Bolsa mexicana, sequía de emisoras

El mercado accionario ha fallado en atraer más ofertas públicas iniciales de acciones en 2009; el principal obstáculo es el dominio de las grandes empresas manejadas por grupos de familias.
bolsa-mexicana-bmv  (Foto: Archivo)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

La Bolsa Mexicana de Valores está tratando de mantenerse en forma para competir con la estrella regional, Brasil, pero aún no logra atraer ofertas públicas iniciales (OPIs) en una economía dominada por empresas gigantescas en manos de grupos familiares.

Las autoridades están reformulando los reglamentos de transacción bursátil y esperan que las casas de Bolsa comiencen a ofrecer el año que viene servicios para atraer a corredores que usan sistemas automatizados de operaciones basados en algoritmos y a otros inversionistas sofisticados.

"Con la internacionalización de los mercados, los diferentes inversionistas tanto en Estados Unidos como en Europa, como en Asia, están buscando invertir en mercados emergentes (...) Estamos compitiendo con Nueva York, con Brasil, para atraer esos flujos", dijo Carlos Quevedo, jefe de supervisión de mercados en el regulador bancario mexicano.

El plan de México para lanzar sistemas de acceso directo al mercado y expandir las operaciones de alta frecuencia sigue al del operador brasileño BM&FBovespa, que en años recientes se ha convertido en uno de los mayores mercados bursátiles del mundo.

Brasil permitió este año la negociación de derivados a través de algoritmos. BM&FBovespa está a la espera de que se autorice ese tipo de negociaciones para acciones.

Pero, pese a las fuertes ganancias de las acciones mexicanas -el Indice de Precios y Cotizaciones (IPC) acumula un alza cercana al 45% este año- México tiene problemas para convencer a las empresas privadas de colocar sus acciones en el mercado.

Desde mediados del 2008 no ha habido ofertas públicas iniciales de acciones, luego de las emisiones de la empresa de productos de cuidado personal Genomma Lab y la propia Bolsa Mexicana de Valores.

En contraste, dos de las mayores OPI de este año fueron en Brasil, la del Banco Santander Brasil y la de la empresa de tarjetas de crédito VisaNet, ahora llamada Cielo.

Pedro Zorrilla, director general adjunto de la Bolsa mexicana, dijo a Reuters que espera más ofertas de acciones en el 2010. Pero hasta el momento ninguna empresa ha anunciado planes para poner sus acciones en la Bolsa local.

Tradición familiar

La escasez de OPIs mexicanas ocurre en parte por el hecho de que la economía está dominada por empresas gigantes en manos de grupos familiares que no quieren ceder su control.

"Dado que la economía mexicana está tan altamente concentrada y dado que es tan difícil adquirir participación de mercado para las empresas chicas, es casi imposible pensar en empresarios construyendo negocios exitosos, con o sin capital de riesgo (...) o el mercado de OPIs", dijo Matthew Cole, de North Bay Equity Partners en Miami.

Incluso cuando las grandes empresas ponen sus acciones en el mercado, la mayoría sigue bajo fuerte control de grupos internos, lo que limita su atractivo para los inversionistas.

El emblemático Carlos Slim controla empresas que representan cerca de un tercio de la capitalización total del mercado mexicano.

Sus telefónicas, Telmex y América Móvil lideran el sector de las telecomunicaciones. Otros sectores importantes como la televisión, el cemento, el pan y la cerveza están también en manos de una o dos enormes empresas controladas por grupos familiares.

El sector de energía está totalmente en manos del Estado.

Brasil es sede de gigantes corporativos como la minera Vale y el Gobierno tiene participación en muchas empresas, pero no tiene un equivalente a Slim.

Nuevas herramientas

El índice bursátil brasileño Bovespa ha escalado casi un 80% en el 2009 y funcionarios del mercado esperan una fuerte actividad de OPIs en la primera mitad del 2010, cuando las empresas reactiven planes archivados por la crisis.

El mercado mexicano, mientras tanto, registró un alza del 63% en el promedio diario de negociaciones este año, y Zorrilla dijo que la nueva infraestructura de la Bolsa dará espacio para tasas de crecimiento similares durante los próximos años.

"Las funciones de administración y de planeación de capacidades son críticas hoy en día para cualquier Bolsa de valores (...) el objetivo de la Bolsa es traer actividad transaccional, nueva o existente, y hacerlo mediante reglas o sistemas transaccionales que sean muy eficientes", afirmó.

Parte del alza de las emisiones de acciones en Brasil en los años recientes viene de un esfuerzo para promover la salida al mercado de empresas medianas, y aumentar el acceso a financiamiento de largo plazo.

En el 2009, México presentó un nuevo instrumento para permitir a los fondos de pensión privados invertir en empresas medianas no listadas y en proyectos de infraestructura, dos áreas golpeadas por la escasez de financiamiento.

La constructora mexicana ICA usó esos nuevos instrumentos de inversión junto con Goldman Sachs en octubre para colocar en el mercado un paquete de carreteras de cuota, y captó 477 millones de dólares en financiamiento.

Si el Gobierno logra que los fondos privados de pensiones inviertan en pequeñas empresas a través de los nuevos instrumentos, algunas de esas firmas podrían hacerse públicas eventualmente, según banqueros.

Ahora ve
La investigación a Rafa Márquez podría afectar a cientos de niños mexicanos
No te pierdas
×