Dónde (y dónde no) guardar tu dinero

Las reglas no han cambiado con la crisis: si se quieren grandes rendimientos, hay que tomar riesgos; si quieres invertir tu fondo de emergencia busca algo seguro como los certificados de depósito.
monedas-mundo-dinero-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Walter Updegrave

Si la gente toma la decisión de invertir su dinero en el mercado financiero global, y ve que su dinero no está generando ningún rendimiento, cree que tal vez es hora de moverlo a un lugar mejor, de preferencia un lugar seguro. Hay que tener especial cuidado si ese dinero es el que tienen reservado para emergencias, pues a nadie le gustaría verlo desaparecer.

Siempre que una tasa de interés cae cerca de los niveles que estamos viendo hoy, pueden asegurarse de que la gente se pondrá a buscar un rendimiento mayor sin querer sacrificar la seguridad, y también pueden tener por seguro que habrá muchas inversiones aparentemente seguras que atenderán esta necesidad.

Desafortunadamente los altos rendimientos no vienen sin riesgos altos. Ambos conceptos van de la mano, algo así como los políticos y el gasto.

Es lo que los inversionistas descubrieron cuando las inversiones como los valores preferenciales de tasas de remate y los fondos de préstamos bancarios (que se promovieron como alternativa a los fondos del mercado de dinero) hicieron implosión en 2008. Hay cosas que nunca cambian.

Hoy, con las tasas de interés en los fondos monetarios por debajo del 1%, y los rendimientos a corto plazo en los certificados de depósito no mucho más altos, los inversionistas hambrientos de ingresos siguen buscando rendimientos mayores, y muchos asesores y compañías financieras están igual de ansiosos por lograrlo.

Pero no se equivoquen, pues buscar un mayor rendimiento implica tomar más riesgos, y en ocasiones este puede ser el resultado de la forma en la que se diseñó la inversión. Tomen como ejemplo las notas convertibles reversas, que son valores con pagos sujetos al valor de una acción en particular. A principios de este año, estos valores (también conocidas como notas revertibles) andaban a la caza de tasas de 10% o más.  

Lo que algunos inversionistas atraídos por esta cifra no entienden es que si el precio de la acción subyacente cae, el rendimiento también, posiblemente ocasionando una pérdida. Por esta razón, la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera (FINRA por sus siglas en inglés) recientemente emitió una alerta a los inversionistas sobre los convertibles reversos.

En otros casos, el valor crediticio de la compañía que ofrece las inversiones con mayor rendimiento puede ser una preocupación. Por ejemplo, un anuncio publicitario que recientemente apareció en la sección de negocios del New York Times los apoda "depósitos con altas tasas de interés". La copia dice que "¡6% de rendimiento, en vez de 1.5% tiene sentido!".

Esa no fue la conclusión a la que yo llegué cuando, después de llamar al número en el anuncio, descubrí que no era un depósito bancario sino como un "cupón de valores". Hasta donde pude entender, eso significa que estás comprando débito sin asegurar que está emitido por una compañía sería (según el representante, "lleva en el negocio aproximadamente un año").

Mi confianza decaída se desmoronó aún más cuando descubrí que la persona que me aseguró por teléfono que tendría un rendimiento asegurado de 6%, había firmado en julio una orden de consentimiento con la Comisión de Intercambio de Valores y Futuros de Estados Unidos, vetándolo del negocio de los valores y exigiéndolo un pago de 10,000 dólares en restitución y una penalización de 30,000 dólares por haberle dicho "a los clientes que podían generar enormes ganancias comerciando en las opciones de valores sin advertir adecuadamente sobre el riesgo de pérdidas inherentes" en esa actividad.

La lección es que si buscan un mayor rendimiento, de una forma u otra están aceptando más riesgo. No hay forma de encontrar una inversión que ofrezca la misma seguridad de principales como los fondos monetarios, las cuentas en el mercado de dinero, las cuentas de ahorros y los certificados de depósito con rendimientos significativamente mayores que estos medios.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sí podrían mover parte del dinero a un fondo de bonos para intentar lograr un mayor rendimiento, pero el valor de su fondo se verá afectado si las tasas de interés crecen. Mientras más madurez tengan los fondos de bonos, y mientras más aumenten las tasas de interés, más duro será el golpe. 

Yo sugiero que si su dinero de emergencia es de 25,000 dólares, y quieren tener acceso inmediato a él sin poner en riesgo su principal, quédense con las inversiones seguras como los fondos monetarios de alta calidad, o los certificados de depósito a corto plazo y los depósitos bancarios asegurados por la Corporación Federal de Seguros de Depósito. Es cierto que están pagando rendimientos bajos por ahora, pero al menos pueden estar tranquilos sabiendo que su dinero estará ahí cuando lo necesiten, y ese es el punto de tener un fondo de emergencia, ¿o no?

Ahora ve
Los gadgets ideales para acompañarte en verano
No te pierdas
ç
×