Los Cetes a 28 días bajan a 4.48%

El Cete de referencia presentó un descenso de 0.03 puntos en la subasta de este martes; la tasa a tres meses permaneció sin cambios a 4.59%, mientras que la tasa a 175 días subió a 4.86%.
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Los rendimientos de los Certificados de la Tesorería (Cetes) de México registraron pocos cambios en la subasta del martes, reflejando las mayores expectativas de inflación del banco central para el próximo año.

El Cete a 28 días, de referencia, bajó 0.03 puntos al 4.48%. Operadores del mercado de dinero esperaban que se ubicara en el 4.52%.

La tasa a tres meses permaneció sin cambios al 4.59%, mientras que la tasa a 175 días subió 0.07 puntos al 4.86% frente al remate del martes pasado.

"Es claro que los mercados centran su atención en los riesgos inflacionarios hacia 2010 con la idea afianzada de que el propio Banco de México prevé un escenario complicado", dijo el grupo financiero Ixe en un reporte.

El Banco de México (central) elevó la semana pasada sus expectativas de inflación para el próximo año a un rango del 4.75-5.25% desde el 3.00-3.50% estimado previamente, causando incertidumbre en el mercado sobre cuándo será el próximo movimiento en la tasa de fondeo.

La entidad mantuvo además su pronóstico de que la economía se expandiría entre un 2.5-3.5% el 2010.

Con estos cambios, ahora economistas opinan que el Banco de México podría elevar antes de lo previsto la tasa referencial de interés, que mantiene sin cambios desde que en julio la bajó al 4.50%.

Sin embargo, el mercado está dividido sobre la fecha exacta de ese movimiento.

"Buena parte de la incertidumbre recae en el momento en que el Banco de México subirá tasas", dijo Ixe.

"El consenso del mercado sigue esperando dicho movimiento hacia abril de 2010, pero desde nuestro punto de vista consideramos que podría ser después dada la debilidad de la demanda interna", agregó.

Tanto el comportamiento de la inflación como el de la economía son datos clave para el mercado de deuda, porque influyen directamente en las decisiones del banco central para mover la tasa de interés de referencia, que marca el ritmo de los rendimientos de los bonos.

Una inflación controlada daría más tiempo al banco central para dilatar un alza de tasas mientras la economía se recupera de su peor recesión en décadas.

Especialistas del mercado agregaron que la volatilidad en la subasta primaria responde a datos económicos mixtos y a cierta incertidumbre con respecto a quién será el próximo gobernador del Banco de México.

El secretario de Hacienda de México, Agustín Carstens, dijo recientemente que estaría dispuesto a ser jefe del banco central si el presidente Felipe Calderón decide designarlo a ese cargo.

Calderón aún no ha decidido si propondrá al Senado la ratificación del actual gobernador del banco central, Guillermo Ortiz, o si postulará a alguien más.

 

Ahora ve
“Durante años, él fue mi monstruo”, dice Salma Hayek sobre Harvey Weinstein
No te pierdas
×