Los mercados dudan del rescate griego

El mal desempeño de los bonos del país en el mercado puede orillarla a tomar el rescate de la UE; Grecia debe cumplir sus necesidades de financiamiento por 54,000 mde este año.
George Papandreou grecia crisis  (Foto: CNN)
LONDRES (CNN) -

La escasa demanda externa y la alta prima de riesgo sobre los bonos del Gobierno griego han alimentado el temor de que los mercados puedan frustrar los intentos de Grecia por cumplir con sus necesidades de financiamiento de este año, por 54,000 millones de euros.

Esta situación eleva la perspectiva de que Grecia deba probar la generosidad de los gobiernos europeos y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se comprometieron el mes pasado a ayudar al país si tenía problemas al recurrir a los inversionistas en busca de fondos.

"El desempeño de las recientes ventas de deuda griega ha sido pobre, y el rendimiento absoluto ha sido tan alto, que el uso del paquete de rescate podría ser más aceptable que llevar a cabo otra ronda de medidas domésticas de austeridad para superar la espiral de los pagos de cupones", dijo David Schnautz, analista de bonos de Commerzbank en Fráncfort.

Grecia ha realizado tres colocaciones de bonos sindicados por un total de 18,000 millones de euros en lo que va del año, la última el lunes pasado. Pero los tres papeles han tenido un desempeño mediocre en el mercado secundario desde su lanzamiento.

Las medidas de austeridad fiscal del Gobierno griego, la promesa sin precedentes de los gobiernos europeos de una red de seguridad financiera y la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de extender las relajadas normas de colaterales a sus operaciones en el mercado monetario no han logrado producir una caída significativa en los elevados costos de la deuda helénica.

El diferencial del rendimiento de los bonos griegos a 10 años respecto a los papeles de referencia alemanes era de 352 puntos básicos este jueves, por debajo del récord de 405 puntos alcanzado en enero, pero por encima de los 307 puntos previos a la venta del lunes y más del doble del diferencial de otros países de la zona euro.

Demanda externa

Otra mala señal es una caída en el total de ofertas y el ratio de la demanda externa en cada colocación de bonos, una tendencia que no puede sostenerse indefinidamente, dada la debilidad de la economía griega.

Los inversionistas extranjeros representaron el 80% de las compras del primer bono en enero, el 77% del segundo y un 57% del tercero.

Una sorpresiva venta de deuda a 12 años mediante una subasta no calendarizada el martes pasado recaudó sólo 390 millones de euros, aunque Grecia había dicho que apuntaba a obtener hasta 1,000 millones de euros, por lo que el resultado también fue visto como decepcionante por el mercado.

La semana pasada, el banco estatal alemán KfW descartó participar en próximas emisiones griegas.

"Todo apunta a la erosión en la base inversionista. Para peor, el desempeño del mercado secundario de los tres bonos sindicados de este año debiera hacer que los inversionistas lo piensen dos veces antes de exponerse en bonos griegos en la próxima ronda de colocaciones", comentó Schnautz.

Para los inversionistas, otra preocupación es la recesión griega, que hará más difícil cumplir con las metas fiscales, y que probablemente se prolongue por las medidas de austeridad. El índice de gerentes de compra de manufacturas Markit de marzo sugirió que la recesión estaba empeorando.

A los inversores les preocupa también la fortaleza de la red de seguridad financiera. Enfurecido por la indisciplina fiscal griega, Alemania postergó el acuerdo de ayuda por semanas, lo que reabrió la pregunta de si el Gobierno alemán puede vetar el uso de esta red. Y el FMI no ha sido claro en cómo va a manejar el proceso políticamente sensible de cooperar con la Unión Europea.

Una tercera fuente de preocupación es si Grecia tiene la estrategia correcta de ventas para colocar su deuda en el mercado.

Estrategia

Debido a los riesgos de largo plazo de poseer deuda griega, gran parte del mercado preferiría papeles de menor plazo.

En un programa de endeudamiento de comienzos de año, el Ministerio de Finanzas helénico definió cada papel que pretendía emitir: dijo que colocaría 40,000 millones de euros mediante papeles de tres, cinco y 10 años.

El resto de los 54,000 millones de euros que requiere se alcanzaría con notas del Tesoro y deuda en moneda extranjera.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero el nuevo jefe de la Agencia de Administración de Deuda Pública Griega, Petros Christodoulou, sólo ha cumplido parte de esas expectativas. Grecia ha emitido este año bonos con vencimientos de entre cinco y 12 años, pero no a tres años.

"Tengo que asumir que hay una estrategia aquí, de otro modo la alternativa de los siete años vendida el lunes no tiene sentido, ya que no era eso lo que quería el mercado", dijo un operador de Londres.

Ahora ve
Polémica por información no verificada del pago a Gal Gadot en ‘Wonder Woman’
No te pierdas
ç
×