Reformas pueden frenarse por Cordero

Barclays percibe como de riesgo medio la designación de Ernesto Cordero en la cartera de Hacienda; los analistas de la entidad ven que el funcionario carece de habilidad para generar consensos.
cordero  (Foto: CNN)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El nombramiento de Ernesto Cordero al frente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se ha dado en medio de un débil comportamiento del peso mexicano, lo que pareciera indicar que el mercado ha tomado de manera negativa el suceso.

Existe la creencia de que la debilidad del peso mexicano es atribuida a un incremento adicional en el riesgo por la nominación de Cordero, de acuerdo con un reporte de Roberto Melzi y Jimena Zuniga, analistas de Barclays Capital Research.

El peso mexicano cedió el jueves un 0.45% o 5.80 centavos, según el precio final del Banco Central, para cerrar en 12.94 pesos por dólar en un mercado que asimilaba el nombramiento de un nuevo secretario de Hacienda y del jefe del Banco Central de México.

Los analistas de Barclays consideran que este movimiento de Ernesto Cordero para pasar de la Secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) a la Secretaría de Hacienda podría tener un riesgo medio pero "no es crítico para el desarrollo a corto plazo".

Pero a largo plazo podría ser una mala señal para el paso de las reformas en el Congreso, uno, porque carecerá de la habilidad para generar consensos con la cuenta Carstens y dos, porque el PRI probablemente lo percibe como un actor político más que como un tecnócrata.

La perspectiva sobre Carstens

La nominación de Agustín Carstens para ocupar el cargo de Gobernador del Banco de México (Banxico) parece interpretarse como signo de una política monetaria menos agresiva.  

La falta de agresividad que mostró Carstens durante su estancia en la Secretaría de Hacienda "es razonable por la naturaleza de su trabajo, basado más en hechos que en consideraciones populistas, lo que lo llevó a dos reformas fiscales que resultaron en incrementos impositivos durante tres años", afirman Roberto Melzi y Jimena Zuniga, analistas de Barclays Capital Research.

Carstens podría adoptar una política monetaria más agresiva para reforzar su imagen como Gobernador del Banco Central.

"No creemos que el Banco Central esté satisfecho con el reciente aumento en las expectativas inflacionarias y continuará con la presentación de una primera tasa en marzo, así como con la normalización progresiva de la tasa alcanzando 5.75% en diciembre de 2010 y 6.5% en mayo de 2011", dijeron Melzi y Zuniga.

"El mercado financiero requiere una nueva cotización al alza, clave para ello serán las declaraciones de Carstens en las próximas semanas, así como la que acompañe a la inflación el próximo 16 de enero", según los expertos de Barclays Capital.

La reputación y las credenciales de Carstens, aunado a su profundo conocimiento sobre el Banxico al haber sido director General de Investigación Económica, Tesorero y Coordinador de Asesores del Gobernador hacen que su nominación sea positiva, afirman los analistas.

La institución financiera considera que el énfasis de Carstens en mantener el mandato de la estabilidad de precios y la autonomía del Banco Central, así como la apertura de comunicación con Hacienda y con el mercado (a través de la implementación de minutas) pueden ser percibidos como una buena señal.

Barclays Capital considera que es muy probable que el Senado ratifique la propuesta de Felipe Calderón. También creen que los jugadores claves de Carstens se mantendrán en Hacienda y que las perspectivas para el 2010 ya han sido tomadas.

Ahora ve
La Academia de la Música Latina nombra “Persona del Año” a Alejandro Sanz
No te pierdas
×