FMI descarta contagio de crisis griega

Dominique Strauss-Kahn dijo que es poco probable que los problemas se extiendan por la eurozona; el director del FMI manifestó que no hay un conflictos con las finanzas de España hasta el momento.
Dominique Strauss-Kahn  (Foto: CNN)
NAIROBI/ BERLIN (CNN) -

Es poco probable que la crisis por la enorme deuda de Grecia se extienda a otros países de la zona euro con altos niveles de pasivos, dijo este lunes el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn.

En una entrevista en la capital de Kenia, Strauss-Kahn consideró alarmista la especulación de mercado de una posible declaración de moratoria de otros países altamente endeudados de Europa como Portugal, España o Irlanda.

"Puedes sumar a la lista a todos los países de la zona euro para tratar de asustar a la gente por todo. No creo que eso ocurra", dijo.

"Tenemos un problema con Grecia. No tenemos un problema con España hasta ahora. La zona euro tiene que tratar el problema griego. Lo están haciendo. Nadie sabe qué va a pasar mañana por la mañana, pero no hay motivo para que alcance a Portugal o España", agregó.

Strauss-Kahn, que está de gira por Kenia, Sudáfrica y Zambia para ver cómo repercutió la crisis global del año pasado en el continente más pobre del mundo, dijo que confiaba en que los países de la zona euro podrían manejar el problema de deuda griego.

El primer ministro griego, George Papandreu, dijo la semana pasada que podría tener que recurrir al FMI para cumplir con sus obligaciones de deuda en abril si la UE no lo ayudaba con fondos. Sería el primer rescate en la historia del euro.

Sin embargo, Strauss-Kahn dijo que no pensaba que el papel del FMI fuera necesario más allá de los actuales niveles de asistencia técnica ofrecidos y aceptados por Atenas.

"La zona euro quiere tratar el problema por sí misma y puedo entenderlo", dijo.

"Creo que pueden hacerlo. Espero que sean capaces de hacerlo y aquí estamos para ayudar", añadió.

"Si es necesario más, estaremos listos para ello, pero hasta ahora creo que los europeos serán capaces de abordar el problema", sostuvo.

Papandreu recibió apoyo político esta semana, pero sin promesas de ayuda financiera específica, en sus conversaciones con la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín y con el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, en Luxemburgo.

La deuda pública de Grecia llegó a los 300,000 millones de euros, por encima de su producción económica anual, aunque Papandreu prometió que el país no declarará una moratoria.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dejó claro que estaba preparado para ayudar si la situación financiera de Grecia se deteriorase.

Atenas necesita 53,000 millones de euros este año -al menos 20,000 millones para finales de mayo- para pagar la deuda existente y cubrir su enorme déficit presupuestario.

Grecia aprobó un plan de austeridad para llevar el déficit hasta el 8.7% del PIB este año, desde el 12.7% del 2009, aunque las protestas contra las medidas han alimentado el escepticismo del mercado sobre la capacidad del Gobierno de llevarlas adelante.

Salvación en bonos

Grecia no necesitará ayuda extranjera para lidiar con sus problemas de deuda, dijo el gobernador de su banco central, George Provopoulos, en una entrevista con un diario alemán publicada este lunes.

Provopoulos dijo al Financial Times Deutschland (FTD) que la sólida demanda de bonos soberanos a 10 años en la oferta de 5,000 millones de euros (6,800 millones de dólares) efectuada el jueves pasado mostró que Atenas puede reunir los fondos que necesita en los mercados financieros.

El libro de órdenes para la emisión del bono cerró con un excedente de 16,000 millones de euros, con más de 400 inversores involucrados.

Grecia debió pagar un precio "más alto" para vender el papel, dijo Provopoulos, pero él confía en que los costos de la emisión se reducirán, declarando al diario: "Desde ahora la presión declinará".

Provopoulos hizo los comentarios el viernes para la edición del lunes del FTD.

El funcionario dijo que espera que Grecia pueda salir por sí sola de su crisis de deuda.

"Un escenario en el que la ayuda es necesaria no se volverá realidad", dijo Provopoulos, agregando que él no espera "sorpresas negativas adicionales" respecto a la calificación de crédito de su país.

"No estoy preocupado porque Moody's baje más la calificación de Grecia", indicó el funcionario.

Moody's tiene a Grecia con una calificación A2 y un pronóstico negativo, y ha dicho que Atenas debe implementar sus planes de austeridad a la perfección o enfrentar la posibilidad de una nueva rebaja en su nota.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En caso de que Grecia llegue a necesitar ayuda extranjera, Provopoulos se mostró contra la idea de buscarla en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Grecia es parte de la familia euro, y si se necesita ayuda, debería ser una tarea de la eurozona", manifestó.

Ahora ve
Rebecca Burger, una estrella de Instagram, murió preparando crema chantilly
No te pierdas
ç
×