Las 11 propuestas fiscales de Obama

En su presupuesto para 2011, el mandatario pide una expansión del déficit y una menor recaudación; el presidente estadounidense sugirió reformas que en 2009 no pasaron en el Congreso.
obama-presupuesto-deficit-2011  (Foto: CNN)
Jeanne Sahadi
NUEVA YORK -

En su propuesta para el presupuesto de 2011, el presidente Barack Obama pide al Congreso de Estados Unidos que haga una serie de cambios a los impuestos para personas físicas.

Algunas de sus ideas son nuevas, pero muchas otras surgieron el año pasado y no fueron aprobadas por el Legislativo. Las estimaciones de nuevos ingresos que puedan recaudarse pueden ser muy optimistas.

En el universo de impuestos corporativos e individuales "lo más impresionante es lo poco que está recaudando (el presupuesto del presidente)", dijo Clint Stetch, autoridad a cargo de políticas fiscales en la empresa Deloitte Tax.

Aquí hay algunas de los puntos clave del ejecutivo para 2011, y su impacto en los individuos.

1. Viviendas con altos ingresos

Que caduquen los recortes fiscales: la disminución de impuestos de George Bush en 2001 y 2003 caducarán en 2011. El presidente de Estados Unidos espera que esto ocurra para dejar que estos recortes expiren para algunas viviendas con altos ingresos (200,000 dólares para individuos, y 250,000 para familias). La Casa Blanca estima que recaudará 700,000 millones de dólares en 10 años.

Esta provisión regresará las dos tasas de impuestos más importantes para la gente a sus niveles de 2001. El nivel de ingresos donde se aplica el 33% pasará a 36%, y el de 35% aumentará a 39.6%.

Además, la tasa fiscal de ganancias de capital a largo plazo crecerá 20%, a diferencia de su 15% actual.

Esta disposición también reinstalará las llamadas fases olvidadas de los hogares de altos ingresos, que en esencia disminuirá su capacidad de ser elegidas para hacer exenciones personales.

La Cámara puede mostrar disposición para dejar que estas exensiones caduquen en 2011 para los estadounidenses más ricos. Pero Stretch dijo que será un voto difícil en el Senado, donde quizá haya una preferencia por esperar hasta 2012, cuando se espera que la economía esté en mejor forma.

Deducciones de facturas limitadas: Barack Obama propone fijar en 28% el impuesto a la cual las viviendas con altos ingresos pueden deducir facturas detalladas. Actualmente, esta tasa es igual a la cantidad deducible multiplicada por la tasa fiscal de ingresos más alta, la cual puede oscilar por encima de 28%. Así que las deducciones valdrán menos para un contribuyente con altos ingresos bajo la propuesta del presidente.

Limitar las deducciones de facturas detalladas es una propuesta que se presentó el año pasado y no llegó a ninguna parte, y una razón es que varios miembros del Congreso alegaron que afectaría fuertemente las obras de caridad, aunque no fue la conclusión más sonada. Si la medida obtiene seguidores este año, es probable que el Legislativo limite esta barrera a sólo ciertos tipos de deducciones, y por consecuencia se apagará su efecto de recaudación de ingresos.

La Casa Blanca estima que limitar la tasa de transacciones libres de impuesto puede recaudar 291,000 millones de dólares en 10 años.

Mantener el impuesto estatal: el presupuesto del presidente asume que el gravamen estatal se hará permanente a un nivel de exención por persona de 3.5 millones de dólares, y a una tasa máxima de 45% en estados deducibles. Esa cifra es mucho mayor que la ley actual, que pide un nivel de exención de 1 millón de dólares y una tasa máxima de 55% a partir de 2011.

Pero es más generosa que la propuesta con apoyo de ambos partidos en el Senado. La propuesta de esta Cámara instituiría un nivel de exención de 5 millones de dólares por persona y una tasa máxima de 35%.

Alterar los impuestos estatales a los niveles que Obama propuso aumentaría el déficit en 262,000 millones de dólares en 10 años.

Aumentar impuestos en las ganancias de fondos de inversión: al Ejecutivo le gustaría fijar un impuesto en la porción de ganancias que se paga a los gestores de fondos de cobertura y de inversión privados como ingresos ordinarios en vez de ganancias de capital. Eso podría exponerlo a tasas fiscales mucho más altas que la tasa de ganancias de capital de 15% que existe actualmente. La Casa Blanca cree que esta medida puede recaudar 24,000 millones de dólares a 10 años. 

Ésta es otra de las propuestas que se presentaron el año pasado. Mientras que el Congreso no ha opinado al respecto aún, hay posibilidades de que lo consideren hasta el próximo año, pues los legisladores estarán en busca de formas para pagar otras leyes caras que intentan aprobar.

Eliminar impuestos de ganancias de capital en los pequeños negocios: actualmente hay frenos en los impuestos de ganancias de capital para los inversionistas en pequeños negocios, definidos como compañías con activos brutos de 50 millones de dólares o menos. Pero la presidencia propone eliminar este impuesto en la participación de los pequeños negocios por al menos 5 años. Esta medida sólo aplicaría para las acciones compradas después del 17 de febrero de 2009. El costo de la propuesta del presidente está estimado en 8,100 millones de dólares a 10 años. 

2. Viviendas con ingresos medianos y bajos

Recortes fiscales permanentes: el presupuesto del presidente asume que todos las diminuciones en impuestos de 2001 y 2003 serán definitivos para todos aquellos que ganan menos de 200,000 dólares al año (250,000 dólares para parejas), conformado por la mayoría de las casas estadounidenses.

Entre otras cosas, eso significa que las tasas actuales de impuestos por ingresos, ganancias de capital y dividendos pueden permanecer igual.

Aún así, es una propuesta cara, pues le costaría a las arcas federales cerca de 2 billones de dólares a 10 años. 

Proteger permanentemente a la clase media del impuesto de "bienestar": la administración asume en el presupuesto enviado, que el Congreso cambiará los parámetros del Impuesto Alternativo Mínimo (AMT por sus siglas en inglés). Eso protegería a decenas de millones de familias de clase media de tener que pagarlo, que pretendía ser cobrado a aquellos con mayores ingresos. El costo de dicha disposición se acerca a 660,000 millones de dólares a 10 años.

Extender el crédito de "Hacer que el trabajo pague": el presupuesto del presidente para 2011 pide una extensión de un año para el crédito fiscal creado con el estímulo, el cual suma unos dólares a los sueldos de los trabajadores cada día de paga. Se calcula que esta extensión aumentará el déficit a 61,200 millones de dólares a 10 años. Pedir una extensión de sólo un año es un cambio en la intención de Obama del año pasado de hacer ese crédito permanente. Pero se espera que ese crédito se renueve cada año, como lo hacen muchos frenos fiscales. Al pedir sólo una extensión de un año, el impacto del déficit a 10 años parece ser menor.

Expandir permanentemente los créditos fiscales de bajos ingresos: el paquete de estímulos expandió temporalmente el Crédito de Impuestos por Ingresos Ganados para las familias de muy bajos ingresos con tres o más hijos. La expansión significó que estas familias podían solicitar un crédito equivalente al 45% de sus ganancias, a diferencia del 40%, para que pudieran obtener un crédito máximo de 5,657 dólares. El presidente Barack Obama quiere que ese aumento sea permanente a un costo estimado de 15,200 millones de dólares a 10 años.

Expandir el crédito fiscal del cuidado de niños: bajo el presupuesto del presidente, las familias que ganan menos de 85,000 dólares pueden solicitar cerca del doble del crédito fiscal por ayuda para atender niños, algo con el que cuentan actualmente. La Casa Blanca calcula que este aumento hará crecer al déficit a 12,600 millones de dólares a 10 años. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Extender permanentemente el crédito fiscal "American Opportunity": creado bajo la legislación de estímulos, el crédito expandió durante 2009 y 2010 el ya existente de Becas de Esperanza, y lo hizo parcialmente deducible, lo que implica que un contribuyente puede obtener dinero de regreso incluso si eso significa que obtenga más del Gobierno de lo que pagó en impuestos por ingresos federales.

El crédito vale hasta 2,500 dólares para gastos de estudios mayores, más de los 1,800 que se otorgaban anteriormente. El presidente busca hacer que esta medida sea permanente, sumando al déficit 75,400 millones de dólares a 10 años.

Ahora ve
Delcy Rodríguez llama “perritos simpáticos para el imperio” a críticos de Maduro
No te pierdas
ç
×