Carstens, de subir precios a contenerlos

El nominado a dirigir Banxico deberá sortear la presión inflacionaria que provoca su reforma fiscal; para evitar un mayor deterioro en el poder de compra analistas esperan alzas en la tasa de fondeo.
agustin carstens  (Foto: Notimex)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Agustín Carstens, impulsor de varios cambios fiscales que tendrán un impacto en la inflación para 2010, podría ser el principal defensor de los pesos mexicanos para que no pierdan poder adquisitivo. El actual secretario de Hacienda fue nominado por el presidente, Felipe Calderón, para ser el próximo Gobernador del Banco de México durante los seis años siguientes.

Si el Senado de la República ratifica esta nominación en los próximos días, el primer reto que tendrá Carstens será contener el alza en los precios para el año que entra, misma que ha sido prevista que llegue a un máximo de entre 4.75 y 5.25% para fines de 2010.

Este incremento en los precios tendrá origen en las modificaciones al Impuesto al Valor Agregado, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (en cigarros, alcohol, cerveza y telecomunicaciones) y el Impuesto Sobre la Renta; así mismo en los incrementos de los precios de las tarifas públicas (gasolinas, luz y gas) para el siguiente año.

"Ahorita el poder adquisitivo está muy mermado por el ritmo y lentitud de la economía, pero independientemente de la gestión de Carstens el hecho de que entremos en un ciclo de más dinamismo, proveniente de Estados Unidos por el alto vínculo que tenemos con esa economía, veremos una mejora en el poder adquisitivo producto de nuestro socio número uno", dijo en entrevista el director general de Somoza-Finamex Inversiones, Juan Musi.

Una de las funciones principales del Banco Central es velar por el poder adquisitivo de la moneda, y aún más en momentos de crisis económica que ha sumado a casi tres millones de personas en el desempleo al tercer trimestre de este año.

Para contener el alza esperada en los precios para el próximo año, los analistas esperan que el Banxico comience a partir del segundo trimestre de 2010 un ciclo de alza en su tasa de referencia, para llegar a 5.50%, desde el actual 4.50%.

El aún Gobernador de Banxico, Guillermo Ortiz, aumentó desde 2008 el costo del fondeo bancario en tres ocasiones hasta el 8.25% de enero de este año, y a partir del 16 de enero a la fecha comenzó a relajar la política monetaria (en 7 ocasiones), para llegar a la tasa de interés de 4.5% actual.

"Gracias a esta política hemos consolidado una tasa de inflación relativamente baja, lo cual ha sido una contribución importante al poder adquisitivo de la población", dijo en un comunicado el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

"Sería una equivocación mayor introducir cambios a una de las instituciones que mejor ha funcionado en este país", agregó.

A su vez, un segundo riesgo del Banxico sería la modificación de la meta inflacionaria (actualmente en 3% +/- un punto porcentual), misma que se prevé sea alcanzada hasta finales de 2011.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El objetivo (de inflación) de 3% no fue, ni es, consistente con la estructura económica del país, como así lo demuestra la inflación estructural de los últimos 15 años", dijo recientemente en un reporte el director para América Latina de Moody's Economy.com, Alfredo Coutiño.

Si el Senado ratifica a Agustín Carstens como próximo gobernador del Banxico, misma designación que hasta el momento han tomado con beneplácito los legisladores y los mercados financieros, su gestión iniciará el primero de enero de 2010.

Ahora ve
Maduro afirma que “el objetivo de EU es ocupar militarmente Venezuela”
No te pierdas
×