El-Erian, inversiones hacia el futuro

El presidente ejecutivo de Pimco sugiere apostar por activos en regiones con potencial como Brasil; Mohamed El-Erian advierte que uno los problemas que enfrentará la economía será la inflación.
Mohamed El-Erian  (Foto: Archivo AP)
Geoff Colvin

Mohamed El-Erian logró su estatus como uno de los mejores inversionistas. Después de su carrera de 15 años con International Monetary Fund, se unió a Pimco hace sólo 10 años y comenzó a manejar los fondos de bonos de mercados emergentes de la empresa. Su desempeño y su enfoque intelectual a las inversiones y al entendimiento del mundo financiero llamaron la atención de la Universidad de Harvard.

Cuando el legendario Jack Meyer dejó su puesto como gestor de la donación de 30,000 millones de dólares a la Universidad en 2005, Harvard contrató a El-Erian para que se hiciera cargo. No se quedó mucho tiempo, pero dio increíbles rendimientos de 23%. Después regresó a las oficinas centrales de Pimco en Newport Beach, California, a finales de 2007, justo antes de la recesión. Ahora es el presidente ejecutivo de la empresa así como copresidente de inversiones, junto con el famoso fundador de Pimco, Bill Gross.

La empresa es la inversionista de bonos más grande del mundo y se ha beneficiado de las preferencias de calidad desde hace dos años, por lo que ahora cuenta con cerca de un billón de dólares en activos. El-Erian, de 51 años, piensa profundo: su libro, "Cuando los mercados chocan: estrategias de inversión para la era de cambios económicos globales", ganó el premio de mejor libro de negocios de Goldman Sachs del Financial Times el año pasado.

Hace poco se reunió con Geoff Colvin, de Fortune, para hablar de las amenazas que enfrentan los inversionistas individuales, el mejor panorama para un portafolio de inversión y del impacto del colapso de 2008, entre otros temas. Aquí unos extractos.

Geoff Colvin: ya tuvimos un trimestre de crecimiento económico sólido. ¿Ya terminó la recesión?

Mohamed El-Erian: sí, por completo. Hemos tenido un trimestre de crecimiento económico y tal vez será analizado, pero será en un rango de 2.5% para el tercer trimestre. El cuarto tal vez estará en un rango de 3%. La pregunta es si podemos mantener el crecimiento en 2010, y tememos que sea muy difícil.

¿De qué depende?

Depende de todas las fuentes de crecimiento, y sobre todo del estímulo. Tuvimos el mayor estímulo de la historia, fiscal y monetaria, y estamos sintiendo los beneficios. Hay un ciclo natural de inventarios, y llega un punto en que los inventarios terminan y la construcción comienza, y eso ocurrió en la segunda mitad de 2009: no son fuentes de crecimiento permanentes, por lo que necesitamos delegar al sector privado, a los consumidores y a las compañías, y para que eso ocurra, deben pasar cosas positivas, y es poco probable que ocurran.

¿Por qué es poco probable para los consumidores?

El consumidor está pasando por puntos en contra, primero el alto desempleo (la cifra oficial es de 10%). Pero el total de desempleo y personas mal empleadas es de 17.5%. Esto es un problema porque cuando llegamos a ese nivel, el comportamiento del empleado cambia.  

¿Por qué?

Por miedo. Cuando el desempleo no sólo es alto sino persistente, hay que tener más cuidado, se consume menos. Aún el empleado con sueldo comienza a tomar sus precauciones. Otro punto es lo que los economistas llaman "factor de bienestar". El retiro de todos se vio afectado, ahora tenemos que ahorrar y hay que limitar el consumo. Por último, los cajeros automáticos desaparecieron: durante mucho tiempo usamos nuestras casas como cajeros, así que ahora es muy difícil que el consumidor mantenga la economía estadounidense y mucho más difícil, la economía del mundo.

Y así lo fue por muchos años.

Imaginen un avión volando muy alto: tiene un motor enorme llamado consumidor, y el combustible es la deuda. Ahora, mientras haya combustible, el motor puede mantener el vuelo. Cuando el combustible se complique porque hay un límite en la cantidad de deuda que un propietario puede tomar, el avión pierde altitud y es difícil mantenerlo estable.

Pero a largo plazo los consumidores estadounidenses comenzarán a ahorrar más. ¿No es algo bueno?

Claro que es algo bueno. El resto del mundo es otros motores, y estamos cambiando de un mundo demasiado dependiente del consumidor estadounidense a un mundo multipolar. Eso también es bueno. El problema es la transición, sí que regresen a la imagen: ¿les gustaría estar en un vuelo donde el capitán diga: "voy a cambiar de un motor a varios motores"? No quieren estar en ese avión, sino en uno donde el cambio ya esté hecho. A largo plazo, tal vez en cinco años, todos estaremos mejor. 

Desde la perspectiva de un inversionista privado, ¿el mundo multipolar es algo bueno o algo malo?

Es bueno porque está mejor balanceado. Creo que la mayoría de nosotros preferiría estar en un avión con varios motores, así que mientras podamos salir de nuestras zonas de confort, este mundo es mejor si sabemos invertir, pero implica hacer las cosas de forma distinta.

¿Qué es lo más importante que los inversionistas independientes deben cambiar?

Hoy en día, el inversionista promedio tiene dos problemas: que está centralizado en Estados Unidos porque el comportamiento de las personas en las finanzas indica que nos gusta lo conocido, así que invertimos en aquello que nos da comodidad. El problema es que no quieres estar centralizado en un mundo globalizado cuyo centro de gravedad cambia, así que lo primero que deben hacer es reconocer que la colocación de un activo mañana es más global que la de ayer. Además, la mayoría de nosotros hemos tenido suerte, pues no hemos temido mucho por la inflación. Estamos avanzando en un mundo más fluido en el que la inflación regresará.

¿Cómo puedes afirmarlo?

Estamos en un mundo donde la demanda no sólo aumentará, sino que habrá cambios en el suministro. Antes era un mundo donde el crédito estaba disponible para todos, y ahora ya no es fácil obtenerlo, así que aumentará la demanda y bajará el suministro. Si creen que la recesión sigue, yo podría comprar fácilmente un boleto de avión, pero después se llevan los aviones al desierto: el suministro desaparece y la inflación regresa. A finales del próximo año, cuando la liquidez quede fijada, correremos riesgo de inflación, y la mayoría de la gente no está preparada para eso.

¿Cuál es la mejor protección de un inversionista individual contra la inflación?

La protección más directa es la compra de TIPS, bonos del Departamento del Tesoro protegidos contra la inflación. Hay quienes creen que no es suficiente, por lo que optarán por el oro, el cual está uniendo a la gente temerosa sobre la inflación, asuntos geopolíticos y el dólar.

¿Cuál es el mejor panorama para los inversionistas privados hoy?

Primero deben colocar activos que tengan futuro, no pasado. Deben tener el vehículo para expresar su colocación. Por último, deben ser humildes. Deben saber que manejar el riesgo es difícil, y aunque antes se decía que con estar diversificados estaban seguros, eso ya no es cierto. La diversificación es necesaria pero no es suficiente. Deben medir los riesgos.

En tu libro presentas la colocación de activos para un inversionista estadounidense. Sólo 15% en valores, mucho menos de lo que la mayoría de los inversionistas tiene, y sólo 14% en bonos, lo que no parece mucho. ¿Cuál es la lógica?

Con los valores, se reconoce que el significado de un activo está cambiando. Yo pregunto en qué han invertido, y me responden que en Estados Unidos. Yo les vuelvo a preguntar: ¿cómo? Me dicen que van a S&P y ellos no saben que la mitad de sus ganancias viene del extranjero. Si quieren invertir en el extranjero, ¿por qué no lo hacen de forma directa? La colocación es relativamente baja porque refleja la noción de que se está apostando en el crecimiento futuro, por lo que deben tener un componente no estadounidense tan importante como el que sí lo es. Los bonos son complicados, pues enfrentan el prospecto de una gran cantidad de emisiones. El déficit de 2009 fue de 1.4 billones de dólares, un gran aumento para un solo año. El del próximo año tal vez será de 1.5 billones. El Gobierno debe financiarlo, tal vez emitiendo deuda.

Dijiste que la colocación de activos podría dar rendimientos de 5% a 7% a largo plazo. Varios inversionistas creen que los valores darán mucho más con el tiempo. ¿Es cierto?

Hemos tenido una gran cantidad de inflación de rendimientos esperados. De alguna forma somos optimistas por naturaleza. Debe haber cierto realismo sobre lo que las inversiones de tu portafolio pueden hacer por ti, y no se pueden producir rendimientos de cifras grandes con bases sostenibles, esa es la realidad.  Las expectativas del rendimiento deben ser realistas a menos que estén dispuestos a pasar de los mercados líquidos a los verdaderamente líquidos. Hay una gran diferencia y radica en completar los mercados. Es un juego distinto, pero no hay la liquidez que la mayoría de la gente necesita.

¿Cuál es un ejemplo de mercado no líquido?

Invertir en una compañía hipotecaria en Brasil. Hay que hacerlo sabiendo que es una inversión a largo plazo y no hay liquidez ahí. Si lo piensan y se van a países en vías de desarrollo donde la clase media se ha estabilizado, hay apuestas a favor de la vivienda y hay ahorros, pero no hay como unir esos dos factores porque no tienen la tradición estadounidense de tomar prestado con la garantía de ingresos futuros, y no se toma prestado hasta que se tiene cierto nivel de bienestar.

Gran parte de la regulación financiera está en proceso. ¿Esta regulación prevendrá la crisis como la ocurrida, o prevendrá la próxima crisis?

Imaginen una autopista. Se reconoció que el límite de velocidad era muy alto, y no lo forzamos. Ahora vamos hacia un mundo en el que el límite es menor, y tendemos que forzarlo. Ciertamente esto reducirá accidentes, pero no los eliminará. En algunos años alguien llegará y dirá que el límite es muy bajo e ineficiente, y la gente no está llegando a tiempo, así que hay que volver a aumentarlo. Si en cuatro años estamos en ese punto, hablaremos de las fallas del Gobierno y de cómo "sobre-legisló", y si estamos ahí en 10 años, hablaremos de cómo el mercado cayó y cómo se recuperó. 

El ciclo se habrá repetido

El ciclo siempre se repite porque es difícil manejar sistemas complejos. 

Después de la crisis de 2008 dijiste a Fortune que le habías pedido a tu esposa que retirara dinero del cajero. ¿Cómo era tu vida?

Le daba los buenos días a mi esposa a las dos de la mañana y le decía: tienes que ver esto en la televisión, es importante. Normalmente me levantaba a esa hora. Temíamos por cosas que jamás pensamos, como dónde estaba el dinero. Un día le llamé y le dije que fuera por dinero, ella me preguntó por qué, y le respondí que no estaba seguro de que los bancos fueran a abrir al día siguiente.

¿Qué pasó realmente en aquel entonces?

Vas a McDonald's, pides tu orden, vas a otra ventanillas, pagas, vas a otra, recoges tu comida, y te vas. Lo puedes hacer en 30 segundos. Ahora imagen que van a la primera ventanilla, pagan, y no reciben su comida. "En la siguiente ventanilla", les responden. Eso pasó con Lehman, alguien fue a pagar pero no obtuvo lo que quería, y ahora nos dicen que no nos pueden dar nuestra comida. El sistema está basado en confianza, y no quieren que les ocurra lo que hizo Lehman. Lo que ocurrió al sistema es que la gente se fue hambrienta aún con dinero, y la segunda ventanilla tenía la comida pero no la podía vender, así que caducó. Lo que pasó con Lehman fue impresionante porque nadie confiaba en nada, y por eso ocurrieron estos colapsos en todo el mundo.  

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Qué le aconsejas a un inversionista privado en el ambiente actual?

Que comiencen identificando sus objetivos, por qué están invirtiendo. Deben saber si están haciendo dinero y si están protegiendo su retiro. Deben pensar si hay garantías en su inversión, y no perder de vista que los objetivos exigen distintas formas de inversión.  Deben tener en claro sus objetivos y saber qué errores pueden costear. Si lo hacen bien, los niveles de ansiedad bajan de forma significativa.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×