La reforma fiscal de México se aleja

Analistas señalan que las disputas entre los partidos dificultan que los cambios se concreten; las calificadoras señalan la debilidad de la recaudación fiscal, por lo que urge la reforma.
camara-diputados-ntx  (Foto: Notimex)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El camino para una profunda reforma fiscal que ayude a México a mejorar el nivel de la nota de su deuda soberana se ha llenado de nuevos obstáculos en el Congreso, que se ha puesto en pie de guerra en la arena electoral alejándose de la discusión legislativa.

Las principales fuerzas políticas se han trenzado en duras y agrias acusaciones por unas polémicas alianzas entre el Partido Acción Nacional (PAN), del presidente Felipe Calderón, y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) para buscar arrebatarle al opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI) el poder en las elecciones de gobiernos estatales este año.

La sorprendente alianza ha despertado la ira del PRI, un actor clave en el Congreso y sin cuyo apoyo no pueden salir adelante reformas legislativas.

Pero también ha puesto en una encrucijada a Calderón quien, por un lado, desea empujar varias reformas en el Congreso antes de que termine su mandato en el 2012, pero, por otro, no quiere contribuir a abrirle camino al PRI para que pueda tener la posibilidad de regresar a la presidencia.

"Las posibilidades son muy limitadas respecto a la reforma que Calderón quiere. Yo veo un contexto muy adverso para generar acuerdos", dijo Irma Méndez de Hoyos, analista de Flacso en México.

"El presidente sí quiere gobernar mejor a través de reformas, pero también quiere evitar que el PRI regrese a (la casa presidencial de) Los Pinos; entonces quiere dos cosas que están vinculadas a un mismo actor", subrayó.

México sufrió a finales del 2009 el recorte en su calificación de deuda soberana por parte de Fitch, que la colocó en "BBB" desde "BBB+", dejando a la segunda mayor economía latinoamericana un escalón en grado de inversión.

También actuó Standard & Poor's, que redujo la nota soberana en moneda extranjera a "BBB" desde "BBB+", aunque mejoró el panorama de la calificación a estable desde negativa.

Las calificadoras han señalado la debilidad de la recaudación fiscal en México, así como su dependencia de los ingresos petroleros, como las causas de la baja en las notas, que aumenta los costos del endeudamiento del país.

Y a pesar de que el Gobierno ha enviado iniciativas para aumentar la recaudación fiscal, los proyectos finales aprobados no han cubierto las expectativas de las calificadoras.

Los legisladores habían ofrecido en diciembre que en el actual periodo de sesiones del Congreso, que inició en febrero y terminará en abril, estudiarían un nuevo plan tributario luego de que a fines del año pasado aprobaron una reforma fiscal que no dejó contento a nadie.

Pero muchos creen que la distracción de los legisladores se mantendrá en la Cámara de Diputados y el Senado hasta los comicios presidenciales de julio del 2012.

"La reforma fiscal contiene medidas antipopulares y lo son más en tiempos electorales", dijo Fernando Dworak, analista del Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

"Los partidos políticos dicen que les urge la reforma fiscal pero no veo que tengan incentivos reales para llevarla a cabo", añadió.

El único espacio que analistas ven, de aquí a que Calderón entregue el poder, para que se pueda aprobar una reforma fiscal es el periodo de sesiones de septiembre a diciembre, cuando el Congreso votará el presupuesto del 2011.

Pero ello dependerá, dicen, de qué tan deterioradas queden las relaciones entre los partidos tras las elecciones estatales de este año, cuando serán renovados 10 gobiernos estatales.

Aunque también dependerá del desempeño de la economía, cuya recuperación podría, paradójicamente, hacer menos "urgente" una profunda reforma fiscal.

"Estamos en una fase del ciclo que tampoco ayuda mucho a hacer las reformas. El desempeño de la economía mexicana este año y el próximo va a ser relativamente bueno", dijo Raúl Feliz, analista del centro de estudios e investigación CIDE.

México se recupera lentamente de su peor recesión en siete décadas y lograría un crecimiento del 3.9% este año, según el Gobierno. Algunos analistas empiezan a hablar de un repunte del 5% del Producto Interno Bruto (PIB).

"Los incentivos para hacer una reforma bajan en un momento en el que las finanzas públicas van a estar mejorando por razones cíclicas", dijo Feliz. "Vamos a seguir mal preparados. Cuando el ciclo vuelva a caer mostraremos las debilidades que hoy la recuperación está ocultando", añadió.

Ahora ve
Tras ataque en Las Ramblas, Mariano Rajoy pide unión contra el terrorismo
No te pierdas
×