La práctica hace al técnico

Estudiar una carrera técnica tiene sus ventajas. La industria automotriz es un claro ejemplo; aquí los reclutadores buscan a quienes tenga experiencia en el manejo de maquinaria especializada.
Técnico de Toyota  (Foto: CNN)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Omar Flores tiene 10 años de trabajar en el negocio de mantenimiento de automóviles. Para llegar a ese sector, en el que busca emprender su empresa, su principal aliado fue estudiar una carrera técnica en mecánica automotriz. La decisión y el sector elegido no suenan descabellados considerando que el mercado de refracciones en México equivale, aproximadamente, a 6,600 millones de dólares, según datos de la Asociación Nacional de Representantes, Importadores, y Distribuidores de Refacciones Automotrices.

De acuerdo con datos del Observatorio Laboral de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, un jefe o supervisor en esa industria percibe alrededor de 10,000 pesos mensuales, cifra que (de inicio) no sonaría tan atractiva, pero esta cantidad puede superar los 16,000 en opinión de Flores, quien asegura que la capacitación técnica es la base para tener un sueldo diferente y sobresalir en este tipo de industrias.

"Eso no significa que tener una licenciatura no sirve, sí lo es (...) pero en las carreras técnicas ves desde el inicio cómo resolver problemas muy prácticos. En lo laboral, al menos en automotriz, lo que vale es qué tan capacitado estás, por ejemplo, para manejar un turbocargador. Se oye muy técnico, pero saber hacerlo te marca la diferencia cuando pides un trabajo".

Según el estudio Cobertura de la Educación Superior en México. Tendencias, retos y perspectiva, las escuelas tecnológicas sólo trabajan a la mitad de su capacidad, tal vez porque las carreras técnicas son vistas como de poco prestigio social, por considerar que las universidades tienen un nivel superior, señala en un estudio el catedrático de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), Bonifacio Barba.

Tras la mina de oro

Entrarle a la formación técnica es una decisión que puedes desarrollar como estudiante o egresado. La meta es que busques integrarte a un programa de entrenamiento que, de preferencia, esté coordinado por una empresa especializada en la carrera que estés cursando.

"Para entender la parte práctica de una profesión, la que hará que te contraten, lo mejor es recibir el consejo de voz de quien trabaja diario en eso y conoce lo que hay en el mercado", comenta Omar Flores, que estudió en el Instituto Técnico de Servicio Automotriz de Jalisco.

En México son varias las organizaciones que trabajan bajo ese modelo, lo que (de paso) les permite reclutar talento. Por ejemplo, la empresa Delphi firmó un acuerdo con la escuela de mecánica automotriz, Centro Educativo Grupo Cedva, para crear un espacio de entrenamiento en el que se capacite a los alumnos en el tema de repuestos.

Aquí "(los estudiantes) podrán utilizar herramientas, equipo y tecnología propiedad de Delphi y otras marcas en sistemas de inyección diesel, control de motor, manejo de combustible, equipos de comprobación y diagnóstico, electrónica vehicular, entre otros", explicó el gerente de la Unidad de Negocios Diesel de la división del mercado de repuestos Delphi Product & Service Solutions, Edgar Cruz Becerra.

En el nuevo complejo se podrán utilizar los equipos de comprobación y diagnóstico más innovadores en materia automotriz. Se entrenará a profesores y a los técnicos a nivel ingeniería y bachillerato, "se trabajará a la par con los dos niveles", añade el entrevistado.

Actualmente hay una demanda muy fuerte de técnicos en el rubro automotriz. "Cuando un laboratorio (talleres que dan servicio) pierde a alguno de sus técnicos, normalmente es un poco difícil conseguir de manera rápida a otro laboratorista que pueda cubrir la vacante."

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El mercado requiere de técnicos con conocimientos más profundos de electrónica digital y manejo de escáner, "ya no son los (profesionistas) que conocíamos hace años, que llegaban a trabajar a un taller y solamente con la práctica iban aprendiendo. Ahora los sistemas están tan sofisticados que si un técnico no sabe cosas básicas de electrónica no va a poder absorber los conocimientos actuales de los sistemas" y no tendrá las mismas oportunidades laborales, explica el entrevistado.

En este centro de entrenamiento, la firma descifra esta profesión desde su ABC, pues trabaja cursos de inducción en los que se da teoría sobre motores, hasta materias en los que se opera en forma práctica con los equipos. Sus actividades también alcanzan a los egresados, "iremos buscando y capturando los talentos que ya salieron para instruirlos en un programa adicional de "semilleros" para capacitarlos sobre sistemas sofisticados en esta industria", añade Cruz Becerra.

Ahora ve
Aston Martin quiere llevar el lujo de sus autos al sector inmobiliario
No te pierdas
×