Fitch, con panorama negativo para Grecia

La agencia dijo que mantendrá el panorama negativo para su calificación ‘BBB+’ del país; dijo que el acuerdo para una potencial ayuda a Grecia por parte de la UE no cambia su nota.
ATENAS (CNN) -

La agencia Fitch mantendrá el panorama "negativo" para su calificación "BBB+" de Grecia, ante la incertidumbre sobre sus planes de ajuste económico y fiscal, y pese al acuerdo de la semana pasada de los líderes de la Unión Europea para apoyar al país, dijo la firma.

La medida se conoce tras anuncios similares de las otras dos grandes agencias de calificación, Standard and Poor's y Moody's, que dijeron la semana pasada que sus notas y panoramas de Grecia permanecían sin cambios pese a la potencial ayuda de la UE.

"El comunicado (de la UE) fue positivo para el perfil de crédito de Grecia al mejorar sus opciones de financiamiento a corto plazo y su flexibilidad, y al mismo tiempo reafirma el respaldo de los estados miembros de la zona euro a una reforma económica y fiscal en Grecia", dijo Fitch en un comunicado.

"Sin embargo, el panorama de calificación sigue negativo debido a la continua incertidumbre sobre el ajuste fiscal y económico de mediano plazo, así como la continua falta de claridad sobvre la estrategia de financiamiento fiscal", añadió.

Los 16 países de la zona euro decidieron la semana pasada establecer un mecanismo de apoyo Europa-FMI como último recurso para solucionar los problemas de la endeudada Grecia, aunque el país sólo podrá solicitar la ayuda si no puede obtener financiamiento en el mercado y todos los países de la zona euro aprueban el rescate.

La agencia señaló que el comunicado europeo era significativo al aclarar la disposición de los países de la zona euro a actuar como prestamistas de último recurso para Grecia y de apoyar un programa del FMI si era necesario, pero no aclaraba el mecanismo de activación.

Grecia necesitará vender más deuda pública para refinanciar 20.000 millones de euros (26.820 millones de dólares) en deuda que vencen entre abril y mayo, así como para financiar su creciente déficit presupuestario, dijo Fitch.

"Aunque el comunicado es importante, este por sí sólo no reduce los riesgos asociados a la implementación de los programadas de consolidación fiscal de Grecia y la necesidad de que el Gobierno griego recaude fondos sustanciales en las próximas semanas y en el mediano plazo", afirmó Fitch.

Standard and Poor's califica la deuda griega en "BBB+", mientras que Moody's le otorga un "A2" en su escala. Ambas calificadoras tienen un panorama negativo.

El FMI, taciturno

El jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha estado callado desde que se le asignó un rol subordinado en cualquier rescate, dijo el lunes que no había una señal inmediata de que Grecia necesite ayuda.

El notable silencio de Washington desde que los europeos acordaron buscar su implicación ha llevado a especulaciones de que el FMI o no sabe qué papel se supone que desempeñará o no le gusta que se prevea que aporte fondos pero no establezca la política.

Consultado por si el FMI sabía cuál sería su rol, el director gerente Dominique Strauss-Kahn dijo "sin duda" y agregó: "Nosotros siempre estamos en perfecta armonía con la UE".

"Nos vamos a mover y vamos a hablar sólo cuando Grecia nos lo pida", dijo a Reuters.

El jefe del FMI explicó que la crisis de déficit y deuda de Grecia había expuesto las debilidades de la zona de la moneda única, mostrando que el liderazgo económico en la UE no era suficientemente fuerte y que era necesaria de manera urgente una mejor coordinación.

De acuerdo a un compromiso alcanzado por Alemania y Francia el jueves, Grecia recibiría ayuda si no fuera capaz de recurrir a los mercados y haría falta una decisión unánime de la zona euro para llevar a cabo el rescate.

Los estados de la zona euro aportarían la mayor parte de los prestamos bilaterales coordinados, algunos dijeron que dos tercios bajo las estrictas condiciones propuestas por la Comisión Europea y el Banco Central Europeo, mientras que el FMI aportaría el resto.

No obstante, los detalles clave continúan en elaboración, como el costo de los préstamos de emergencia, qué papel desempeñaría el FMI y qué sucedería con sus propias condiciones normales.

Funcionarios griegos han dicho que si Atenas pide prestado los 53,000 millones de euros que requiere este año a las actuales tasas de mercado, tendría un costo extra de al menos 500 millones de euros al año en cargos por servicios de deuda.

Eso haría aún más difícil para el Gobierno alcanzar este año el recorte prometido de cuatro puntos porcentuales en el déficit fiscal, a un 8.7% del Producto Interno Bruto, y lograr rebajarlo a menos del límite de la UE de un 3% del PIB a fines del 2012.

"Más allá del 2010, nuestros economistas están preocupados de que Grecia mantenga una trayectoria de deuda sostenible", comentó Ciaran O'Hagan, estratega de bonos de Societe Generale en París.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Los costos de servicio de deuda seguirán subiendo a menos que los rendimientos caigan significativamente. Al menos, esto sugiere que la actual meta de reducir el déficit al 3% en tres años no es realista. Por lo tanto, enfrentaremos las preocupaciones de hoy el próximo año y el siguiente", añadió.

La revista The Economist calculó que Grecia no alcanzaría su meta de déficit hasta el 2014, en momentos en que su ratio deuda/PIB superaría el 150%, comparado con el 110% en el 2009.

Ahora ve
‘La Chilindrina’ promociona la segunda temporada de Stranger Things
No te pierdas
×