Baja productividad debilita a AL

El 50% de los países con peor índice de productividad en el mundo son latinoamericanos, dice el BID; México ocupa el puesto 17 entre las 20 naciones con la menor productividad.
agricultura-maiz-campo-cultivo-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El 50% de los 20 países con peor índice de productividad en los últimos 45 años pertenece a América Latina y el Caribe, según un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
El bajo crecimiento de la productividad es la principal razón por la que la mayoría de los países de la región ha registrado tasas de crecimiento inferiores a las de países avanzados e incluso similares en Asia Oriental, de acuerdo con La era de la productividad: cómo transformar las economías desde sus cimientos.

Este informe analizó qué tan eficientes son los países en el uso de sus recursos productivos, evaluó los aumentos y las pérdidas de productividad de una muestra de 76 países, entre ellos 17 de América Latina y el Caribe, en comparación con Estados Unidos.

China aumentó su productividad un 219% de 1960 a 2005, según el análisis; Nicaragua en cambio perdió un 63%, Venezuela 47% y El Salvador 42%.

En el caso de México, la productividad respecto a EU bajó 31.5%, con lo que se ubica en el sitio 17 entre las 20 naciones con los peores índices de productividad.

De las 10 naciones que ganaron productividad, solamente hay un latinoamericano, Chile, que aumentó el índice un 19%.

Un país latinoamericano típico podría haber aumentado la renta per cápita en 54% desde 1960 si su productividad hubiera crecido como la del resto del mundo durante el mismo periodo.

"Más que inversiones adicionales, los países de la región deben hacer un mejor uso del capital físico y humano existente", dijo la economista del BID, Carmen Pagés-Serra.

El análisis señala que estas naciones podrían acelerar su crecimiento económico y reducir la brecha de ingresos per cápita respecto a las naciones industrializadas con políticas que promuevan un mejor uso de los recursos existentes en la economía.

Ambos indicadores pueden mejorar a través de más crédito, mejor transporte, regímenes tributarios simplificados y una política social diseñada para reducir la informalidad laboral.

La productividad también se beneficiaría de manera significativa de políticas orientadas a proveer bienes públicos clave, como una mejor infraestructura y un marco regulatorio para aumentar la eficiencia del sector productivo, así como de medidas para fomentar la innovación tecnológica en el sector privado.

Por su parte el vicepresidente de Sectores y Conocimiento del organismo, Santiago Levy, señaló que hay una enorme oportunidad inexplorada para las autoridades y reguladores de invertir en reformas y políticas sensatas "que permitan que la región se ponga rápidamente al día con otras regiones del mundo".

Ganadores y perdedores

Desde 1970, la productividad en América Latina y el Caribe ha quedado rezagada respecto al resto del mundo, una tendencia que se agravó después de la crisis de la deuda de la década de 1980.

A pesar de que Chile fue el único país de la región que aumentó su productividad en comparación con Estados Unidos desde 1960, sus ganancias fueron menores a las de otras naciones en desarrollo como India, Tailandia y China.

Nicaragua, Honduras, Venezuela y El Salvador son los países que más perdieron productividad en relación a Estados Unidos, su rendimiento fue inferior al de países mucho más pobres en África como Argelia, Uganda y Kenia.

Panamá, Brasil, República Dominicana y Ecuador fueron los países cuya productividad disminuyó menos en relación con Estados Unidos.

Radiografía de sectores

El estudio analiza la productividad en varios sectores de la economía en la región. La agricultura es el sector de más rápido crecimiento, aunque éste sigue siendo inferior al promedio mundial.

La peor noticia surge del deslucido desempeño del sector servicios, que emplea a cerca de 70% de la fuerza laboral de la región y socava cada vez más la productividad regional agregada.

El crecimiento de la productividad en la industria y en particular en los servicios de América Latina ha quedado rezagado en comparación con Asia Oriental y los países industrializados.

Esto sucedió tanto durante la década de 1980, cuando la productividad del sector industrial y de los servicios en América Latina cayó, como en la década siguiente, cuando la productividad aumentó pero a un ritmo más lento que en otras regiones.

El caso de los servicios es el más dramático. En este sector clave de la economía latinoamericana, la productividad disminuyó bruscamente durante la década de 1980 y ha permanecido estancada durante los últimos 15 años.

La brecha es grande en relación a Asia Oriental, donde la productividad en los servicios creció 2.5% anual en los últimos 15 años, y también en relación a los países de altos ingresos, donde la productividad en los servicios ha aumentado alrededor de 1.4% al año.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Entre 1990 y 2005, la productividad de los servicios comunitarios, personales y gubernamentales sólo creció 0.7% en comparación con un crecimiento de 5% en la productividad de la minería y 4% en los servicios públicos en la región.

La productividad de los servicios financieros y del comercio minorista y mayorista declinaron 0.8% y 1% respectivamente, durante el mismo período.

Ahora ve
Charlie Rose, señalado de acoso sexual
No te pierdas
×