Prestamistas en EU evitaron regulación

Prestamistas de riesgo involucrados en créditos hipotecarios usaron su influencia durante la crisis; según economistas del FMI, entre éstos se encuentran algunos de los bancos más grandes del país.
WASHINGTON (CNN) -

Los prestamistas estadounidenses involucrados en créditos hipotecarios de riesgo, que contribuyeron a la crisis financiera del 2007, fueron además algunos de los lobbystas más tenaces en Washington, según un reporte de economistas del Fondo Monetario Internacional.

En el texto: "Un Puñado de Dólares: Grupos de Influencia y la Crisis Financiera", los economistas dijeron que sus estudios mostraron que los prestamistas que tomaron los mayores riesgos fueron además los más activos en usar su influencia para evitar la aprobación de proyectos de ley contrarios al sector y de regulaciones relativas al crédito hipotecario.

El estudio no mencionó a ninguno de los prestamistas por su nombre, pero su redacción dejó entrever que los involucrados eran algunos de los bancos y firmas de correduría más grandes de Estados Unidos.

"Los prestamistas que hacen lobby más intensivamente en estos temas específicos tienen 1) estándares de crédito más laxos medidos por la relación crédito-ingreso, 2) mayor tendencia a securitizar y 3) portafolios de crédito hipotecario de crecimiento más acelerado", decía el reporte.

El estudio es el primero que documenta cómo los grupos de influencia podrían haber contribuido a la toma de riesgos excesiva en el mercado inmobiliario que llevó a la crisis financiera del 2007, dijeron los economistas Deniz Igan, Prachi Mishra y Thierry Tressel.

Más de dos años después del inicio de la peor crisis financiera desde la Gran Depresión, el Gobierno del presidente Barack Obama presiona para imponer una regulación más estricta en el sector de servicios financieros, para tratar de evitar que se repita el tipo de comportamiento excesivamente riesgoso que provocó la crisis y la grave recesión global.

Los economistas del FMI dijeron que los prestamistas que gastaron millones dólares en campañas de relaciones públicas esperaban además trato preferencial.

"Tal trato preferencial podría ser una probabilidad más alta de ser rescatado, potencialmente bajo condiciones menos rigurosas, en el evento de una crisis financiera", dijeron los economistas en el informe.

Sus estudios mostraron que en la crisis actual, 16 de 20 prestamistas que pasaron más tiempo haciendo lobby entre el 2000 y el 2006 recibieron rescates financieros del Gobierno.

En total, los prestamistas que mantuvieron grupos de influencia en temas específicos recibieron casi un 60% de los fondos colocados bajo el Acta de Estabilización Económica de Emergencia del Gobierno estadounidense, implementado por el Gobierno del ex presidente George W. Bush para rescatar a los bancos de la quiebra.

Ahora ve
Estas son las últimas campanadas del emblemático Big Ben
No te pierdas
×