Diversificación ¿Es lo atinado aún?

Distribuir las inversiones es lo adecuado a pesar de la crisis padecida en 2008 y 2009; el ideal es invertir por todo el mundo, ya que las regiones se recuperan a ritmos distintos.
huevos  (Foto: Jupiter Images)
Paul J. Lim

Diversificar, el concepto de distribuir tus inversiones en diferentes canastas de activos que no suben o bajan al unísono, ha sido considerado como uno de los movimientos más seguros que puedes hacer con tu portafolio. Pues después de todo, si una canasta se viene abajo, lo demás permanece intacto.

Pero a veces ocurre, como en la crisis del 2008-2009, que todos tus huevos se fracturan.

El renombrado gestor de fondos hedge Jim Rogers aconseja dejar de diversificar, los comentaristas de la televisión cuestionan el valor de distribuir las apuestas, y Google arroja miles de resultados cuando buscas sobre el tema.

Pero concluir que la diversificación no tiene sentido porque creemos que en lo sucesivo las acciones, los bonos y otros activos se moverán en la misma dirección es interpretar mal la historia reciente.

Una mejor interpretación la ofrece Michele Gambera, economista en jefe de la consultora Ibbotson Associates, quien piensa que la conducta del mercado en los últimos dos años es atribuible al efecto del pánico. Imaginemos que alguien grita fuego en una sala de cine, todo el público se levantará al unísono e irá a las salidas, así se comportan los inversores en una crisis financiera, moviéndose en sincronía, se alejan del riesgo y buscan seguridad. Una vez que todo pasó, vuelven juntos al mercado y comienzan a comprar todo tipo de activos.

Sólo cuando las condiciones económicas regresan a la normalidad tanto inversionistas como inversiones se conducen con independencia.

Y allí es cuando la diversificación reafirma su argumento, en ese momento nos encontramos. La vuelta a la normalidad puede ser rápida, como sucedió en las recesiones de 1980 y 1981. ¿Cómo proceder entonces?

Primero, pon atención en dónde inviertes

En 2008 y 2009 eso no importaba, pero ahora las regiones se recuperan a diferentes ritmos (se prevé que la economía europea, por ejemplo, crezca 1% este año, Estados Unidos más de 2% y China casi un 10%) y los mercados de acciones y bonos pueden comportarse de forma impredecible. Así que asegúrate de invertir en todo el mundo, no sólo en Estados Unidos por razones de seguridad y no sólo en mercados emergentes por buscar un pelotazo.

Segundo, pon atención a los precios

Según Ben Inker, responsable de distribución de activos en la firma inversora GMO, en 2008 los activos cayeron globalmente "porque estaban sobrevalorados, pero el año pasado estaban infravalorados, así que merecían subir."

Sin embargo, actualmente la situación no es clara. Por esa razón es importante enfocarse en áreas con precios atractivos, aconseja Brian Belski, jefe estratega en inversiones de Oppenheimer. Entre ellas están las empresas blue-chip cuyas acciones se han visto golpeadas, como las del sector salud e industrial, que el año pasado no tuvieron un buen desempeño en el índice S&P 500, pero que este año serán ganadoras.

Hay otra razón para enfocarse en las llamadas ‘value stocks'o acciones infravaloradas. Desde 1975, cuando pasa la euforia del mercado alcista, estos papeles han superado a otras acciones de empresas de rápido crecimiento por una media de siete puntos porcentuales.

El jefe estratega de inversiones en Wells Capital Management, James Paulsen, concluye: "Dos cosas regresarán este año, la necesidad de discriminar los activos y diversificar."

Ahora ve
Tu empresa tiene mucho que decir
No te pierdas
×