Aseguradoras perderán por impuesto en EU

Firmas como AIG, Prudential y MetLife deberán pagar una cuota en caso de aprobarse la medida; el presidente de EU, Barack Obama, propuso el nuevo impuesto que se cobrará a los bancos.
NUEVA YORK (Dow Jones) -

Un pequeño grupo de importantes compañías de seguros, que en su mayoría rechazaron los fondos de rescate financiero del Gobierno de Estados Unidos, probablemente tendrán que pagar dinero bajo el propuesto impuesto a la Responsabilidad en la Crisis Financiera.

El impuesto propuesto, anunciado el jueves por el presidente Barack Obama, sería equivalente al 0.15% de los activos totales descontando el capital de alta calidad, como acciones comunes y ganancias consignadas y retenidas. Las reservas para pólizas de seguros quedarían libres de impuesto, debido a que ya están sujetas a pagos federales, según informó la Casa Blanca, pero los analistas y las aseguradoras señalan que aún hay que aclarar algunos detalles. Los cobros deben ser aprobados por los legisladores; según analistas, varias aseguradoras deberán pagar el impuesto. De acuerdo con un documento presentado por el Gobierno de Obama, los cobros se aplicarían a grandes aseguradoras y otras compañías propietarias de instituciones depositarias aseguradas.

American International Group Inc., MetLife Inc., Prudential Financial Inc. Allstate Corp., Lincoln National Corp., Hartford Financial Services Group Inc., Ameriprise Financial Inc. y Principal Financial Group tendrán que pagar el impuesto, sobre la base de sus activos totales ajustados, de acuerdo con un informe publicado el viernes por Credit Suisse.

Una nota de Citigroup emitida el viernes incluía a todas esas compañías excepto Allstate.

La principal actividad de AIG son los seguros, pero fueron sus operaciones de negociación financiera las causantes de que tuviera que ser rescatada. La firma sería la que más impuestos debería de las aseguradoras, con un costo estimado de 388.8 millones de dólares sobre la base de un año completo, de acuerdo a una estimación de Credit Suisse y 367 millones de dólares según Citigroup.

Hartford Financial recibió 3,400 millones de dólares del programa de adquisición de capital del Tesoro y, según estimaciones de Credit Suisse, debería en impuestos alrededor de 28.2 millones de dólares.

Lincoln National recibió 950 millones de dólares del programa y debería alrededor de 29.4 millones de dólares en impuestos, según Credit Suisse.

Prudential y MetLife, dos aseguradoras que rechazaron los fondos del Programa de Alivio para Activos en Problemas, o TARP por sus siglas en inglés, deberían un monto significativamente mayor, según Credit Suisse y Citigroup. Prudential debería alrededor de 85.2 millones de dólares y MetLife algo más de 81.5 millones de dólares, según señalo Credit Suisse; Citigroup calcula que Prudential deberá 84 millones de dólares y MetLife 97 millones de dólares.

Allstate debería 34.1 millones de dólares, de acuerdo a Credit Suisse.

Una consecuencia de que se aplique el impuesto a las mayores aseguradoras es que las hará menos competitiva, dijo el analista bancario Mike Moebs de Lake Bluff, Illinois. "Esto ayudará a las aseguradoras más pequeñas", dijo Moebs. "Las dejará en buena posición para competir", particularmente en los mercados de seguros especializados.

Ahora ve
Varias personas son apuñaladas en Turku, Finlandia
No te pierdas
×