Inversionistas, con la mira en México

Los analistas opinan que 2010 será un año positivo para los precios de los activos mexicanos; afirman que el país aún no absorbe la recuperación que ya se presenta en otros países de AL.
moneda-peso-paises-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
NUEVA YORK (CNN) -

La economía mexicana está lista para despegar el próximo año, después de un terrible 2009, y posiblemente se una al grupo de países de América Latina con potencial de anotar tasas de crecimiento anual por más del 4.0%.

Brasil, Perú y Chile seguirán encabezando el crecimiento en la región, impulsados por un fuerte consumo interno y exportaciones al alza.

Pero los analistas sostienen que la oportunidad real de compra para los inversionistas está en México, donde los precios de los activos aún no han absorbido completamente la recuperación.

"Mi proyección es que el 2010 va a ser un año mucho más positivo para los precios de los activos mexicanos que para los precios de los activos brasileños", dijo Alberto Bernal, encargado de investigación de mercados emergentes de Bulltick Capital Markets.

Bernal prevé que la economía mexicana crecerá un 4.0% en el 2010.

"Estamos ponderando muy bien a México en todo nivel -acciones, renta fija, moneda local-, porque aunque pensamos que Brasil es el gran protagonista, creemos que la mayoría de las buenas noticias ya han sido asimiladas", añadió.

Los más optimistas esperan que las acciones mexicanas avancen en "al menos" un 30% en el 2010, con un mejor desempeño que los mercados regionales. Otros analistas hablan de una apreciación del 15% para el peso mexicano durante el próximo año.

El optimismo sobre México ha crecido después de un año sombrío en el que el país se vio sacudido por la debilidad de la economía estadounidense, su principal socio comercial; el brote de la gripe H1N1 y por una reforma fiscal deslucida que muchos consideraban crucial.

México está finalizando el 2009 con una contracción económica estimada del 7.0% o más -su peor desempeño desde 1932- y con rebajas en su calificación crediticia por parte de Fitch y Standard & Poor's.

Pero, según datos oficiales, la economía ya salió de la recesión en el tercer trimestre con una tasa de crecimiento del 2.9% frente al trimestre anterior, lo que equivale a una tasa anual del 12%.

Brasil, por otra parte, registró un crecimiento decepcionante en el tercer trimestre, con un avance del 1.3% en comparación con los tres meses anteriores, por debajo del 2.0% esperado por los economistas.

El desempeño del tercer trimestre en México probablemente fue impulsado por los efectos únicos de la recuperación de empresas locales, que se vieron duramente afectadas por el brote de gripe H1N1.

Además, una estable recuperación en Estados Unidos inyectaría un nuevo impulso a su vecino del sur.

Un posible retraso en el alza de las tasas de interés, a pesar de los temores sobre la inflación, podría dar mayor ímpetu a la economía mexicana.

El ex secretario de Hacienda, Agustín Carstens, sugirió en la semana, poco después de ser nominado jefe del banco central, que no tiene prisa por subir las tasas de interés.

"Estados Unidos salió de la recesión en el tercer trimestre. Debido al nivel de integración entre las dos economías, esto seguramente va a ser uno de los factores fundamentales en la línea de la recuperación", dijo la economista de Barclays Capital Jimena Zúñiga.

Barclays Capital tiene posiblemente una de las estimaciones más altas para el crecimiento del país en el 2010, con un 5.1%, muy cerca del 5.3% que prevé para Brasil.

El Gobierno mexicano sigue siendo conservador en esta materia, manteniendo su proyección de crecimiento de un 3.0% para el 2010, pero la semana pasada Carstens dijo a los inversionistas en Nueva York que hay "buenas posibilidades" de que el crecimiento sea mayor.

En general, los economistas esperan que Brasil, Perú y Chile crezcan entre un 4.0 y un 6.0% en el 2010. El resto de América Latina, incluyendo a Colombia, Argentina y Venezuela, crecerían entre un 2.0 y un 4.0%.

Espacio para avanzar

A la luz de las proyecciones de un mayor crecimiento, los activos mexicanos están siendo más atractivos que sus pares de América Latina.

En lo que va del año, el índice referencial IPC de la Bolsa de México ha subido cerca de un 42%, la mitad de lo que lo ha hecho el índice brasileño Bovespa. El IPC cerró el martes aproximadamente un 3% por debajo de su máximo histórico alcanzado en octubre del 2007.

El peso mexicano ha subido menos del 10% en lo que va del 2009, comparado con ganancias por sobre el 30% del real brasileño.

El peso actualmente encabeza la lista de monedas que aún no se han "normalizado" después de la crisis financiera, dijo recientemente Mark Dow, gerente de portafolio de Pharo Management, en una conferencia de mercados emergentes en Nueva York.

"Ahora que la demanda por dólares ha sido saciada, creo que el tipo de cambio es ridículo a estos niveles", aseguró, agregando que el peso podría fortalecerse a 11.00 por dólar desde sus actuales niveles de 12.70 unidades por billete verde, lo que significaría una ganancia de cerca del 13.4%.

"Este es un comercio significativo. Es uno de los pocos grandes", agregó.

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×