Carstens rechaza alza en tasa de interés

El gobernador del Banco de México indicó que el organismo no pretende modificar la tasa de fondeo; pidió frenar el entusiasmo por la recuperación de la economía para no entorpecer el proceso.
carstens  (Foto: Archivo)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Banco de México modificará su tasa de fondeo sólo cuando las expectativas sobre la inflación se deterioren por los efectos indirectos provocados por los cambios tributarios y las alzas en los precios públicos, dijo su Gobernador, Agustín Carstens. "El Banco de México estará pendiente sobre los ajustes de las expectativas", dijo Carstens en su primera aparición pública como líder del banco central, cargo que ocupa desde el uno de enero.

Tanto las modificaciones fiscales que entraron en vigor en este año como el alza de precios en la gasolina y la electricidad, provocarán un aumento en la inflación de hasta 5.25%, según previsiones del Banco Central.

La tasa de referencia actualmente se sitúa en 4.50%, modificarla implicaría un costo más alto del financiamiento en México.

"No tendríamos que hacer un ajuste inmediato en la política monetaria", dijo Carstens.

La tasa de inflación cerró el año pasado en 3.57% anual, dentro del objetivo del Banxico.

Carstens dejó su puesto como secretario de Hacienda para asumir las riendas de la entidad monetaria a principios de enero en reemplazo de Guillermo Ortiz, quien acabó su segundo mandato frente al banco a fines de diciembre, periodo que no fue excento de roces de opinión con el presidente, Felipe Calderón por el manejo de la tasa de interés de fondeo.

Freno al entusiasmo

A pesar de la recuperación que se prevé en 2010, Carstens pidió hacer un freno al entusiasmo sobre el mejoramiento en la economía mexicana, ya que aun existen riesgos que podrían entorpecerla.

"Hay que hacer un alto, no dejar que el entusiasmo se desborde porque en Estados Unidos todavía tienen problemas que enfrentar", dijo Carstens.

El gobernador del banco central expresó sin embargo que es factible que se materialice un crecimiento de 3% este año, incluso mayor si se concretan las reformas pendientes.   

Consideró que aún existe una brecha importante entre el Producto Interno Bruto (PIB) esperado y el potencial, toda vez que el crecimiento económico será menor en 2010 en comparación con el de 2008.

El funcionario precisó que en Estados Unidos existen puntos que todavía tienen que reponer tales como la tasa de ahorro de las familias y revertor la pérdida de su riqueza.

"Esto hará que el consumo sea menor que lo registrado en los últimos quince años", dijo Carstens.

La recuperación de las exportaciones mexicanas depende de la recuperación de Estados Unidos, ya que el país envía más del 80% de sus productos a esta nación.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Al participar en el Seminario de Perspectivas Económicas 2010, organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), Carstens afirmó que el banco central buscará una mayor coordinación en materia económica con el Gobierno federal.

Con información de Reuters

Ahora ve
El Himno Nacional Mexicano se hace presente en las labores de rescate
No te pierdas
×