La revaluación del yuan no lo es todo

Tanto EU como China tienen hoy problemas más graves que el precio del yuan, como sus déficits; el Gobierno estadounidense impondrá sanciones a las exportaciones chinas si su moneda no se aprecia.
yuan-dolar-apreciacion-divisa  (Foto: CNN)
Colin Barr
Fortune -

Estados Unidos y China tienen problemas más apremiantes que un choque de divisas, como el organizar el gasto en estímulos y establecer el camino para un crecimiento sostenible.

Este mes, una ley aprobada por el Senado estadounidense facilitará las sanciones que el Departamento del Tesoro aplique a China por cosechar los beneficios de una moneda débil. Con ella se espera llamar la atención al Gobierno chino para que deje que el yuan se aprecie frente al dólar y reducir las exportaciones chinas.

Pero la disputa en torno al yuan es "realmente un síntoma de tensiones comerciales más grandes. La verdadera pregunta es cómo solucionar su problema principal de desequilibrio" afirma Douglas H. Paal, vicepresidente de estudios en el organismo Carnegie Endowment for International Peace.

Los desequilibrios económicos de ambos países no son un secreto. El año pasado China se convirtió en el mayor exportador mundial, tras una racha de excedentes que la ayudaron a reunir 2.4 billones de dólares de reservas internacionales de divisas, gran parte de ellas en dólares, gracias a una década de gasto dispendioso de Estados Unidos financiado por la compra china de bonos.

Sin embargo, una década de enérgico comercio ha debilitado al país asiático en otros aspectos, su demanda global de bienes es débil, lo que oscurece las proyecciones de crecimiento en las exportaciones, además sus grandes socios comerciales como EU están sumidos en la deuda.

En consecuencia, la necesidad de que China diversifique su economía y aumente el gasto del consumidor es cada vez mayor. Conseguir un equilibrio es aún más difícil bajo la estela del gasto masivo en estímulos realizado por el gobierno chino en 2009.

Aunque dejar que el yuan se aprecie frente al dólar ayude a manejar los problemas económicos del país oriental, una divisa revalorizada no será suficiente frente a la creciente inflación, los altos precios de la vivienda y los abundantes créditos.

Y los estadounidenses no son los únicos que se quejan del yuan. El comisionado de comercio de la Unión Europea, Karel De Gucht, también se unió a las críticas contra una infravaluada moneda, aunque también cuestionó las intenciones de EU de impulsar las exportaciones.

Ya tendrán EU y China la oportunidad de encontrar un punto de acuerdo. Una reunión de ministros está programada para mayo en el marco del Diálogo Estratégico y Económico, además las autoridades estadounidenses intentan concertar para la primavera una visita del presidente chino Hu Jintao.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Entretanto, el Departamento Tesoro presentará un informe ante Congreso el 15 de abril sobre los países que intencionalmente están manipulando sus divisas. Si dictaminan que China está manteniendo bajo el valor del yuan para ganar una ventaja competitiva, impondrán sanciones.

Se cree que el Departamento del Tesoro retrasará el informe mediante algunas recomendaciones, para evitar mayores rispideces en la relación con China. Y es posible que el país asiático finalmente deje subir su moneda porque "tiene sentido para ellos desde el punto de vista político" sugiere Kenneth Lieberthal, director del John L. Thornton China Center del Instituto Brookings.

Ahora ve
Elmo, de Plaza Sésamo, visitó un campamento de refugiados en Jordania
No te pierdas
ç
×