Europa analiza rescate a Grecia

Los líderes de la eurozona tomarán medidas para salvaguardar la estabilidad de la región; Alemania y Francia asumirán previsiblemente el liderazgo en cualquier medida de respaldo.
Merkel, Papandreou y Sarkozy  (Foto: CNN)
BRUSELAS (CNN) -

Los líderes europeos alcanzaron un acuerdo para ayudar a Grecia a resolver sus problemas de deuda, dijo este jueves el presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, en lo que supone una medida sin precedentes para evitar una crisis en el conjunto de la zona euro.

"Hay un acuerdo sobre la situación de Grecia. Ahora comunicaremos el acuerdo a los otros líderes", afirmó Van Rompuy a la prensa apostada en el encuentro de los jefes de Estado de la UE en Bruselas.

"Los miembros de la eurozona tomarán medidas resueltas y coordinadas, de ser necesario, para salvaguardar la estabilidad de la eurozona en su conjunto", aseguró.

El acuerdo se forjó en conversaciones entre Van Rompuy; el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso; el presidente francés, Nicolas Sarkozy; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet; y el primer ministro griego George Papandreou.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, dijo a periodistas que la ayuda, que marcaría el primer rescate a un miembro de la zona euro desde su creación hace 11 años, se materializaría a través de préstamos.

"Podrían ser préstamos voluntarios para los estados miembros. Esa parece ser la mejor opción", expresó Tusk.

Una fuente española dijo que los detalles de la ayuda serían afinados a más tardar el próximo martes, cuando los ministros de Finanzas de la UE mantendrán un encuentro.

"La idea general es tener una asistencia europea amplia, con el foco puesto más en la asistencia de los países de la zona euro", precisó la fuente de la presidencia española de la UE, pidiendo no ser identificada.

La Comisión Europea tendría un rol supervisor del acuerdo.

Los líderes europeos buscan evitar que los problemas fiscales de Grecia se extiendan a otros miembros de la zona euro también muy endeudados, como España y Portugal, dado que eso sumiría al área monetaria en una crisis aún más profunda con consecuencias en todo el mundo.

Medidas duras

Hasta esta semana han evitado hablar abiertamente sobre cualquier tipo de ayuda, temerosos de que ello podría suavizar la presión sobre el Gobierno griego para que implemente medidas de austeridad necesarias para reducir el déficit fiscal, que se disparó a un 12.7% del Producto Interno Bruto el año pasado.

Atenas necesita pedir prestado 53,000 millones de euros (75,000 millones de dólares) este año para cubrir su déficit y refinanciar deudas, las cuales crecerían a más de 290,000 millones de dólares este año, justo cuando los mercados amenazan con bajarle el pulgar a Grecia.

Incluso con el apoyo de la UE, el Gobierno griego enfrenta desafíos complicados para consolidar su presupuesto y restaurar la confianza de los mercados.

El sindicato griego de trabajadores públicos ADEDY dijo el jueves que se uniría a una huelga el 24 de febrero convocada por el sindicato del sector privado GSEE, para protestar contra las medidas de austeridad del Gobierno.

Alemania y Francia, al frente

Alemania y Francia asumirán previsiblemente el liderazgo en cualquier medida de respaldo, dado que Italia y España -las otras dos grandes economías de la zona euro- se encuentran ellas mismas bajo presiones financieras.

Grecia necesita ayuda psicológica y política de la UE y no prevé acudir al FMI para pedir ayuda, dijo Papandreou citado en un diario, añadiendo que ataques especulativos adicionales en los mercados serían un problema para toda Europa.

"Si la especulación continúa, no es el problema de Grecia, sino de la zona euro y de Europa. Se convierte en una cuestión de voluntad colectiva para regular la especulación", dijo a Le Monde en una entrevista.

Para la ayuda, se consideran varias opciones, como que Alemania compre bonos del Gobierno griego a través de un banco estatal, o un apoyo fiscal directo a través de un desembolso anticipado de fondos estructurales de la UE. Incluso, se considera la emisión de un bono conjunto de la zona euro o recurrir al Fondo Monetario Internacional.

Una fuente de un Gobierno de la UE dijo que la ayuda contaría con el asesoramiento del Banco Central Europeo y del FMI, pero que no involucraría fondos de este último organismo.

Casa Blanca atenta

La asesora económica de la Casa Blanca, Christina Romer, dijo que el Gobierno estadounidense está siguiendo de cerca la situación de la deuda griega y apoya los esfuerzos europeos para enfrentar el problema.

"Ciertamente lo estamos mirando muy cerca y pienso que tenemos la sensación de que se están haciendo buenos progresos", dijo Romer en una entrevista.

Al ser consultada sobre si el Gobierno de Barack Obama estaba satisfecho con la respuesta de Europa al problema, Romer dijo que Estados Unidos apoyaba cualquier esfuerzo para crear más estabilidad y seguridad.

Ahora ve
Malala estudiará en la Universidad de Oxford
No te pierdas
×