5 demandas laborales de los mexicanos

Un 82% piensa en cambiar de empleo a pesar de la situación económica, revela una encuesta; el 33% busca como principal prestación un seguro de gastos médicos, y el 49% un mejor salario.
empleo-demanda-labora-salario  (Foto: Jupiter Images)
Ivonne Vargas
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En febrero de este año, la tasa de desempleo en México registró una ligera baja a tasa mensual. Aunque haya una tendencia descendente, eso no debilita el deseo de querer encontrar otro trabajo; un 82% de los mexicanos tiene en mente migrar a otra opción laboral, según un estudio de la firma de contratación de personal Bumeran. ¿Por qué? Para Elodia Martínez, ejecutiva de cuenta en el departamento de Comunicación de una agencia privada, la respuesta está en el compromiso que demuestra la compañía.

"Si voy a trabajar una gran cantidad de horas porque la recesión laboral ha generado que los equipos sean más pequeños, prefiero estar en una organización donde, por lo menos, tenga una prestación. Dedicarle todo tu empeño a un lugar en el que te tienen de honorarios en la  tarde y temprano te llevará a pensar: ‘quiero estar en otro trabajo'", relata Elodia.

Y no es la única que piensa de esa manera, el 33% de los mexicanos considera ideal un empleo en el que reciba como primera prestación un seguro de gastos médicos, revela una encuesta del portal de empleo Trabajando.com. La petición no resulta nada descabellada si se piensa que padecimientos como la gastritis y el síndrome de intestino irritable son de las enfermedades laborales más comunes y el empleado, generalmente, debe solventar esos gastos de su bolsillo, comenta la  directora de la Unidad de Investigación en Salud en el Trabajo, del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Guadalupe Aguilar Madrid.

La encuesta, aplicada a más de 3,000 profesionistas por Internet, revela una radiografía de las prestaciones que los profesionistas tienen en su lista de prioridades para sentirse más a gusto en su empresa, entre éstas:

  • Un 31% indica que se sentiría a gusto si le brindarán financiamiento para estudios superiores, cursos o capacitaciones vinculados a su desempeño laboral.
  • Curiosamente, y en una escala menor, el 21% desearía recibir bonos en dinero.
  • Los apoyos adicionales como vales de comida o despensa obtuvieron el 14% de las preferencias.
  • Y cabe destacar que el 1% de los encuestados se muestra ‘abierto' a complementar su salario con entradas a espectáculos masivos, al cine o con descuentos en compras en diversos establecimientos.

Empezar por lo inmediato

Una empresa que quiere evitarse las pérdidas que implica capacitar una y otra vez a un profesionista saben que deben pensar en un plus que atraiga a la persona, aún cuando -de inicio- no lo pueda contratar con todas las prestaciones, indica la psicológica del trabajo privado, Elsa González.

En la actualidad, dice, no se puede competir sólo con sueldo, la situación económica que vive el país no lo permite pero, además, el dinero no es un indicador que garantice fidelidad. "Para estar o no en un trabajo al final pesan más factores como los apoyos en horarios que la mayoría de la gente busca para equilibrar su dinámica trabajo-vida personal".

Así lo confirma la encuesta aplicada por el portal laboral. Un 31% de los entrevistados dijo que las prestaciones mencionadas sirven para retener al personal, mientras el 21% considera que a través de éstas la empresa cumple los requerimientos de sus empleados y, finalmente, otorgar beneficios es visto para un 14% de los encuestados como una buena forma para atraer personal.

En opinión de la directora de Trabajando.com México, Margarita Chico, las empresas mexicanas están en un proceso de reducir sus prestaciones por la situación económica. Situación nada favorable en cuestión de productividad porque "los empleados buscan una estabilidad que más allá del sueldo, eso los hace estar satisfechos".

Una organización, explica, se puede volver atractiva y lograr la permanencia de los empleados si impulsa soluciones que le representen un beneficio al empleado y, las cuales, no representen un fuerte desembolso económico. Entre éstas:

1. La Ley Federal del Trabajo exige una jornada de máximo 8 horas y el descanso sobre 6 días de vacaciones. El empleador puede realizar modificaciones de horario si la persona presenta una necesidad específica, como horas disponibles para tomar un curso; o jornadas de medio tiempo para madres de familias.

2. Si por el momento no es posible un aumento salarial, puede haber una compensación económica, tipo bono, al cierre de año.

3. La organización puede buscar alianzas con instituciones que den capacitación en áreas como recursos humanos, innovación u otros temas, para becar a sus trabajadores en el rubro de capacitación.

4. Se puede fomentar el esquema de trabajo virtual para las plazas que no requieren estar todo el día en la oficina. Y para quienes tienen compromisos laborales fuera se puede pensar en un apoyo en pago de comidas o gasolina.

5. De manera esporádica pueden funcionar los premios vinculados a la incentiva del personal. Como obsequiar un curso o hasta una cena para quien brinde una idea de trabajo destacable.

"La mayoría de las personas que no cuentan con prestaciones, al menos las básicas,  terminan en un 80% de los casos por buscar otro empleo. Si son contratados por honorarios la rotación en ese tipo de vacantes es muy grande", añade Margarita Chico. 

¿Qué orilla a los mexicanos a cambiar de trabajo?

Mejor sueldo                                                   49.10%

Crecimiento en su carrera                           29.34%

Trabajar en lo que estudió                           9.64%

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mal clima laboral                                            6.89%

Cercanía trabajo-Hogar                                5.03%

Ahora ve
Zimbabwe vive horas de júbilo tras la histórica renuncia de Robert Mugabe
No te pierdas
×