¿El petróleo fácil se acaba?

Exxon dio a conocer los 8 proyectos que inició en 2009 para la extracción de crudo en el mundo; su estrategia muestra como a la industria le cuesta cada vez más conseguir barriles rentables.
petroleo china  (Foto: AP)
Steve Hargreaves

Exxon Mobil dio a conocer sus planes el 11 de marzo, los cuales dependen fuertemente del petróleo en lugares de complicada extracción, como las profundidades del océano, el congelado Ártico y las duras arenas de la congelada tundra de Canadá.

Pero el crudo extraído de estos lugares tiende a ser mucho más caro que el de los lugares más convencionales.

En una presentación a los analistas de la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE por sus siglas en inglés), los ejecutivos de la compañía petrolera pública más grande del mundo dieron a conocer ocho proyectos que comenzaron en 2009. Tres de éstos son lo que la mayoría considera ‘poco convencionales': una terminal de gas natural licuado en la costa italiana, una terminal de gas natural licuado en la costa de Inglaterra, y una exquisita instalación de gas natural en Colorado.

De los ocho grandes proyectos que la compañía planea iniciar en el futuro cercano, seis fueron poco convencionales, y entre ellos se incluyen dos instalaciones de gas natural licuado en Qatar y Texas, una instalación de producción ártica de petróleo en la isla Sakhalin, en las costas del este de Rusia, dos proyectos submarinos en Angola, y un proyecto en las arenas bituminosas de Alberta, Canadá.

De hecho, cerca de tres cuartas partes de las reservas de petróleo de la petrolera se encuentran en estas costosas zonas de producción.

¿Qué es poco convencional?

Rex Tillerson, de Exxon, dijo que aquello que se considera convencional e inconvencional es cuestión de opiniones, y que la empresa sólo considera que 10% de sus reservas son verdaderamente poco convencionales, pero dijo también que el cambio a favor de fuentes menos convencionales está ocurriendo.

"Creemos que crecerá en el futuro, y esperamos que crezcan con las posiciones que hemos tomado", dijo.

Pero Exxon no está solo. Cada vez es más difícil encontrar petróleo de fácil acceso, y los países que lo tienen están exigiendo una mayor proporción de las ganancias. La industria entera se está viendo afectada por el hecho de que las perforaciones para obtener petróleo son más costosas. Ésta es una de las muchas razones por las que la mayoría de los analistas no creen que los precios del petróleo regresen al rango de 20 dólares por barril en el que oscilaba a finales de la década de los 90.

El gas natural licuado es más difícil de llevar al mercado que el gas regular. Antes que nada, el gas debe convertirse en líquido para transportarse desde la fuente hasta zonas remotas, donde pueda ser usado, normalmente cerca de zonas pobladas importantes. Después debe volver a convertirse en gas para usarse.

Las arenas bituminosas son sustancias alquitranadas que requieren varios procesos para convertirse en petróleo usable. El gas se encuentra en rocas que deben demolerse con químicos y agua para traerlo a la superficie. Los proyectos en las aguas profundas en el Ártico exigen una infraestructura costosa para tener acceso al petróleo.

Todo esto aumenta el costo. Ese petróleo en Arabia Saudita, que es relativamente fácil de producir, se puede extraer desde un costo de cinco dólares por barril. Los costos varían fuertemente para los proyectos poco convencionales, pero también pueden llegar a costar hasta 40 dólares por barril.

¿Qué hay de los precios de la gasolina?

En cuanto a los precios de la gasolina, Tillerson dijo que no espera ver un gran aumento este verano, sobre todo por la falta de demanda.

"Dada la situación de la economía, creo que la gente no se siente mucho mejor con las vacaciones de este año que con las del año pasado. Si hay algún alza, mi especulación es que será muy modesta".

Dijo que en Irak, la situación de seguridad parece estar mejorando, y espera que Exxon pueda lograr su compromiso de desarrollar un campo estratégico de petróleo en aquel país en los próximos años.

Exxon fue una de las muchas compañías que recientemente ganó contratos de petróleo en Irak. El Gobierno en ese lugar espera que el país pueda producir eventualmente tanto petróleo como Arabia Saudita.

"Se han mostrado más entusiastas de lo que esperábamos con nuestro trabajo conjunto", dijo Tillerson en referencia a la sociedad de Exxon con la compañía petrolera nacional nacional. "Nos sentimos razonablemente entusiasmados por avanzar con este proyecto".

Mientras que Exxon se muestra positivo por usar el gas natural para generar electricidad, Tillerson no se mostró muy entusiasmado por usar este combustible para dar energía a autos y camiones, como han sugerido algunos en el Congreso al igual que el petrolero T. Bone Pickens.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Dijo que el gas natural no es un combustible lo suficientemente denso para usarse en la mayoría de los autos y camiones, y requerirá de inversiones significativas en infraestructura para poderlo distribuir, y asimismo se necesitará más tiempo para abastecer cada vehículo.

"No puedo encontrar una buena razón pora que la gente haga eso", dijo.

Ahora ve
Hallan gigantesca área de contaminación oceánica del tamaño de México
No te pierdas
×