resolver el desempleo de dos dígitos. Y el discurso del presidente no representa la totalidad de nuestros planes para la continuación de la recuperación económica", dijo Pfeiffer.

 

Ahora ve
Una mexicana y un estadounidense se casan en el muro fronterizo
No te pierdas
×