EU tendrá más desempleo automotriz

El sector seguirá afectado tras sufrir la pérdida de 365,000 empleos por la recesión, según la Fed; las ventas del sector cayeron 20% en 16 meses, según un estudio de la Reserva Federal de Chicago.
CHICAGO (Notimex) -

Los trabajadores y los sectores vinculados a la industria automotriz estadounidense continuarán enfrentando difíciles desafíos en materia de empleo pese a la recuperación económica, pronosticó un análisis de la Reserva Federal de Chicago.

El análisis "Perspectivas de la industria automotriz: Comprensión del impacto en trabajadores y comunidades", destacó que las perspectivas de empleo para miles de despedidos de este sector son desalentadoras, mientras las empresas tendrán aún que enfrentar una incertidumbre post recesión de los consumidores.

Los resultados del estudio del sector, que se publicarán en enero en la edición número 270 de Chicago Fed Letter indica que la recesión, la cual probablemente concluyó en junio de este año, dejó una caída de las ventas de vehículos y piezas superior al 20% en 16 meses. Además de una pérdida de más de 365,000 empleos en la producción automotriz.

Kristin Dziczek, especialista del Centro para la Investigación Automotora (CAR), dijo que se esperan más recortes laborales en las armadoras durante el cuarto trimestre del 2009, como parte de su reestructuración.

En los dos últimos años el desempleo automotriz pasó de 7.0% a 25%, dos veces el aumento en el resto de la industria y seis veces el alza en la pérdida de plazas en el sector servicios.

La experta calculó un pequeño rebote del empleo en el sector automotriz, debido a que en la reestructuración se podría requerir la recontratación de ex trabajadores calificados.

Por ejemplo, Chrysler despidió al 25% de sus empleados a sueldo antes de fin de 2008, pero planea llamar a algunos porque necesitará más personal en la formación de su nuevo producto.

Sin embargo, aclaró que en general la falta de habilidad para dirigir una búsqueda de trabajo geográfica más amplia durante este descenso económico mantendrá en el desempleo a la mayoría de los ex trabajadores de las armadoras.

Señaló además que los que permanecen requerirán de entrenamiento para cubrir demandas de cambio de habilidad de una manufactura avanzada.

Según George Erickcek, del Instituto Upjohn para la Investigación del Empleo, una opción para los trabajadores desplazados, sería encontrar trabajos similares en otro sector de ensamble industrial, pero aún así se someterían a una reducción amplia de su salario respecto a sus percepciones anteriores.

"Actualmente, las agencias temporales del empleo están empleando a más trabajadores de ensamble que cualquier otra industria en el país, pero con salarios mucho más bajos (.), tan bajos como 23,000 dólares al año en Michigan, comparado con los 50,000 y 60,000 que percibían en el sector automotriz", aseguró.

Además, las oportunidades de empleo para estos trabajadores se están reduciendo, de tal suerte que el número de plazas anuales pronosticadas por año para toda la nación en el ensamblaje de autos es solamente de casi 26,550.

Erickcek agregó que los ensambladores desplazados podrían encontrar trabajo en ocupaciones con sistemas similares de habilidad.

Entre ellos como combatientes de incendios forestales, operadores de radio, instaladores y yeseros, o empleos con un nivel de formación más alto a la fabricación, lo cual requeriría más educación y entrenamiento.

En tanto, Ken Beauchemin, economista de la Reserve Federal del Banco de Cleveland, afirmó que este año la relación entre trabajador desempleado y oportunidad laboral es de seis a uno.

Dijo que pese al fin de la crisis, las empresas en general tendrán que enfrentar un proceso de "incertidumbre generalizada" de los consumidores.

William Testa, economista de la Reserva Federal del Banco de Chicago, señaló que los desafíos que enfrenta Michigan son diferentes al resto de país, ya que nunca se recuperó de la recesión del 2001.

Desde entonces a septiembre del 2009 el desempleo se ha elevado en 15.3 por ciento, y las perspectivas de los trabajadores desplazados de volver a encontrar nuevos trabajos han disminuido.

"Debido a la reestructuración significativa de las tres grandes armadoras de Detroit (Chrysler Group LLC, Ford Motor Co. y General Motors Co.) el número de trabajos en la industria de Michigan que ahora ha perdido excede el número de trabajadores aún empleados en el sector", precisó.

Thomas Klier, también de la Fed Chicago, destacó que durante la recesión las ventas de vehículos ligeros (después de descontar el programa de efectivo por carcachas del gobierno federal) hicieron un promedio anualizado apenas abajo de los 10 millones de unidades estos últimos meses, lejano a los 17 millones de 2006.

Los tres grandes de Detroit han perdido la cuota de mercado desde 1955, cuando tenían el 95%, frente a fabricantes de coches extranjeros que producen en Estados Unidos, hasta llegar al 45% actual, y los analistas pronostican que ésta continuará erosionándose.

El número de armadoras extranjeras creció de una al final de los 70 a diez en el 2009.

Y no solo han arrebatado la cuota de mercado a las nacionales sino modificado la locación de la industria automotriz en el país, creando un "auto corredor" norte-sur, en contraste con el viejo funcionamiento del "auto cinturón" Este-Oeste que había existido hasta los años 80.

 

Ahora ve
La investigación a Rafa Márquez podría afectar a cientos de niños mexicanos
No te pierdas
×