Rebajas navideñas tientan a mexicanos

La fiebre de compras en el país parece más un espejismo que una señal de recuperación económica; las minoristas tratan de vender el mayor volumen posible, incluso sacrificando márgenes de ganancia.
compras  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Miles de personas colman las tiendas desde hace semanas en México mientras el país comienza a salir de su peor recesión en siete décadas, pero parece más una ilusión navideña derivada de agresivas campañas de descuentos que una señal de recuperación económica real.

Aunque México dejó atrás oficialmente la recesión en el tercer trimestre, aún le falta para retomar la senda del crecimiento. Pero los principales centros comerciales están apostando fuerte a los descuentos y la tentación es grande.

"Faltan algunos días para Navidad, pero todo lo encontré con buenas rebajas, así que aproveché. Está muy conveniente comprar ahorita", dijo Teresa Saldívar, una anciana de 76 años quien dijo recibir sólo una pequeña pensión, pero pudo comprar varios regalos en una gran tienda departamental.

Las escenas contrastan con la temporada festiva del año pasado, cuando angustiados mexicanos renunciaron a los grandes gastos debido a las sombrías perspectivas económicas cuando la crisis se desató en Estados Unidos, el mayor socio comercial de la segunda economía latinoamericana.

A pesar de que este año el desplome económico superó todas las expectativas y el Banco Central espera una caída de hasta un 7%, los habitantes de la gigantesca Ciudad de México parecen haber recuperado las ganas de comprar.

Pero la fiebre navideña sería resultado de una arriesgada estrategia de las principales minoristas del país por tratar de vender el mayor volumen posible, incluso sacrificando sus márgenes de ganancia.

"Sí, ha bajado bastante la venta. De hecho ahora se están ofreciendo promociones de tres días en cosas que en años anteriores se vendían sin ninguna promoción", dijo Gustavo San Vicente, vendedor de una lujosa tienda por departamentos al oeste de la ciudad.

Las minoristas apuestan a mover sus inventarios, rebajar precios y superar la mejor oferta de la competencia. No significa que los mexicanos tengan más dinero en sus bolsillos.

"Las tiendas pueden estar atascadas pero, ¿qué está comprando esa gente? Está comprando la oferta que tiene el superdescuento y que tiene la superpromoción", dijo Raquel Moscoso, analista del sector consumo de Ixe Grupo Financiero.

"Todo el mundo está, literalmente, arrebatándose la rebanada del pastel y en muchos casos están dispuestos a sacrificar margen a cambio de hacerse de un mayor número de clientes", agregó.

Aunque las cifras finales de las ventas navideñas serán difundidas el año que viene, protagonistas del sector como Soriana, la segunda mayor cadena minorista del país, anticipan austeros resultados.

"No vemos una gran mejoría" frente al año pasado, dijo Aurelio Adán, director de finanzas de la firma.

No tan feliz Navidad

Diciembre del año pasado fue un mes negro para las minoristas. El incremento del desempleo y la caída en la producción local se tradujo en un desplome del 10.7% de las ventas de las cadenas en plena temporada navideña, según cifras del sector.

"Sentimos que el consumidor sigue golpeado (...), va a ser un comportamiento mejor que el del año pasado porque el consumidor estaba más cauto (entonces), pero todavía hay mucho que trabajar", añadió Adán.

A la luz de los datos y del comportamiento de la economía, el entusiasta consumismo de diciembre podría ser un espejismo más que un signo de mejoría significativa.

El consumo privado es el principal componente del Producto Interno Bruto (PIB) gracias al elevado gasto de los mexicanos sobre todo en alimentos, bebidas y tabaco.

Con indicadores clave como la confianza del consumidor cerca de sus mínimos históricos y una tasa de desempleo que batalla por alejarse de sus máximos de 14 años, aún parece ser demasiado pronto para cantar victoria.

"Sólo compraremos lo necesario, como ropa o comida, regalos ya no. La verdad es que está peor que el año pasado", dijo Beatriz Vásquez, empleada de 36 años, quien confesó que aún no sabe cuándo recibirá su esperado aguinaldo navideño.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Algunos economistas ponen sus expectativas mas bien en la recuperación de las exportaciones, que aunque no pesan tanto en el PIB su comportamiento es mucho más ágil y su mejoría podría reflejarse más rápido en la economía.

"El consumo no va ser el motor más importante de la recuperación", dijo Sergio Kurczyn, subdirector de estudios económicos de Banamex. "El motor del crecimiento va a seguir siendo lo que ha sido en los últimos 15 años, que es el crecimiento de las exportaciones", agregó.

Ahora ve
Así se vivió la emoción del eclipse en Salem, Oregon
No te pierdas
×