4 nuevas burbujas surgen en EU

Los precios del petróleo, el oro, las acciones y los bonos del Gobierno suben sin justificación; los analistas analizan cómo estas alzas afectarían a la economía estadounidense.
crudo  (Foto: AP)
NUEVA YORK -

Una nueva burbuja en los precios de activos amenaza a la economía estadounidense. Esta vez son dos commodities -oro y petróleo-, acciones y bonos del gobierno. Los precios de estos activos han alcanzado niveles por encima de sus promedios históricos y sin aparente justificación.

Desde el inicio del 2009, el petróleo subió un 63% hasta los 75 dólares por barril; el oro ha aumentado más de un 20% estableciendo un nuevo récord arriba de los 1,100 dólares por onza. Las acciones bursátiles, por su parte, se comercian a una relación precio-ganancia 40% por encima de su rango histórico de 14, y los bonos del Tesoro a 10 años están tan caros que su rendimiento es 1.5% menor al del 2007.

¿Cuál es la causa de esta fiebre especulativa? Algunos culpan a la misma política que provocó la burbuja inmobiliaria (es decir, bajas tasas de interés que atiborran a los bancos con fondos baratos y que, en teoría, debería servir para dar crédito). "Los inversionistas pueden pedir prestado a tasas extremadamente bajas para comprar activos. Por lo que usan esta deuda barata para subir los precios. Las políticas expansionistas de la Fed hacen que los activos parezcan menos riesgosos de lo que en realidad son" opina Brian Wesbury, especialista monetario del fondo de inversión First Trust.

Otros, como el especialista Allan Meltzer de Carnegie Mellon, no creen que se trate de burbujas. Meltzer sostiene que aunque los bancos estén repletos de dinero barato, no están otorgando préstamos, de allí la crisis crediticia.

El único activo que no muestra señales de inflarse es el sector vivienda, donde los precios han caído a niveles que permiten adquirir una casa con el mismo monto que se pagaba de alquiler.

Según mi punto de vista, lo que hoy estamos experimentando son las mismas señales que aparecieron en la burbuja inmobiliaria: precios por encima de sus promedios históricos, calculados en dólares ajustados a la inflación (commodities) o como ratio del ingreso que producen (acciones y bonos del Tesoro). Pero la gravedad hará su trabajo, como sucedió con los precios de la vivienda.

Bonos del Tesoro: A los precios actuales, los bonos ofrecen un rendimiento real de sólo 0.6%, 1.9 puntos por debajo del promedio anual de 14. Pero cuando la economía se recupere y la amenaza de la inflación provoque que la Fed endurezca su política monetaria elevando las tasas de interés, el rendimiento de los bonos podría alcanzar el 5.5%, suponiendo una gran pérdida para los inversionistas. Recordemos: cuando los rendimientos suben, los precios de los bonos caen.

Y puede ser peor, dado el enorme déficit que trajo el rescate, los inversionistas querrán tener un "colchón" más amplio para hacer frente a la inflación. Así, el rendimiento de los bonos a 10 años podría alcanzar el 6% en 2011.

Crudo: Podríamos creer que el precio actual de 75 dólares del barril de petróleo es una ganga comparado con los 148 dólares que llegó a costar en 2007. Pero sólo hemos cambiado una inmensa burbuja por otra más moderada.

¿Cuánto están pagando las compañías petroleras para producir los barriles más caros del mundo? A la empresa Anadarko Petroleum le cuesta entre 55 y 60 dls extraer un barril de petróleo de las profundas aguas del Golfo de México. Luego, si se cobra a 75 dls, los márgenes de ganancia de los productores son del 30 y 40%. Eso no puede durar mucho, pues para sacarle el mayor provecho a los precios actuales, las petroleras deben aumentar la producción y la abundancia de reservas provocaría que los precios disminuyera a 55 dls o menos.

Oro: Los inversionistas están acudiendo al oro porque temen -con razón- una mayor inflación en los próximos dos años, quieren compensar tanto la subida de los precios como el debilitamiento del dólar recurriendo a un materia prima que, creen, tiene una oferta fija.

Desde el 2009, el oro ha triplicado su precio promedio registrado entre 1990 y 2004. Pero la oferta de oro es más incierta que lo que creen, pues las compañías mineras están invirtiendo mucho para aumentar la producción.

Los precios del oro están tan altos en todo el mundo, que la gente corre a vender su joyería. Hay compradores en todas las ciudades que dan dinero a cambio de oro, cuando esto sucedió en la década de 1980 con la plata, los precios se desplomaron de 50 a 15 dólares en menos de un año. El oro correrá la misma suerte, y de 1,100 dólares la onza caerá a 500 dólares en un par de años.

Acciones: Asumamos que los inversionistas quieren un retorno del 10% de sus acciones (un retorno real del 7% más 3% de ganancia de la inflación). Sin embargo, con los precios actuales es imposible que el índice S&P dé ese tipo de ganancias en el futuro.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Esta es la razón: Piensen que S&P es una compañía que ofrece un retorno total conformado por dos elementos: un rendimiento de dividendos y una ganancia de capital. Juntos deberían sumar el 10%. Pero los dos están relacionados inversamente, es decir, mientras menor sea el rendimiento del dividendo más alta tendrá que ser la tasa de crecimiento de las ganancias para alcanzar ese 10%. Y cuando en efecto los rendimientos son bajos, esas tasas son matemáticamente imposibles.

"Las acciones nos decepcionan si las compramos cuando son caras, y nos encantan si las compramos cuando son baratas" afirma Rob Arnott, especialista en activos para Research Affiliates. Bien, ahora son extremadamente caras, así que están destinadas a decepcionarnos.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×